Deporte y obesidad

Cuando una persona obesa o con sobrepeso decide iniciar un tratamiento para adelgazar que incluye una dieta y la práctica habitual de ejercicio, no está en condiciones de realizar cualquier tipo de actividad deportiva, especialmente si no lo han hecho hasta ese momento. Los músculos no tendrán la suficiente flexibilidad, las articulaciones no están acostumbradas a la sobrecarga que implica la actividad física y la resistencia es muy limitada.

Todo ello indica la necesidad de consultar con un especialista, que le ayudará a definir un plan progresivo de actividad física atendiendo a sus características y situación física. No basta con hacer ejercicio un día a la semana y si éste es de mucha intensidad o de impacto incluso puede suponer un riesgo. El ejercicio debe ocupar entre 150 y 300 minutos semanales repartidos en tres o cinco días.     

deporte y obesidad

En cualquier caso, a la hora de elegir qué tipo de ejercicio se dese realizar hay que centrarse en primer lugar en aquellos deportes que no sean de contacto y que supongan un fuerte impacto sobre las articulaciones. Hay que evitar el riesgo de sufrir lesiones y traumatismos.

En esta línea se encuadran actividades físicas individuales, como la natación, el ciclismo o el spinning, el senderismo, las pesas, o diferentes disciplinas de gimnasia (pilates, aerobic, etc.), el baile y otros similares. Entre los que se deben evitar figuran correr, fútbol, tenis, baloncesto, pádel, squash y otros similares. Estos últimos tienen un componente excesivo de cambios bruscos de dirección, lo que resulta algo peligroso para unos tobillos y rodillas que no están preparados para ello.

No es menos importante a la hora de elegir el tipo de ejercicio que se va a practicar tener en cuenta los gustos personales, ya que ello será una motivación añadida y ofrecerá una mayor satisfacción personal.

Cuando se hay perdido peso y se haya mejorado la condición física, la resistencia al esfuerzo y el tono y la fuerza muscular será el momento de platearse ir un poco más allá y probar otros deportes de mayor intensidad para mantenerse en forma.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.