Consejos para adelgazar tras el verano

Es normal ganar algún kilo durante las vacaciones del verano. Los aperitivos, las comidas y cenas en restaurantes, las siestas, la diversión, los helados, …  todo contribuye a ello y hace que la vuelta a casa y el trabajo se reedite la operación bikini, previa a las vacaciones.

Perder esos kilos se convierte en una prioridad para muchas personas. Pero una cosa es perderlos, lo que puede resultar más o menos sencillo, y otra muy diferente mantenerse sin recuperarlos. He aquí algunos consejos para perder de forma adecuada esos kilos de más acumulados durante el verano:
  

  • No adelgazar más de 0.5-1 kg por semana: así se garantiza una pérdida de peso paulatina y saludable, evitando que se realice a costa de la masa muscular.
  • No a las dietas rápidas: muchas de ellas presentan riesgos para la salud y al finalizar lo más probables es se recupere el peso perdido e incluso más (efecto yoyó). Además, con ellas se pierde mucha masa muscular.
  • No pasar hambre: igual que en el caso anterior, es aconsejable evitar las dietas muy restrictivas, que además tienen un índice fracaso muy elevado.
adelgazar tras el verano
  • Hacer ejercicio: uno de los secretos es mantener el equilibrio entre lo que se ingiere y el gasto energético. El ejercicio contribuirá a quemar el exceso de calorías y, por tanto, a perder peso poco a poco, manteniendo la masa muscular.
  • Cocinar con técnicas más saludables: es mejor comer platos poco elaborados y cocinarlos de la forma más saludable posible: al vapor, a la plancha o al horno.
  • Realizar 4-5 comidas al día: esto permitirá empezar a cambiar los hábitos de vida que luego ayudarán a mantener el peso.
  • Desayunar correctamente: se ha demostrado que el sobrepeso tiene una mayor prevalencia entre las personas que no desayunan o lo hacen de forma insuficiente.
  • Beber de 1,5 a 2 litros de líquidos al día.
  • Planificar los menús: esto permite distribuir los alimentos del día de forma equilibrada y también evita la improvisación, que lleva con facilidad a la inclusión de precocinados o alimentos inadecuados (grasas, azúcares, etc.)
       

Todo ello, además de permitirnos perder los kilos sobrantes, favorecerá la adquisición de hábitos de vida saludables que permitan mantener en el margen de índice de masa corporal (IMC) adecuado, es decir entre 20 y 25 (el cálculo del IMC se realiza dividiendo el peso por el cuadrado de la altura). A partir de ahora una dieta equilibrada, realizar 4 ó 5 comidas al día y realizar entre media y una hora de ejercicio será suficiente para mantener el peso.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.