Tratamiento de la diabetes mellitus o de tipo 2

Por tratarse de una enfermedad crónica, la diabetes mellitus o de tipo 2 no es un trastorno que se pueda curar, pero sí controlar; y cuánto antes se detecte mayores serás las posibilidades de lograrlo y de que no se produzcan complicaciones graves a medio y largo plazo.

Hay que tener muy en cuenta que cuando se detecta en su fase inicial los niveles de glucosa en sangre pueden llegar a controlarse fácilmente sin medicamentos, mediante la adopción de determinados hábitos de vida, tales como un plan de alimentación equilibrado que permita eliminar el exceso de peso, la práctica regular de ejercicio físico y el abandono del tabaco si se es fumador. Sólo si de este modo no se logra el objetivo de normalizar la presencia de azúcares en la sangre habrá que adoptar medidas farmacológicas.

En la actualidad se dispone de numerosos fármacos (antidiabéticos orales) que permiten mantener controlada la diabetes mellitus, bien utilizando uno de ellos o combinándolos. Uno de los últimos que se han aprobado, la metmorfina, ayuda incluso a reducir el sobrepeso. Pero, en cualquier caso, hay dos factores que son esenciales para mantener a raya la diabetes tipo 2. El primero de ellos es el estricto cumplimiento del tratamiento prescrito por el médico.

tratamiento de la diabetes mellitus o de tipo 2

El otro, medirse diariamente y a la misma hora los niveles de glucosa en sangre, con el fin de detectar su elevación. En este caso habrá que consultar con el médico para ajustar o modificar el tratamiento. La importancia de ello estriba en el hecho de que los antidiabéticos orales pueden dejar de surtir efecto y llegarse a una situación en la que el páncreas no podrá producir más insulina, por lo que habrá que aportarla de forma exógena (con inyecciones o bombas de insulina) y en este punto el riesgo de complicaciones graves es mucho más elevado.

Cirugía para el tratamiento de la diabetes mellitus

Una reciente novedad en el tratamiento de la diabetes mellitus es que se ha llegado a comprender aún mejor los mecanismos que la desencadenan y en los que el intestino delgado parece desempeñar un papel importante.

Esto ha llevado a los expertos a plantear la cirugía bariátrica mediante la realización de un bypass gástrico –evitando el tránsito de los alimentos por el yeyuno y el duodeno al realizar la inserción del bypass por debajo el intestino delgado–como una opción de tratamiento para este tipo de diabetes que, a la vista de los estudios realizados en pacientes diabéticos a los que se ha practicado este tipo de intervención, parece resultar muy eficaz.

Y es que se ha podido controlar la presencia de glucosa en sangre sin necesidad de medicamentos en un 37,5% de los pacientes tratados con antidiabéticos orales y en más del 90% de los que requerían la administración de insulina.


     

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.