Metatarsalgia

metatarsalgia lesiones

Descripción

La metatarsalgia consiste en una afección dolorosa del metatarso, la región del antepié situada entre el tarso y las falanges de los pies. El metatarso está constituido por los huesos metatarsianos y es uno de los puntos del pie sobre los que se apoya el peso del cuerpo al caminar o correr, coincidiendo con la flexión dorsal del mismo. La metatarsalgia se produce cuando esta región sufre lesiones o malformaciones que acaban generando un apoyo excesivo con el movimiento. El afectado comienza a sufrir dolor al realizar esfuerzos o ejercicio intenso, que inicialmente desaparece al entrar en reposo. Sin embargo, el dolor se va reproduciendo cada vez más tempranamente y con mayor intensidad, hasta el punto en el que el afectado puede sentir dolor sólo al caminar o incluso sin tener que apoyar el pie.

Causas

En el caso de los deportistas, la metatarsalgia se produce porque al correr entran en la posición de despegue, elevándose sobre los dedos. Así, ejercen una presión sobre la cabeza de los metatarsianos, especialmente sobre los dos primeros, que puede llegar a ser excesiva por intensidad y frecuencia. Para aliviar la metatarsalgia, el deportista debe evitar las carreras bruscas y usar un calzado apropiado para absorber los impactos. Tras la consolidación del metatarso, las carreras que realice deberán ser sobre hierba u otras superficies blandas.

Tratamiento Profesional

El tratamiento suele ser conservador y poco agresivo, aunque en ocasiones pueden ser necesarias infiltraciones locales con corticoides. Se deberá reducir la sobrecarga del antepié usando calzado ancho sin tacón, evitar el sobrepeso y, con frecuencia, utilizar una plantilla con apoyo retrocapital que reduzca la presión que se ejerce sobre la cabeza de los metatarsianos. La inmovilización por escayola puede ser prescrita para ayudar a la consolidación del metatarso, y en ningún caso superará las dos semanas. La consolidación del metatarso suele llevar de tres a trece semanas, aunque este periodo puede ser superior en pacientes ancianos o debilitados. En casos extremos puede requerir una intervención quirúrgica, con osteotomía para acortar el metatarsiano que provoca el hiperapoyo y la afección dolorosa.


Información supervisada por el Dr. Manuel Vilches, Director Médico de Corporate de Sanitas.

Prevención

El mejor sistema para prevenir la metatarsalgia consiste en usar un calzado apropiado que no oprima el pie y cuya suela absorba bien los impactos. A la hora de caminar, correr o realizar esfuerzos, deberá evitarse forzar la presión sobre el antepié. Las personas que sufren la malformación del metatarso conocida como pie cavo, osteoporosis, sobrepeso, o las que usan zapatos de tacón con frecuencia son especialmente sensibles a esta afección (se genera una alteración en la distribución del peso corporal sobre el pie, aumentando la proporción del mismo que debe soportar el antepié y, por ende, los metatarsianos).

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.