La circuncisión antes, durante y después

Preparación para una circuncisión
Su cirujano le explicará cómo prepararse para el procedimiento quirúrgico de la circuncisión:

  • En los bebés normalmente se utiliza anestesia local, bien como inyección o como gel, que bloquean completamente el dolor del área prepucial. El bebé se mantendrá despierto.
  • Para niños más mayores y adultos, la circuncisión puede realizarse también bajo anestesia general.  

Para aclarar las dudas y entender los riesgos, beneficios y alternativas al procedimiento, deberá hablar con su cirujano y en su caso, firmar el correspondiente consentimiento informado.

Los chicos más mayores pueden firmar su propio consentimiento, siempre y cuando ellos entiendan lo que se les explica, de otra manera, pedirán a sus padres el consentimiento. Algunos muchachos pueden decir que ellos no quieren ser circuncidados. Si esto ocurre, el cirujano tendrá en cuenta sus deseos. En caso de circuncisión no terapéutica en niños, ambos padres deben dar el consentimiento.

Qué ocurre durante la circuncisión
La operación normalmente dura alrededor de 20 o 30 minutos. Su cirujano le quitará el prepucio usando instrumentos quirúgicos. Los bordes de la piel se cerrarán usando puntos reabsorbibles y/o pegamento quirúrgico especial. Normalmente el pene se protege con un vendaje a base de parafina y otras sustancias cicatrizantes que por lo general se retira a las 48 horas.

Qué esperar después de la circuncisión
La recuperación dependerá del tipo de anestesia utilizada:  

  • Anestesia local: puede tardar varias horas antes de recobrar la sensibilidad total del pene. Tenga especial cuidado de no golpearse el área intervenida.
  • Anestesia general: necesitará descansar hasta que los efectos de los anestésicos hayan pasado.  
      

Habitualmente se necesitan analgésicos para aliviar el dolor posterior a la intervención en ambos casos.

Antes de que le den el alta clínica, la enfermera o el propio cirujano le darán consejos sobre los cuidados a seguir para la curación de sus heridas. Además le darán una fecha para una visita de seguimiento y control.

Cuidados tras la circuncisión
Normalmente se tarda unas dos semanas para la completa recuperación de la circuncisión, aunque varía entre las personas, por tanto es importante seguir el consejo de su cirujano. Suele ser cómodo llevar la ropa holgada hasta que el dolor y las molestias cesen.

Si usted necesita aliviar el dolor, puede tomar analgésicos sin receta médica como el paracetamol o el ibuprofeno. Siga las instrucciones del folleto informativo:   

  • Es importante mantener la cabeza o glande de su pene limpia.
  • Lave con cuidado la herida la primera semana después del procedimiento.
  • El tiempo que tarden sus puntos reabsorbibles en desaparecer dependerá del tipo que sean. Sin embargo, para este procedimiento, por lo general deberían desaparecer en aproximadamente 14 días, aunque es variable.
  • Póngase en contacto con su médico de cabecera o con el hospital si la herida sangra o comienza a supurar un fluido de color amarillento o blanquecino.
  • Las erecciones pueden ser dolorosas durante un tiempo después de la operación, por lo que se debería ser prudentemente restrictivo en la actividad sexual durante de cuatro a seis semanas después de la circuncisión.   

Efectos secundarios de la circuncisión
Los efectos secundarios comunes de una circuncisión incluyen dolor, magulladuras e hinchazón de la piel alrededor de su pene, lo cual puede durar hasta una semana después del procedimiento.

Complicaciones de la circuncisión
Las complicaciones pueden aparecer durante o después de la operación. Las más comunes son:  

  • Reacción inesperada a la anestesia.
  • Sangrado excesivo o infección. El sangrado normalmente se soluciona haciendo presión. En muy raras ocasiones , es preciso usar el calor (la diatermia) o agujas finas para sellar los vasos sanguíneos sangrantes.  

Las complicaciones específicas de la circuncisión suelen ser raras, aunque entre ellas pueden pero pueden incluirse:  

  • Retracción excesiva o limitada del prepucio.
  • La dificultad para el paso de la orina.
  • La formación anormal del tejido de la cicatriz (puede corregir esto con cirugía posterior).
  • Lesiones de la uretra (el conducto que lleva la orina desde la vejiga hasta el pene).
  • Lesiones en la parte final del pene.
  • Formación de una úlcera en la parte terminal final de su pene.
        

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados