902 500 628

SANITAS

Servicios de Reproducción Asistida

Seas o no seas de Sanitas

Mejora tu calidad de vida

Reproduccion Asistida

¿Por qué elegir nuestros servicios de Reproducción Asistida?

Seas o no de Sanitas tendrás todos estos beneficios.

¿En qué consisten nuestros Servicios de Reproducción Asistida?

El Servicio de Reproducción Asistida de Sanitas se configura para dar solución a aquellas parejas que desean ser padres pero tienen dificultades para lograr un embarazo.

¿Qué es la Reproducción Asistida?

Somos el resultado de un espermatozoide y de un óvulo que se encontraron. De todos los espermatozoides que viajan en un proceso de reproducción natural, solo uno consigue llegar al óvulo y fecundarlo. Pero este encuentro es más difícil de lo que parece en muchas ocasiones y aquí es donde entra en juego la reproducción asistida.

Se cree falsamente que con la medicina actual todo es posible y no es verdad. A partir de los 33-35 años, la fertilidad empieza a descender debido a que la calidad y cantidad de ovocitos decae de forma drástica. La tasa de embarazo natural para las mujeres mayores de 40 años es del 5% y además aumenta el riesgo de abortos espontáneos y alteraciones genéticas en el feto.

Muchas mujeres creen que cuando tienen 35-40 años es el momento ideal para formar una familia debido a su estabilidad económica y su situación profesional y social, pero la biología va independiente y el ovario sigue un camino diferente.

El momento ideal para tener hijos se considera que está entorno a los 25-30 años.

Actualmente, el porcentaje de parejas que tienen problemas para tener un hijo de forma natural ronda el 15%. Estos problemas de fertilidad, en parte, se pueden solucionar con las técnicas de reproducción asistida, entre las que se encuentran la inseminación artificial, la fecundación in vitro y la donación de óvulos.

Una vez se consigue un embarazo por reproducción asistida, el embarazo debe llevarse de la misma manera que un embarazo que se consigue de forma natural, ya que el proceso es el mismo. Cuando se ha implantado el embrión o los embriones, su desarrollo es similar al de los embriones concebidos de forma natural. Debes seguir las mismas recomendaciones y hacerte las mismas pruebas que una gestación natural.

¿Cuándo recurrir a la Reproducción Asistida?

Las mujeres menores de 35 años sin problemas con la regla y con relaciones sexuales habituales sin protección, deberían quedarse embarazadas en un año. Si no es así, lo mejor es consultar al ginecólogo.

Son muchas las situaciones de las parejas que no consiguen quedarse embarazadas y los casos que pueden darse. Antes de tomar decisiones erróneas o precipitadas es necesario conocer bien cada proceso en cuestiones de infertilidad y actuar de forma consecuente y de la mano de los profesionales en reproducción asistida.

Se recomienda siempre hacer un estudio de fertilidad a las mujeres mayores de 35 años o que no tengan los ciclos menstruales regulares, cuando lleven más de seis meses intentado quedarse embarazadas y no lo consigan. En el caso del hombre los datos son menos exactos, pero se sabe que a partir de la década de los 40 años empieza a bajar de forma notable su fertilidad.

¿Qué tratamiento de reproducción asistida es el menos invasivo?

Cada tratamiento de reproducción asistida tiene sus indicaciones y junto con el equipo médico hay que elegir el tratamiento más adecuado en función de las características y el estado de la paciente.

Inseminación Artificial: es una técnica de reproducción asistida relativamente sencilla. Los espermatozoides previamente preparados en el laboratorio, se colocan en la cavidad uterina mediante un dispositivo especial guiados por ecografía en el momento cercano a la ovulación.

Aunque se puede realizar en un ciclo natural, hay mayor probabilidad de embarazo si se realiza en un ciclo de tratamiento con hormonas. La eficacia de esta técnica también es mayor en mujeres de menor edad, por eso, en términos generales se desaconseja en mayores de 35-37 años.

Fecundación In Vitro: es un procedimiento terapéutico de reproducción asistida en el cual la fecundación se lleva a cabo en el laboratorio en vez de en las trompas de Falopio. Posteriormente los embriones obtenidos se implantan en el útero de la paciente.

La inseminación de los ovocitos puede llevarse a cabo mediante técnica de FIV convencional o mediante inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI), que consiste en la selección de un espermatozoide de gran calidad que se introduce directamente en el óvulo mediante una microinyección para facilitar la fecundación. Consta de cinco fases principales: estimulación ovárica controlada, extracción y fecundación de ovocitos, cultivo y selección de embriones y transferencia embrionaria.

Ovodonación: cuando las técnicas antes mencionadas han fallado, bien sea por poco número de óvulos o mala calidad ovocitaria o embrionaria debido generalmente a edad materna avanzada, o en pacientes portadoras de una alteración genética o cromosómica no susceptible de DGP, contamos con la ovodonación como técnica alternativa.

Los óvulos se extraen de los ovarios de la mujer mediante la punción de los folículos. Esta intervención se controla mediante ecografía y se suele realizar bajo anestesia. A continuación se preparan y clasifican en el laboratorio los óvulos y se fecundan con el semen de la pareja o con un banco si está indicado, posteriormente se transfieren los embriones al útero de la mujer receptora, con tasas de gestación que pueden llegar hasta el 95%.

Técnicas Complementarias a los tratamientos de Reproducción Asistida

Existen técnicas complementarias a los tratamientos de Reproducción Asistida que mejoran la probabilidad de éxito de embarazo. Algunas de las técnicas más importantes son:

  • Tecnología Time Lapse (Embryoscope): consiste en el sistema de cultivo para embriones que permite mantener las condiciones más adecuadas y cercanas a las del cuerpo de la mujer. Los embriones que se encuentran en este sistema son observados 24 horas al día a diferencia de una incubadora convencional donde habitualmente se observa cada embrión en una única ocasión cada 24 horas. Esta metodología nos permite obtener una gran cantidad de información del desarrollo de los embriones e incrementar la probabilidad de gestación, ya que permite seleccionar los embriones a implantar en función de su desarrollo.
  • Hatching asistido: ayuda a la implantación del embrión en el útero y a conseguir el embarazo. Consiste en abrir un pequeño orificio en la “cubierta” que rodea al embrión para favorecer así su salida y posterior implantación en el útero de la mujer.
  • Cultivo largo de embriones: consiste en el cultivo de los embriones durante un periodo de tiempo de 5-6 días, hasta alcanzar el estado de blastocisto. En este tiempo se comienza a producir un proceso de diferenciación celular, por un lado una masa celular interna, que dará lugar al feto, y una capa celular externa que originará la placenta. Al tratarse de un cultivo mucho más largo, obtendremos mucha más información de los embriones, seguiremos su evolución durante un periodo de tiempo más prologado, y seremos capaces de seleccionar de esta forma los mejores.
  • IMSI: técnica altamente sofisticada de selección espermática gracias a la utilización de un microscopio especial cinco veces más potente que los utilizados habitualmente. Permite examinar con gran detalle los espermatozoides y seleccionar aquellos con menos alteraciones.
  • Diagnóstico Genético Preimplantacional (DGP): estudio genético de los embriones para seleccionar y transferir aquellos sin anomalías. De esta manera se aumenta la probabilidad de éxito de embarazo y disminuye el riesgo de aborto espontáneo.

Estas técnicas favorecen el proceso de Reproducción Asistida y reducen el índice de interrupción de embarazo.
 

Con el Servicio de Reproducción Asistida de Sanitas:

  • Primera consulta de valoración gratuita y sin compromiso.
  • Incrementa la posibilidad de quedarte embarazada.
  • Disminuye el riesgo de enfermedades congénitas.
  • Toda la profesionalidad y discreción que necesitas.
  • Recibe atención integral y personalizada por parte de un equipo multidisciplinar.
  • Accede a las técnicas más avanzadas de gran precisión y seguridad.
  • La última tecnología.
  • Equipos profesionales de gran prestigio y contrastada experiencia.

Servicios de Salud

Otros servicios que te pueden interesar

Infórmate sin compromiso

Llámanos al 902 500 628 o déjanos tus datos

Consulta la información de privacidad.

Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).

Horario de atención al cliente: L-V 8:00 a 19:30h

En breve nos pondremos en contacto contigo.

*Servicio ofrecido por SANITAS S.L. DE DIVERSIFICACIÓN (Sociedad Unipersonal) compañía perteneciente al Grupo Sanitas. Este servicio no está cubierto con carácter general por ninguno de los productos aseguradores comercializados por Sanitas S.A. de Seguros, con excepción de aquellas pólizas donde se haya acordado expresamente su inclusión dentro de la cobertura asegurada. Consultar precios y disponibilidad del servicio en cada provincia, así como centros adheridos que disponen de primera consulta gratuita.