Clínicas Dentales
Para todos, seas o no de Sanitas
Odontopediatría

Clínicas Dentales para todos, seas o no de Sanitas

Odontopediatría

La Odontopediatría es la rama de la Odontología encargada de tratar a los niños. El odontopediatra es el dentista encargado de explorar y tratar a niños y adolescentes.

Cita online

Tipos de Tratamiento de Odontopediatría

 

El odontopediatra es el odontólogo que se ocupa de tratar a los niños, incluso a los bebés. Se trata de una especialidad muy relacionada con la ortodoncia, ya que una de las funciones más importantes de un dentista infantil es la de detectar posibles anomalías de los maxilares o de la posición de los dientes en los niños para, en caso necesario, dirigirlo al ortodoncista especialista en ortodoncia infantil.

No obstante, un odontopediatra también realiza tratamientos restauradores y resuelve problemas que puedan surgir con la primera dentición. Hay que tener en cuenta que un tratamiento inadecuado de un problema en los dientes de leche, puede luego repercutir en los dientes definitivos, generando problemas más serios.

La primera visita al dentista infantil

En la actualidad se recomienda que la primera visita al odontopediatra se realice cuando el niño cumpla un año y no a los tres, como hace tiempo se sugería por ser este el momento en que ya habían salido los primeros 20 dientes. El motivo es que hay muchos problemas relacionados con la primera dentición que pueden darse a edades muy tempranas, desde la ausencia de dientes, alteraciones de su crecimiento o en el de los maxilares, dientes supernumerarios, etc.

También son numerosas las posibles patologías relacionadas con los cambios de dentición y, además, la visita regular al dentista infantil permite desarrollar de forma eficaz una importante función educativa relativa a la higiene oral.

De qué se ocupa un dentista infantil

En contra de lo que se pueda pensar son muchos los problemas relacionados con la dentición que pueden surgir durante la infancia, algunos de ellos de origen congénito:

  • Caries. Cada vez son más frecuentes los niños que presentan caries en la edad preescolar. Incluso existe la denominación de caries del biberón. Pero en cualquier caso, además de tratarlas adecuadamente y evitar sus posibles complicaciones, es muy importante también la adopción de medidas preventivas para evitarla, incluyendo la identificación de factores que puedan favorecer su aparición, sellado de fisuras o la educación en relación a la nutrición y la higiene dental.
  • Traumatismos. Es muy habitual que un niño sufra la rotura o pérdida completa de algún diente por una caída o un golpe, lo que implica la eventual restauración o, si se han dado las condiciones adecuadas, la reimplantación del diente.
  • Alteraciones en la posición de los dientes y maloclusiones. El odontepediatra explorará los dientes y los maxilares del niño para detectar posibles alteraciones de la mordida que impliquen la necesidad de un tratamiento ortodóncico, en cuyo caso lo derivará al ortodonciasta. Y esto es especialmente importante cuando, independientemente de la causa, se produce la pérdida prematura de algún diente temporal, lo que requerirá el uso de mantenedores de espacio con el fin de que los otros dientes no ocupen el espacio del que se ha perdido.
  • Anquilosis de la pieza temporal. Un diente puede volverse negro por un traumatismo sufrido anteriormente y que provoca la necrosis de la pulpa, dificultando que el diente definitivo pueda erupcionar.
  • Alteraciones congénitas. Pueden afectar al número, tamaño y forma de los dientes, de tal manera que no salga la primera dentición (anodoncia), que en su  momento no salgan los dientes definitivos (ablastodoncia), que haya más dientes de los debidos, o que su tamaño sea superior o inferior al normal.

Por último hay que destacar también el hecho de que existen una serie de enfermedades pediátricas de carácter sistémico que pueden favorecer el desarrollo de problemas dentales, por lo que en estos casos el papel del odontopediatra es fundamental.

Odontopediatría para niños especiales

El odontopediatra es el profesional preparado para tratar con niños, utilizando técnicas más efectivas para que la experiencia sea agradable. Algunos niños con discapacidad física, mental o sensorial necesitan de un profesional que esté especializado en su problemática con conocimientos de:

  • Técnicas psicológicas: una conversación adaptada a sus necesidades (la forma de hablar, recursos como imágenes o muñecos para facilitar el entendimiento, juegos para hacerles entender la situación y no sientan pánico, etc.).
  • Técnicas para que el niño esté más relajado: técnicas de relajación para que el niño no se sienta intimidado en una situación que no controla, así como explorar todos las herramientas que están en la consulta para que el niño no se asuste.
  • Recursos y herramientas necesarias para enfrentarse a situaciones inesperadas: un niño que está asustado y no comprende qué está sucediendo puede tener reacciones inesperadas de furia o descontrol, a veces es necesario aplicar una pequeña sedación para facilitar el procedimiento.
  • Espacio accesible: adecuado para todas aquellas persona que por su discapacidad necesiten espacios adaptados.
     

Los niños con necesidades especiales pueden ser:

  • Pacientes con autismo.
  • Con TDAH.
  • Con discapacidad física, psíquica o sensorial.
  • Con problemas oncológicos.
  • Con diabetes.
  • Con problemas de coagulación, etc.

Este tipo de paciente es más probable que sufran problemas de traumatismos dentales, bruxismo, mal posiciones dentales, ausencia de piezas, gingivitis, halitosis, crecimientos gingivales, etc.

¿Se usa anestesia?

La anestesia es una parte del tratamiento odontológico que sirve para bajar el nivel de dolor o de ansiedad que puede provocar el procedimiento. Existen diferentes tipos de anestesia que se podrán aplicar al niño, diferente a la de los adultos, que en la mayoría de los casos tiene como objetivo relajar al paciente y evitar actos involuntarios que podrían suceder durante la intervención, además de evitar el dolor. Toda anestesia se aplicará en situaciones imprescindibles con el consentimiento de los padres y bajo la supervisión de los profesionales sanitarios.

  • Anestesia local: este tipo de sedación se aplica en forma de pomada o spray, suele utilizarse para casos leves de dolor ya que reduce un poco la sensibilidad dental. Está indicada para tratamientos cortos. El niño está consciente en todo momento.
  • Anestesia intravenosa: este tipo de anestesia tiene unos efectos más fuertes y duraderos que la local. El niño permanece medio inconsciente pero no siente ningún tipo de dolor. Este tratamiento se utiliza para intervenciones que revisten más gravedad.
  • Anestesia general: este tipo de sedación no suele ser lo habitual pero puede aplicarse en paciente con altos niveles de nerviosismo o con necesidades especiales.

Odontopediatría y su relación con otras disciplinas, como la ortodoncia

La odontopediatría es la disciplina dentro de la odontología que se enfoca en estudiar y tratar las necesidades de los niños, desde que nacen hasta la adolescencia, con respecto a su salud bucodental, incluye a los niños con necesidades especiales. Durante este período de tiempo la estructura y forma de la boca de los niños cambia abismalmente. Desde la formación y erupción de los dientes de leche hasta el cambio a una dentadura definitiva y su colocación.

El odontopediatra se encuentra con una gran variedad de situaciones odontológicas en las que necesitará la colaboración de otras disciplinas como la ortodoncia para conseguir una correcta salud dental.

  • Relación con la ortodoncia: en el proceso de cambio de la dentición de leche a una dentadura más definitiva se pueden producir alteraciones en las arcadas y en la posición correcta de los dientes. Para ellos es muy importante la colaboración del ortodoncista que ayude a corregir o prevenir posibles defectos, que en una edad adulta son más complicados de tratar. La colaboración del odontopediatra es fundamental para detectar a tiempo posibles alternaciones.
  • Relación con el endodoncista: el endodoncista es el médico especializado en tratar las lesiones de la pulpa dental. En algunas ocasiones las piezas naturales de los niños sufren caries profundas que afectan a la raíz de los dientes. El médico endodoncista determinará si la pieza se puede salvar en parte o no y qué tipo de procedimiento es necesario para su conservación. El odontopediatra debe colaborar estrechamente con el endodoncista para intentar coger a tiempo la lesión y salvar la pieza.

Odontopediatria y síndrome de Down

El síndrome de Down es una discapacidad asociada a un retardo mental. El odontopediatra especializado en niños especiales tendrá las herramientas y recursos necesarios para tratar y acompañar a un niño con síndrome de Down durante la visita o tratamiento.

Existen una serie de características que diferencian a la boca de un niño con síndrome de Down:

  • Las raíces y las piezas dentales en sí suelen ser de tamaño algo más reducido que las que presentan niños sin esta discapacidad. Como consecuencia suelen tener mayor probabilidad de un desarrollo anormal de la dentición.
  • La erupción de los dientes de los niños con síndrome de Down suele ser más tardía, alrededor de los 2 años para la primera dentición. Lo que retrasa también el resto de los movimientos.
  • La falta de coordinación de la mandíbula al hablar o bien al comer es la causa de que la mordida esté descolocada o cruzada. Así como un paladar alto, con forma de V, que puede provocar una disminución del tono muscular de los músculos peribucales.
  • Muchos de estos niños tiene una lengua proporcionalmente mayor, favoreciendo la aparición de periodontitis crónica, así como, xerostomía.
  • La saliva de estos niños tiene un pH generalmente más alto lo que provoca la aparición de  caries y acumulación de sarro de manera más habitual.
  • La alteraciones frecuentes de los tejidos que sostienen los dientes, pariodontopatías, son uno de los principales problemas que sufren los niños con síndrome de Down.

Consejos de salud oral para niños
  

  • Lávate los dientes al menos 3 veces al día
    Aunque aún no tengan la dentición definitiva, los niños también deben cepillarse los dientes después de cada comida, para evitar la caries y otros problemas bucodentales. A partir de los 2 años, sus padres tienen que empezar a enseñarle a cepillarse solo.
      
    ¿La manera correcta de hacerlo? Primero los de arriba, de arriba abajo. Segundo los de abajo, de abajo a arriba. Tercero, la parte de los dientes con la que mastican, hacia delante hacia atrás. Por último, deben limpiarse adecuadamente la lengua con el cepillo. 
  • Utiliza un cepillo infantil
    Los niños necesitan cepillos de dientes especiales, para evitar dañar sus dientes y encías. Los cepillos infantiles tienen las cerdas más suaves y redondeadas, para que cuidar su boca sea más fácil y cómodo para ellos.
  • Sé más fuerte que las caries
    Sabemos que a los niños les encantan las golosinas y los refrescos, pero ¡cuidado con las caries! Acuérdate de que las bacterias responsables de la placa y el sarro se alimentan de los restos de comida que quedan entre sus dientes. Esto no quiere decir que debas prohibirle las chuches, pero ¡asegúrate de que después se lave bien los dientes!
  • Si se da un golpe y se le cae un diente…
    No lo tapes con una servilleta o un pañuelo. Ponlo en dentro de un vaso leche o bajo la lengua del niño, y ven corriendo a la clínica. Lo mejor es que acudáis a la clínica antes de que pasen 2 horas. El resto déjalo en nuestras manos.
  • Ven a vernos a la clínica
    Si crees que tu hijo necesita ir al dentista, ¿por qué no nos visitáis y salís de dudas? En todas nuestras clínicas contamos con especialistas en odontopediatría (la rama de la odontología dedicada en exclusiva a la salud oral de los niños), auténticos expertos en convertir la visita al dentista en una experiencia divertida para los niños.
     
    Le haremos una revisión completa: tanto de sus dientes y encías, como de la oclusión y su mordida. Cuanto antes se detecte un problema, más fácil será solucionarlo. Juntos conseguiremos que tu “peque” crezca con una sonrisa para comerse el mundo.

¿Cuánto cuesta una pulpotomía y una pulpectomía?

Para los asegurados de Sanitas Dental Milenium la pulpotomía con reconstrucción dental tiene un coste de 46€ mientras que para los no asegurados el precio del tratamiento es de 59,90€.

La pulpectomía sin reconstrucción dental tiene un coste de 75€, mientras que para los no asegurados el coste del tratamiento es de 97,50€.

Precios
Tratamientos de Odontopediatría
Precio Asegurado

(Precio con Seguro Dental Milenium)

Precio No Asegurado
Pulpotomía sin reconstrucción
45 €
58,50 €
Pulpectomía sin reconstrucción
75 €
97,50 €
Financiación

Sanitas hace más fácil el pago de tu tratamiento dental, con diferentes opciones a tu medida:

  • Fraccionamiento de pago hasta en 18 meses y financiación hasta en 60 meses con atractivas condiciones para asegurados de Sanitas.*1
  • Financiación hasta en 24 meses sin intereses para todos.*2

Cantidad a financiar sin intereses

Si ya tienes un presupuesto introduce la cantidad a financiar. Si no lo tienes simula una cantidad aproximada:

El importe a financiar debe ser superior a 300€

¿En cuantos meses quieres financiarlo?

Calcular

*1 Promoción aplicable a financiaciones solicitadas y aprobadas entre el 01/01/2018 y el 31/12/2018 para la realización de cualquier tratamiento en los Centros Dentales Milenium identificados en sanitas.es, a beneficiarios de una póliza dental de Sanitas. Ejemplo de financiación a 60 meses con intereses: Importe del crédito: 6000€. Plazo 60 meses, 60 cuotas de 119,61€. TIN 6,25%, TAE 7,56%, Comisión de Apertura: 150€. Importe Total Adeudado 6.150€. Ejemplo de financiación a 60 meses sin intereses. Importe del crédito: 6000€. Plazo 60 meses, 60 cuotas de 100,00€. TIN 0,00%, TAE 3,38%, Comisión de Apertura: 8%. Importe Total Adeudado 6.480€. Financiación sujeta a estudio y aprobación por parte de la entidad financiera.

*2 Promoción aplicable a financiaciones solicitadas y aprobadas entre el 01/01/2018 y el 31/12/2018 para la realización de cualquier tratamiento en los Centros Dentales Milenium identificados en sanitas.es. Ejemplo de financiación: Importe del crédito: 600€. Plazo 24 meses, 24 cuotas de 25€. TIN 0,00%, TAE 0,00%, Comisión de Apertura: 0€. Importe Total Adeudado 600€. Intereses asumidos por Sanitas. Financiación sujeta a estudio y aprobación por parte de la entidad financiera.

Cita online