El insomnio en adolescentes

Según los expertos, los adolescentes deberían dormir entre 8 y 9 horas durante la noche, pero la mayoría de ellos no cumplen con esta recomendación, ya sea por que se mantienen durante horas ante el ordenador, la consola o la televisión, o simplemente porque estudian. No obstante, hay que señalar que algunos estudios parecen demostrar que los adolescentes tienen problemas para conciliar el sueño si se acuestan temprano, ya que en ellos la secreción de melatonina, la hormona que regula la vigilia y el sueño, se inicia más tarde que en el caso de los niños o los mayores.

Sin embargo, el reloj biológico que marca los ritmos circadianos les juega una mala pasada, ya que si se acuestan demasiado tarde o tienen dificultad para conciliar el sueño (insomnio inicial) también les hace despertar más tarde para que el organismo pueda descansar suficientemente. Pero sus obligaciones estudiantiles les llevan a interrumpir su sueño antes de tiempo, por lo que sienten con somnolencia y cansancio durante el día y les cuesta concentrarse, atender en clase y estudiar. Es lo que se denomina síndrome de fase de sueño retrasada.

insomnio en adolescentes

Causas del insomnio en adolescentes

El hecho de dormir poco porque se acuestan tarde no implica la existencia de insomnio. Si les cuesta conciliar el sueño, se habla de insomnio inicial; si se despiertan antes de lo previsto, de insomnio tardío; y si se despiertan repetidamente durante la noche se habla de insomnio. Todos en algún momento sufren episodios puntuales de algunos de estos tipos de insomnio.

Son muchas las causas que pueden provocar este tipo de episodios:
     

  • El estrés.
  • El alcohol.
  • Las bebidas excitantes.
  • El calor o el frío.
  • Los malos hábitos alimentarios.
  • La ansiedad.
  • Una congestión nasal.
  • El dolor ocasionado por una lesión física o una enfermedad... 
          

Pero no por ello ha de hablarse de un trastorno del sueño, a no ser que se produzca de forma reiterada y se prolongue más allá de un mes. Entonces sí cabe hablar de insomnio crónico y debe consultarse con un especialista.

Un problema relacionado con el insomnio de los adolescentes y al que cabe prestar atención es el relacionado con la obesidad y especialmente con la obesidad mórbida, ya que puede ocasionar una apnea obstructiva del sueño, lo que supone que deje de respirar durante unos instantes mientras duerme y varias veces a lo largo de la noche.

Uno de los síntomas es el roncar, aunque puede haber otras causas para ello, así como el hecho de despertar cansado, sentir somnolencia durante el día y mostrar irritabilidad. Es un problema que tiene tratamiento, aunque una de las recomendaciones más importantes es la de adelgazar.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.