Qué comer y beber para aliviar la diarrea

Las diarreas constituyen un problema bastante frecuente durante el periodo estival, lo que implica una pérdida importante y continuada de agua y de electrolitos, que son los minerales que hacen que el organismo retenga el agua. Por tanto, el riesgo de deshidratación es importante, lo que implica la necesidad de reponer tanto el agua como los electrolitos. Sin embargo, no vale con cualquier líquido, ni tampoco alimentarse con cualquier comida. Deben seguirse las siguientes recomendaciones:

Líquidos

El riesgo de deshidratación que implica la diarrea obliga a beber mucho líquidos, pero debe hacerse según las siguientes pautas:
  

  • Limonada alcalina: se prepara con agua, zumo natural de limón y bicarbonato.
  • Soluciones de rehidratación oral: se venden en farmacias, generalmente en forma de sobres que se diluyen en agua. Hay que leer atentamente las instrucciones antes de tomarla.
  • No se deben ingerir bebidas azucaradas: el azúcar que contienen puede empeorar el cuadro diarreico. Las bebidas isotónicas suelen contener grandes cantidades de glucosa, por lo que tampoco son recomendables.
  • No ingerir bebidas con cafeína: pueden causar el aumento del número de deposiciones.
qué comer y beber aliviar diarrea

Alimentos sólidos

En primer lugar, hay que acabar con el mito de las llamadas dietas astringentes, tradicionalmente consistentes en arroz blanco, pescado cocido, jamón de york y alimentos similares. Los expertos ya avisan de que no hay alimentos astringentes. Una persona con diarrea puede y debe comer en función del hambre que tenga.

La única recomendación importante es evitar los alimentos ricos en grasas y en fibra (Verduras, cereales, etc.).

Hay que tener en cuenta que los alimentos con grasa pueden serlo porque ya la contienen (carnes, embutidos, mariscos, caldos elaborados con ellos, etc.) o por la manera en que han sido elaborados (fritos, con excesivo aceite en la cocción, etc.). Si se toman lácteos durante un proceso de diarrea, deben ser desnatados.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.