Aceites esenciales de plantas para ahuyentar a los mosquitos

El acervo popular ha achacado a diferentes plantas el poder de ahuyentar los mosquitos y en muchos lugares se utilizan diluciones en alcohol de sus aceites esenciales naturales para aplicarlas sobre la piel como repelente: citronela, albahaca, eucalipto azul o limón, lavanda, tomillo limonero, geranio egipcio,etc.

Hay que decir de antemano que algunos de los repelentes sintéticos han demostrado una mayor eficacia que los aceites esenciales de estas plantas. Y también que los estudios que se han realizado al respecto el aceite esencial que más efectivo se ha mostrado a la hora de alejar estos insectos corresponde a una planta que no está en las listas habituales de las llamadas plantas antimosquitos: el de semilla de soja.

Aceites esenciales de plantas para ahuyentar a los mosquitos

Su dilución al 2-3% en alcohol, aplicada con un difusor sobre la piel mantiene su acción repelente durante aproximadamente una hora y media, más o menos la misma que tendría un repelente de DEET a una concentración del 5%. A ello hay que añadir el hecho de que es absolutamente seguro y que se puede utilizar incluso en niños.

Otro aceite esencial natural que también ha demostrado su efectividad como repelente es el de eucalipto azul o limón (Eucalyptus citriodora). Su actividad se mantiene durante dos horas, un poco más que en el caso del aceite esencial de semilla de soja, pero puede tener un cierto grado de toxicidad que lo hace desaconsejable para utilizarlo en niños pequeños.

Su acción se debe a su contenido de citronelal, un aldehído terpénico, que además tiene propiedades antiinflamatorias lo que lo hace muy útil para calmar las picaduras de mosquito que ya se han producido. Para este fin se debe elaborar una mezcla al 50% en aceite de almendra, que tiene una buena penetración en la piel.

Esta misma molécula la tiene la citronela –de ahí su nombre–, otra de las plantas que tiene a sus espaldas una larga tradición de ahuyentar los mosquitos, al igual que el tomillo limonero. Su aceite esencial natural también puede utilizarse por tanto con este fin, aunque en su contra tiene la intensidad de su olor, que a muchas personas les parece excesiva.

La lavanda también se incluye en la lista de repelentes naturales. De hecho, se utiliza frecuentemente en productos insecticidas de todo tipo y no sólo por su olor agradable. También el romero, la albahaca y el geranio egipcio entran en la lista. Incluso algunos expertos en botánica aconsejan mezclar varios de ellos entre sí para armonizar olores y mejorar la eficacia.

En cualquier caso, debe hacerse una importante advertencia. Y es que para que cualquiera de estos aceites esenciales sean realmente efectivos a la hora de repeler los mosquitos deben ser naturales, no sintéticos ya que éstos últimos se elaboran para reproducir su olor y adolecen de componentes químicos que sí tienen los naturales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.