Lactancia, ¿materna o artificial?

Tanto la Organización Mundial de la Salud (OMS) como las autoridades médicas internacionales recomiendan que, si no hay ningún problema médico que lo impida, los recién nacidos deben alimentarse exclusivamente con leche materna al menos durante los cuatro primeros meses de vida. No obstante, cómo alimentar al bebé es una decisión personal que deben adoptar los padres y en particular la madre basándose en una información adecuada sobre las ventajas e inconvenientes que supone optar por una u otra. De hecho en muchas ocasiones la elección se fundamenta exclusivamente en criterios de comodidad y no en las cualidades nutricionales y de protección frente a ciertas enfermedades.

La leche materna está considera como el alimento más completo para un bebé, tanto por sus cualidades nutricionales como por los beneficios que aporta a la salud del recién nacido. Pero también tiene sus inconvenientes.

Ventajas de la lactancia materna

Las principales ventajas de la lactancia materna, a parte de que no cuesta dinero, se centran en su efecto sobre la salud del niño:
  

  • Al amamantar a su hijo, la madre le transmite los anticuerpos que su sistema inmunitario todavía inmaduro no puede producir. Y ello le proporciona una protección frente a infecciones muy frecuentes en los bebés y que en ocasiones requieren incluso su hospitalización, como es el caso de la otitis aguda y las infecciones de las vías respiratorias o meningitis.
  • También se ha comprobado que entre los niños que se alimentan por lactancia materna hay una menor tasa de incidencia del síndrome de muerte súbita del lactante que entre aquellos otros que lo hace con leches artificiales.
  • La leche materna se digiere con mayor facilidad, lo que hace que los niños así alimentados tengan menos diarreas y episodios de estreñimiento. Asimismo, las diarreas son igualmente menos frecuentes.
  • Otros beneficios de la lactancia materna para la salud del niño que han demostrado diferentes investigaciones es que tendrán menos probabilidades de ser alérgicos y obesos. Alguna investigación también parece indicar que tendrá un mayor cociente de inteligencia, aunque éste es un punto sobre el que todavía existe controversia.
  • Pero la lactancia materna también beneficia a la salud de la madre ya que reduce el riesgo de sufrir un cáncer de mama y probablemente también de útero y ovario.
      

Inconvenientes de la lactancia materna

Por supuesto, la lactancia materna también tiene sus inconvenientes, especialmente para la calidad de vida de la madre:

  • Especialmente durante las primeras semanas de lactancia es frecuente que duelan los pezones mientras el bebé está mamando.
  • Cuando el bebé tiene hambre hay que darle de mamar, lo que supone la plena disponibilidad de la madre y la dificultad de administrar el tiempo en otras ocupaciones, dada la frecuencia de las tomas.
  • La lactancia materna implica la necesidad de controlar la dieta de la madre ya que a través de la leche pueden transmitir al hijo sustancias no deseables. Por ejemplo, se debe evitar el consumo de pescados que, como el atún o el emperador, contienen mercurio. También el alcohol, la cafeína, etc.
  • En caso de enfermedad de la madre es posible que haya que suspender la lactancia materna, especialmente si el tratamiento implica la toma de determinados medicamentos.
     
      
lactancia materna o artificial

Las leches artificiales, aunque lo intentan, no pueden reproducir con exactitud intentan reproducir las propiedades nutricionales y composición de la leche materna, aunque nunca podrán proporcionar el valor añadido que ésta supone para la salud del niño.

Ventajas de la lactancia materna
  

  • La lactancia artificial es más cómoda que la materna, entre otras razones porque no exige la total disponibilidad de la madre (puede darle el biberón el padre), los horarios son más flexibles y el niño necesita menos tomas, ya que se digiere con más dificultad que la leche materna.
  • La mujer no necesita vigilar lo que come y bebe.
  • En caso de enfermedad puede recibir cualquier tipo de tratamiento, por muy agresivo que éste sea.
      

Inconvenientes de la lactancia materna
  

  • El principal es que no ofrece la protección para la salud del bebé que sí proporciona la leche materna.
  • La lactancia artificial requiere una mayor organización, ya que implica la necesidad de tenerla siempre en casa, esterilizar biberones y tetinas y prepararlas en el momento en que se va alimentar al niño.
  • Las leches artificiales son caras y a la larga suponen un importante desembolso para la familia.
  • Al digerirse peor, las leches artificiales favorecen el estreñimiento, las diarreas y los cólicos del bebé.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.