Ácidos grasos Omega-3

Los ácidos grasos Omega-3 y los Omega-6 son grasas poliinsaturadas y configuran el grupo de los llamados ácidos grasos esenciales, que deben este nombre al hecho de que son imprescindibles para el organismo, a pesar de que éste no es capaz de producirlo por sí solo y debe adquirirlo a través de los alimentos que lo contienen:

  • Pescados azules.
  • Salmón.
  • Vegetales de hoja verde.
  • Ciertos aceites vegetales.

Grasas vegetales o animales, todas tienen las mismas calorías, aunque los saturados se fijan con más facilidad a las membranas celulares, mientras que algunos insaturados son “detergentes” de colesterol y triglicéridos (la grasa de la sangre) como los aceites de pescados azules y aceites de girasol, maíz y oliva.
ácidos grasos omega 3

Las propiedades de los ácidos grasos Omega-3 aportan importantes beneficios para la salud del organismo:

  • Tienen actividad antiinflmatoria.
  • Reducen la fracción de colesterol, aumentando la producción de HDL (colesterol bueno) y la eliminación de LDL (colesterol malo), lo que dificulta la formación de placas de ateroma en las paredes de las arterias (arterioesclerosis).
  • Reducen los niveles de triglicéridos.
  • Contribuyen al descenso de la presión sanguínea.
  • En los niños desempeñan un papel importante en la maduración y crecimiento del cerebro.
  • Protegen frente a numerosas enfermedades: diabetes, ictus, algunos tipos de cáncer, enfermedad intestinal inflamatoria, colitis ulcerosa y el deterioro cognitivo.
  • Tienen propiedades anticoagulantes.
  • Reducen la sintomatología asociada a la artritis reumatoide.

ácidos grasos Omega-3


No se ha establecido cuál es la dosis diaria de ácidos grasos Omega-3 que se debe aportar al organismo. Sin embargo, conviene señalar el hecho de que algunos estudios han demostrado que con una dosis de 1 gramo diario se reduce significativamente el riesgo de muerte súbita en pacientes que ya han sufrido un infarto de miocardio.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.