Navidad diabetes y tentaciones

Turrones polvorones, mazapanes y bollería. Los hidratos de carbono simples - harinas refinadas, azúcares, miel, frutas escarchadas - y sus complementos grasos - almendras y avellanas, chocolate, mantequilla...- presiden la Navidad y multiplican los quebrantos de los golosos. Y curiosamente basta que te lo prohiban...

No soy partidario de prohibiciones sino de ayudar a reflexionar y a controlar o compensar. Las personas con diabetes pueden disfrutar de unas Fiestas muy sabrosas, controlando la pastelería.

Complacerse con menús sabrosos y típicos de estas Fiestas, sin sentirse diferente al resto de los comensales,; pero lógicamente la pastelería navideña debe ser vigilada sin agobio pero con la coherencia que requiere saber que grado de insuficiencia de insulina se padece y cómo sabremos equilibrar el pequeña trasgresión comprensible e incluso permisible.

Marisco, jamón, pescados o carnes, incluso quesos o embutidos pueden ser utilizados en mayor cantidad.
Por ejemplo, dos rebanadas de pan de molde 50 gramos, permisible en la mayoría de las diabetes, poseen la misma cantidad de hidratos de carbono que 50 gramos de turrón o mazapán, sin olvidar que éste último posee un Índice Glucémico más elevado, lo cual significa provocar un aumento más rápido de glucosa en sangre.

Consultad con vuestro endocrino para saber si vuestro grado de diabetes os permite el intercambio o el ajuste permisible y razonable de medicación.

Los turrones que estén elaborados con manitol o sorbitol, son permisibles. Alguno de ellos no superan los 10 gramos de hidratos de carbono; sin embargo, los turrones elaborados con fructosa no son recomendables para las personas con diabetes.

Tabla de composición nutritiva por 100 gramos de turrón (valores promedio) (*)

(*) Tomado de consumer.es.

Os acompaño un resumen de unas recomendaciones sobre el consumo de turrón o mazapán, realizadas por un “veterano” que hace años controla su diabetes.

No te engañes

Cuidado con el autoengaño: "como es para diabéticos y yo soy diabético, puedo comer todo lo que quiera".

Hay dos razones de peso para poner cuidado en no caer en esta trampa:

  • En todos los turrones que comes hay hidratos de carbono (y en abundancia), por lo que deberán ser tenidos en cuenta para "restarlos" de otras cosas de la dieta.
  • También debes saber que si te excedes en el consumo de aquellos que están edulcorados con maltitol o sorbitol, verás cómo llega el castigo a tu gula en forma de movimientos de tripa y diarrea.

Come con la cabeza

Los más adecuados no son siempre los más caros.

Consulta con tu endocrino o tu enfermera

Siempre que dudes, deberás preguntar. Seguro que te dan pistas sobre lo que debes y no debes. Piensa que cada uno tenemos una diabetes caprichosa y que puede que la tuya no se parezca a la mía.

Come y disfruta

Si, como a mí, te gusta comer dulces... come turrón que está muy bueno, pero con prudencia.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.