La diabetes en Navidad

La alimentación es una parte esencial del tratamiento de la diabetes y estas fiestas se caracterizan por los excesos en comidas con una importante presencia de dulces y grasas. Pero el control de la dieta es una norma que no debe impedir a las personas diabéticas disfrutar como los demás, pues cabe cierta flexibilidad en la aplicación de los criterios nutricionales que les permita no renunciar a comer lo mismo que el resto.

Para ello, aunque en todo momento deban ser conscientes de su condición de diabéticos, seguir una serie de recomendaciones básicas les ayudará a disfrutar:
  

  • Control de los niveles de glucosa: deben ser más puntillosos que nunca, pues a la menor subida del azúcar en sangre se deben adoptar las medidas correctoras necesarias: ejercicio, control de dieta, etc.
  • No descuidar la medicación: la toma de la medicación específica para la diabetes en las dosis prescritas por el médico es más importante que nunca; como también lo es el cumplimiento del tratamiento para otras enfermedades.
  • Planificación nutricional de los alimentos: para comer de todo hay que equilibrar la dieta durante estos días. Se debe controlar la presencia de hidratos de carbono de cada comida y contrarrestar los alimentos festivos con comidas sanas. Lo importante es el balance final diario de nutrientes y si se planifica correctamente no debe ser necesario modificar la dosis de insulina (diabetes tipo 1) o la medicación para el control de la glucosa (diabetes tipo 2). No obstante, es importante recordar que en la actualidad se comercializan muchos de los dulces típicos de la Navidad aptos para diabéticos, por lo que sería importante comer de éstos en vez de los que tienen un alto contenido en azúcar.
        
diabetes en Navidad


  

  • Controlar las raciones: las cenas y comidas de las grandes celebraciones se caracterizan por la abundancia. Los diabéticos pueden comer de todo, pero en su justa medida y atendiendo a su contenido nutricional global. En todo caso, los excesos en cuanto a la cantidad de alimentos se deben contrarrestar con un aumento de la cantidad e intensidad de ejercicio físico. Para evitar la hiperglucemia, las personas con diabetes tipo 1 deben tener muy claro qué dosis adicional de insulina rápida deben utilizar si aumentan la cantidad de alimentos ingeridos.
  • Moderar el consumo de alcohol: las bebidas alcohólicas aportan calorías e hidratos de carbono, por lo que hay que evitar o limitar al máximo las de alta graduación (ginebra, ron, aguardientes, brandy whisky, etc.) y no exceder de dos copas diarias el consumo de vino, cava o cerveza.
  • Ejercicio: es importante mantener la actividad física durante toda la Navidad. Se aconseja prolongar la duración de los paseos para facilitar que se quemen los excesos y, por tanto, que los niveles de glucosa en sangre se mantengan en cifras de normalidad. El baile es también una excelente opción para incrementar el ejercicio físico.
  • Peso: mantener inalterable el peso es un buen indicador de que no se han cometido excesos o de que éstos han sido debidamente contrarrestados.

 Estas pocas medidas de precaución ayudarán a las personas diabéticas a disfrutar plenamente de la Navidad con sus familias y amigos sin perder el control de la diabetes. 

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados