Calcula tu seguro Te llamamos
para contratar
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:00h a 22:00h
S-D de 10-14h y 16-20h
917210587
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor

Riesgos pisocosociales. Tipos

Los factores psicosociales se definen como aquéllos que generan la necesidad de una respuesta de adaptación a circunstancias adversas y generadoras tensión. Son las que si este proceso no se realiza con solvencia habitualmente llevan a una situación de estrés. Éste, a su vez, puede ser un episodio transitorio, en la medida en que se lleve a buen puerto esa adaptación.

Sin embargo, si la situación de estrés se prolonga demasiado tiempo, éste puede repercutir directamente sobre la salud, ya sea en el aspecto físico (cansancio, propensión a las infecciones, etc.) como al psicológico (irritabilidad, cambios de humor, depresión, etc.). Y también puede afectar a las relaciones familiares y sociales. En este caso ya se habla del estrés como un factor de riesgo psicosocial, pero todavía no como un riesgo en sí mismo, sino como un potencial de riesgo que se circunscribe inicialmente al rendimiento en el trabajo, a la productividad, al trabajo en equipo, a las relaciones con los compañeros, a la creatividad, etc.

Riesgos pisocosociales. Tipos

Pero ¿cuáles son esos factores psicosociales que pueden inducir una situación de estrés que los transforme en factores de riesgo? Hace una década que los psicólogos han empezado a definirlos e identificarlos:

  • Contenido del trabajo. Falta de variedad en el trabajo, ciclos cortos de trabajo, trabajo fragmentado y sin sentido, bajo uso de habilidades, alta incertidumbre, relación intensa.
  • Sobrecarga y ritmo. Exceso de trabajo, exigencia de rapidez de ejecución, alta presión temporal.
  • Horarios. Cambio de turno, horario nocturno, horarios inflexibles, horario imprevisible, jornadas largas, viajes excesivos, etc. Todo aquello que dificulta la interacción y la normalidad en las relaciones sociales y familiares.
  • Control. Escasa o nula participación en la toma de decisiones, control excesivo por parte de los superiores, etc.
  • Ambiente y equipos. Malas condiciones de trabajo; equipos inadecuados u obsoletos con falta de mantenimiento, ausencia de espacio personal, condiciones deficientes de iluminación y  ruido excesivo.
  • Cultura organizativa y funciones. Comunicación interna insuficiente o inadecuada, falta de apoyo, mala definición de las tareas que se deben realizar, ausencia de unidad de criterios en lo que respecta a los objetivos laborales y empresariales.
  • Relaciones interpersonales. Aislamiento físico o social, escasas relación con los jefes, conflictos con los compañeros.
  • Responsabilidad en la organización. Posición indefinida en la organización de la empresa, conflictos de con otras personas a cuenta de la responsabilidad del cargo.
  • Opciones de promoción profesional. Escasas posibilidades de carrera profesional o promoción dentro de la estructura organizativa, falta de reconocimiento de méritos.
  • Seguridad contractual. Trabajo precario o temporal, baja remuneración, incertidumbre de futuro laboral.
  • Conciliación laboral y familiar. Dificultad para conciliar la vida familiar con el trabajo, falta de apoyo por parte de la familia.

El estrés, a priori, es un factor dinámico de adaptación al entorno. Sin embargo, en el entorno laboral acaba siendo un factor de riesgo psicosocial y en ocasiones incluso cabe definirlo como un riesgo psicosocial en sí mismo, ya que es una de las causas más frecuentes de absentismo laboral, bajas laborales prolongadas, falta de productividad, deseo de cambiar de trabajo, etc.

Riesgos psicosociales
Uno de los riesgos psicosociales más frecuentes es el llamado síndrome del trabajador quemado o burnout, para el que todavía no existe una definición precisa, pero que lleva a quien lo sufre a un estado general de agotamiento y el sentimiento de que no se está rindiendo lo suficiente, lo que lleva a una falta de eficacia en el trabajo, la negligencia a la hora de cumplir con los objetivos establecidos por la empresa e incluso a una actitud de apatía. Entre sus causas cabe señalar la sobrecarga de trabajo, expectativas demasiado altas en cuanto a su evolución profesional en la empresa o la falta de claridad y precisión en las directrices que trasladan los responsables.

Pero hay otras situaciones que lo son desde un inicio al definir situaciones graves de estrés, por ser escenarios de indefensión personal o impulsoras de la decisión de ejercer acciones legales o de abandonar la empresa sin ejercer los derechos que la ley otorga a cualquier trabajador:

  • Violencia. Las agresiones a profesionales (maestros, médicos, funcionarios, etc.) son cada vez más frecuentes. También puede ocurrir en la propia empresa, con algún compañero.
  • Acoso laboral. Hay diferentes situaciones que definen este riesgo psicosocial. El acoso puede proceder de compañeros de trabajo o de algún superior, por lo que inicialmente hay que resolverlo internamente acudiendo a la dirección de la empresa con pruebas fehacientes de lo que está ocurriendo. Pero a veces es la propia empresa la que ejerce el acoso sobre el trabajador, muchas veces con la intención de que éste decida abandonar su trabajo por decisión propia sin ejercer su derecho a interponer una demanda en los tribunales.
  • Acoso sexual. Puede proceder de un superior o de un compañero, pero es una de la situaciones que más sufrimiento genera en la persona que lo padece. La mejor opción es denunciarlo, pero muchas veces no se hace y ello acrecienta tanto el problema como sus consecuencias para la salud física y mental.

Todos estos riesgos psicosociales tienen un impacto rápido y directo sobre la salud física y psicológica, así como en las relaciones sociales y familiares. Puede causar depresiones graves, ansiedad, crisis de pánico e incluso enfermedades orgánicas graves.

Sanitas - Bupa

SANITAS

Este contenido ha sido escrito por médicos especializados de los centros y Hospitales de Sanitas.

Nuestro propósito es promover vidas más largas, sanas y felices y un mundo mejor.

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares. En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa. La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Te Llamamos Calcula tu seguro