Ventajas fiscales - Seguros Médicos

    Nueva ventana de compartir en facebook Nueva ventana de compartir en twitter Añadir a favoritos Imprimir la página actual Nueva ventana para enviar por email

    Ventajas fiscales

    Contratar un Seguro de Salud para sus empleados supone un doble beneficio fiscal:


    1. Para su empresa:
    El gasto abonado por la empresa en concepto de seguro médico para sus empleados se podrá deducir el 100% como gasto social en la declaración del impuesto de sociedades.

    2. Para sus empleados:
    No tendrán la consideración de rendimientos en especie las primas o cuotas satisfechas por la Compañía a entidades aseguradoras para la cobertura de enfermedad de los empleados, su cónyuge o descendientes que no excedan de 500 € por persona, constituyendo, por tanto, el exceso una retribución en especie según lo dispuesto en el Art. 44 del Reglamento de IRPF.
    Cobertura: trabajador, cónyuge o descendientes

    • Exención limitada a 500€ por año/persona
    • No hay limitación por número de personas

    Formas de contratación y Ventajas Fiscales

    • + Contratación de un seguro de salud por la compañía:

    En el caso de que sea la Compañía la que contrate el seguro de salud, las primas que no excedan de 500€ anuales no tendrán la consideración de rendimiento en especie para el empleado. El exceso de dichas cantidades tendrán la consideración de rendimiento en especie y estarán sujetas al correspondiente ingreso a cuenta.

    • + Contratación de un seguro de salud por la compañía y por el empleado:

    En el caso de que el contrato de salud sea contratado por ambas partes, solo tendrá consideración de rendimiento en especie la prima pagada por la Compañía que exceda a 500€ anuales por cada miembro de la unidad familiar. Dicho exceso deberá soportar el correspondiente ingreso a cuenta. La cuota pagada por el empleado no tiene ninguna implicación fiscal.

    • + Contratación de un seguro de salud por el empleado:

    En caso de que sea el empleado quien pague la prima del seguro de salud, en principio no existe ninguna implicación fiscal desde un punto de vista de la relación laboral entre la Compañía y el empleado, así como tampoco ningún beneficio fiscal.