¿En qué consiste?

Los Servicios Estéticos de Sanitas están especialmente recomendados para aquellas personas que deseen mejorar su imagen cuidando, ante todo, de su salud.

La mamoplastia de reducción o reducción mamaria es una técnica quirúrgica, que permite disminuir y remodelar el tamaño de los senos, consiguiendo unos pechos más pequeños y firmes, proporcionados con el resto del cuerpo.

Procedimiento

  1. Solicita tu 1ª Consulta Gratuita
  2. Preoperatorio

    En una primera consulta, el cirujano valorará el tamaño y forma de los senos y la elasticidad de la piel para dar un diagnóstico y evaluar las opciones más adecuadas para llevar a cabo la reducción de pecho.

  3. Durante la intervención

    La intervención se realiza siempre en un quirófano bajo anestesia general y tiene una duración de entre 2 y 4 horas. Gracias a esta técnica el cirujano elimina el exceso de piel, grasa y tejido mamario de la paciente, recolocando la areola y el pezón en su nueva posición. Como norma general, la paciente recibirá el alta médica de 2 a 4 días más tarde (siempre según criterio médico).

¿A quién va dirigido?

Aquellas personas que no se encuentran conformes, por cualquier razón, con el excesivo tamaño de sus mamas, pueden someterse a una reducción mamaria.

Los síntomas de un crecimiento exagerado de las mamas se reflejan principalmente en el área de la columna cérvico-dorsal. El dolor es el síntoma más frecuente, asociándose a veces a la dificultad respiratoria, alteraciones en las características de la piel y posiciones viciosas a la hora de caminar. A veces encontramos una profunda marca en los hombros, que refleja el elevado peso de las mamas de la paciente, y constituye un signo prácticamente inconfundible de la enfermedad.

La cirugía de reducción de mamas no está recomendada en mujeres que tengan previsto dar de mamar tras un embarazo.

Resultados

Los resultados de la reducción de pecho son inmediatos ya que tras la operación, la paciente deja de sentir dolor de espalda y cuello al disminuir el volumen excesivo de la mama, descargando el peso de la columna vertebral y los hombros. Los beneficios físicos y también estéticos se observan tras la intervención. La paciente llevará un vendaje compresivo durante la primera semana, para sustituirlo por un sujetador especial. Los puntos se retiran a partir de la primera semana y las posibles molestias se controlan con la medicación prescrita por el cirujano.

Normalmente, en una o dos semanas se puede llevar una vida normal evitando realizar esfuerzos físicos bruscos. Aunque es totalmente normal la aparición de hematomas y cierta hinchazón en el período postoperatorio, habitualmente pasado un mes la recuperación suele ser completa.

Para ello, Sanitas cuenta con destacados especialistas, centros de primer nivel y una amplia gama de cirugías y tratamientos médico estéticos a los que podrás acceder, con una financiación muy ventajosa, seas o no seas cliente de Sanitas*.

*No es necesario tener ni contratar una póliza de Sanitas para acceder a estos servicios.

Ventajas del tratamiento

  • Primera consulta de valoración gratuita.
  • Centros médicos y profesionales seleccionados mediante los criterios de acreditación de Sanitas.
  • Precios especiales a nuestros clientes, en todos los tratamientos.
  • Condiciones especiales de financiación.
  • Servicios con precio cerrado.
  • Acceso a las técnicas más avanzadas con la última tecnología disponible.
  • Asesoramiento y acompañamiento durante todo el proceso para que siempre tomes la mejor decisión.
  • Accede al mejor servicio con un trato cercano y personalizado.

Ventajas exclusivas de Sanitas

Tengas o no seguro de salud
Mapa de Centros especializados
+120
Centros especializados en España

Nuestra cantidad de centros nos permite garantizar tu comodidad y accesibilidad.

Mapa de Centros especializados

Preguntas Frecuentes

¿La cirugía de reducción de mamas me lo cubre el seguro de Sanitas o en la Seguridad Social?

La reducción mamaria sólo está incluida en las prestaciones de la Seguridad Social en casos extremos, proceso conocido como gigantomastia.

¿Por qué tengo que pagar el IVA de la operación?

La mayoría de los servicios sanitarios se pueden encuadrar dentro de lo dispuesto en el artículo 20.3 de la Ley del IVA, donde se establecen los requisitos para que estos servicios queden exentos:

“La asistencia a personas físicas por profesionales médicos o sanitarios, cualquiera que sea la persona destinataria de dichos servicios. A efectos del impuesto tendrán la condición de profesionales médicos o sanitarios los considerados como tales en el ordenamiento jurídico y los psicológos, logopedas y ópticos”.

La Ley habla de las prestaciones de asistencia médica, quirúrgica y sanitaria, realizada por cualquiera de los profesionales relacionados anteriormente, relativas al diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades, incluso las de análisis clínicos exploraciones radiológicas, quedan exentas del IVA.

La clave para la administración, a la hora de aplicar o no la exención del servicio prestado está en lo que ellos llaman la “finalidad” con la que se presta el servicio sanitario.

La normativa anterior ya establecía que los servicios médicos o sanitarios prestados con una finalidad que no sea el diagnóstico, prevención y tratamiento de enfermedades de las personas no puede aplicárseles la exención. Estos servicios tributan al tipo general del 21% desde Septiembre 2012.

Los servicios que tributan al tipo general son los servicios de depilación láser, dermocosmética y cirugía estética, mesoterapia y tratamientos para adelgazar, masajes prestados por fisioterapeutas, servicios de nutrición y dietética.

Servicios de Salud

Otros servicios que te pueden interesar

¿Te llamamos?

Infórmate sin compromiso

Llámanos al # o déjanos tus datos

Consulta la información de privacidad.

Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).

Horario de atención al cliente: L-V 8:00 a 19:30h