Urología

Urología en Centros Médicos Milenium

La Urología es la especialidad médica cuyo objetivo es el estudio de la anatomía, fisiología, y enfermedades del tracto urinario de hombres y mujeres, así como del aparato genital masculino.  

Patologías

Las enfermedades más habituales relativas al aparato urinario son:

  • Cáncer. Puede afectar a cualquier órgano o tejido del aparato urinario o genital, (vesical -con o sin invasión muscular- y metastásico, prostático, testicular, de pene o carcinoma renal).
  • Hiperplasia benigna de próstata. La próstata es la glándula que rodea la uretra y que segrega el líquido seminal durante la eyaculación. Un aumento anormal de la próstata produce incómodos síntomas que afectan a la calidad de vida de quien los padece: goteo al final de la micción, retención urinaria, vaciado incompleto de la vejiga, incontinencia, nicturia (necesidad de orinar 2 o más veces durante la noche), micción dolorosa, etc.
  • Incontinencia urinaria. Se caracteriza por una pérdida del control de la vejiga por debilidad muscular o debido a una musculatura muy activa. La pérdida de control urinaria se manifiesta en diversas situaciones (estornudos, al levantar peso o reír), y puede manifestase como un ligero escape, hasta una micción abundante.
  • Infecciones del tracto urinario y del aparato genital masculino. Las infecciones que afectan al tracto urinario son muy comunes, especialmente la cistitis (infección de la vejiga) y la uretritis (infección de la uretra). Si no se tratan adecuadamente pueden derivar en una infección renal, por lo que es muy importante acudir al especialista ante cualquier síntoma (dolor al orinar, orina turbia o con sangre, dolor abdominal, etc.).
  • Urolitiasis. Este término hace referencia a la aparición de cálculos o “piedras” en el aparato urinario. Se trata de una patología más frecuente en hombres que en mujeres.
       ​     

Pruebas diagnósticas

Las pruebas que su médico puede solicitar para diagnosticar una enfermedad del tracto urinario son, entre otras:

  • Pruebas de funcional renal. Incluyen diversas pruebas (BUN -nitrógeno ureico en sangre-, Creatinina en sangre, Depuración de la creatinina y Creatinina en orina) que dan información sobre el funcionamiento de los riñones.
  • Urocultivo. Con este examen de laboratorio se determina la presencia en la orina de bacterias u otros microbios.
  • Pruebas de imagen. Su médico puede solicitar una radiografía, ecografía o tomografía de abdomen para determinar la presencia de cálculos en el aparato urinario.
  • Estudios urodinámicos. Con esta prueba su médico va a analizar el funcionamiento real de su vejiga (fuerza de la micción, capacidad de la vejiga, etc.). Es una prueba diagnóstica importante en patologías como la hiperplasia benigna de próstata o la incontinencia urinaria.
  • Biopsia. Se trata de la extracción de una pequeña porción de tejido para su posterior análisis y que permite determinar la presencia, por ejemplo, de células tumorales. Dependiendo del tipo de biopsia, por punción o abierta, puede que tengan que sedarle.
     ​

 Tratamientos / Técnicas

Los principales tratamientos que se utilizan para tratar las patologías urológicas son:

  • Medidas higiénico-dietéticas. Unos hábitos de vida saludables, tanto físicos como alimentarios contribuyen a prevenir patologías urológicas, así como reducir algunos de los síntomas que afectan negativamente a la calidad de vida del paciente. Una alimentación equilibrada, que evite los alimentos que generan cálculos, ayudará a no sufrir más crisis. Asimismo, mantener un peso adecuado o tener buenos hábitos miccionales reducirán síntomas de la nicturia.
  • Medicamentos. En función de la patología, su gravedad y la situación cínica del paciente, este puede ser tratado con antibióticos (en caso de infecciones no víricas); analgésicos y opioides, en caso de dolor crónico o cálculos o AINEs, para tratar dolor e inflamación de los tejidos.
  • Cirugía. Para el tratamiento de las patologías urológicas se puede recurrir a la cirugía. Los tipos varían entre la laparoscópica mínimamente invasiva, para tratar incontinencia urinaria, a otras más invasivas para la extirpación de tumores.
  • Litotricia. Es un tratamiento que, a través de ondas de choque, permite pulverizar cálculos.
  • Estimulación nerviosa eléctrica transcutánea (TENS). Que se realiza con equipos de electroterapia de baja frecuencia y permite tratar patologías como la incontinencia urinaria.
  • Fisioterapia. Esta disciplina permite tratar aspectos de las patologías urológicas, como el dolor en caso de cáncer, y mejorar algunos síntomas de la incontinencia urinaria.
           

En los Centros Médicos Milenium de Sanitas puedes consultar con un especialista en Urología si presentas algunos de los síntomas descritos o padeces alguna de las enfermedades descritas. Nuestros especialistas te harán todas las pruebas diagnósticas necesarias para definir el tratamiento más adecuado y realizarán el seguimiento evolutivo de tu enfermedad.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).