Te Llamamos
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:30h a 18:00h
913245549
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor
Atención Empresas
91 324 52 38
Objetivos OKR

OKRs: Organizar el trabajo y Cuantificar resultados

El sistema OKR, Objectives and Key Results, es una metodología de trabajo creada por Intel y utilizada por algunas grandes multinacionales, como Google o Amazon, con el objetivo de optimizar tiempo y recursos. El método consiste en fijar una serie de objetivos y vincularlos a unos resultados que deben ser cuantificables, de forma que cada departamento se marca  entre tres y cinco metas, que estarán alineadas con la estrategia global de la empresa, y que deberán alcanzar en un periodo aproximado de tres meses.

Una de las características principales de la metodología OKR es que permite alinear a los equipos para que trabajen de forma sinérgica en pro de un objetivo común. Aunque existen otros métodos de medición de objetivos, este modelo por su naturaleza método es adaptable a la realidad de cualquier compañía, independientemente de su tamaño y del sector en el que opere. Al mismo tiempo, se trata de un sistema transversal, puesto que propicia que todos los departamentos de la compañía trabajen de manera independiente pero hacía un objetivo global.

Otro de los elementos que diferencia a esta metodología de otras estrategias de trabajo por objetivos, es su transparencia. Por la dinámica que se utiliza en su aplicación, los OKR son objetivos que deben ser públicos, de modo que todos los departamentos de la organización pueden conocer cuáles son las metas de sus compañeros. Esto posibilita que todos los empleados de la compañía conozcan cómo se está avanzando en el cumplimiento de las metas propuesta, un hecho que genera confianza y compromiso para cumplir en cada uno de los equipos.
 

¿Cómo puedo implementar los OKR en mi empresa?

Al igual que sucede en la mayoría de las metodologías tradicionales, una de las claves para que el sistema OKR sea efectivo es definir adecuadamente los objetivos. En este sentido, es importante que la formulación sea simple y clara; no marcar más de cuatro o cinco objetivos por trimestre; fijar las acciones clave para obtener resultados positivos en cada meta y, aunque el global de objetivos tenga que cumplirse en el medio plazo, marcar semanalmente una planificación que asegure la buena marcha de la propuesta.

Por otra parte, fijar de manera lo más clara posible los Key Results, es decir, la cuantificación de los resultados, servirá también para ayudar en la ejecución y el logro de los objetivos. Para ello, lo más importante es que los resultados se puedan medir, de tal forma que será sencillo comprobar si se han logrado o no. Por ejemplo, un objetivo claramente definido y fácilmente cuantificable sería mejorar la presencia de una compañía en las redes sociales, para lo que un resultado clave podría ser aumentar en 10 dígitos el número de seguidores en las diferentes plataformas, o elevar un 5% el número de impresiones de los post colgados.

Asimismo, el seguimiento continuo del cumplimiento de los objetivos es una parte fundamental para que la metodología funcione. No basta con definir las metas y fijar las claves de los resultados, sino que es necesario evaluar las métricas de manera constante para poder identificar posibles problemas que, si se detectan a tiempo, permitirán aplicar las correcciones necesarias para solucionarlos.
 

Beneficios de implantar los OKR

El mayor beneficio de trabajar en una organización bajo la metodología de los OKR es la eficiencia y la optimización en los procesos, tal y como ha demostrado el sistema a lo largo del tiempo. Esto sucede porque, gracias a los objetivos marcados, se consigue poner el foco en lo realmente importante, sin dejar de atender a lo urgente. Pero además, una compañía que base su día en objetivos OKR está disminuyendo de manera drástica las probabilidades de sufrir una crisis, puesto que todos los procesos están permanentemente supervisados y el trabajo en equipo es mucho más fluido, lo que redunda en un mejor ambiente entre los empleados.

No obstante, antes de implantar un sistema basado en OKR, es importante realizar un ejercicio previo de reflexión que permita fijar las prioridades actuales de la compañía. Sin esto, será muy complicado definir un número limitado de objetivos. Una vez salvado este escalón, si se logra implantar con éxito un modelo de OKR, éste se convertirá en parte fundamental de la cultura empresarial y permitirá a la compañía crecer en la dirección deseada, alcanzando las metas que se haya propuesto.

Ventajas para las empresas

Ventajas para la empresa

Descubre las ventajas de nuestro seguro para la empresa

Más información