¿Qué es un puente dental fijo?

Un puente dental fijo es un tipo de prótesis dental que se apoya sobre los dientes sanos que el paciente aún conserva en su boca. Normalmente, las prótesis parciales fijas (como también se les denomina) sustituyen a dientes perdidos adyacentes: que se encontraban juntos en la boca del paciente. Junto con los implantes dentales, estas prótesis parciales fijas son la mejor solución para las personas que han perdido uno o varios dientes naturales.

Pasos previos a la colocación de una prótesis fija

Para colocar un puente dental fijo, primero tu dentista tomará una serie de radiografías y una impresión de tu boca con una masilla de alginato. Esto le permitirá confeccionar un molde en yeso, sobre el que trabajar con calma cuando hayas abandonado la clínica.

Después, procederá al tallado de los dientes naturales que el paciente aún conserva alrededor del “hueco” causado por sus dientes perdidos. De esta manera se proporciona el espacio suficiente y una mejor superficie de agarre para el puente que se coloca sobre ellos. Es posible que durante este proceso sea necesario desvitalizar alguno de los dientes mediante un procedimiento de endodoncia.

Estos dientes tallados reciben el nombre de “pilares”, ya que aguantarán las cargas que reciba la parte del puente que corresponden a las ausencias (“pónticos”, en el lenguaje técnico de los dentistas) y que no tienen raíces naturales sobre las que apoyar las coronas.

¿Cómo se pone un puente dental fijo?

Después de tallarte los dientes, el especialista colocará unas prótesis provisionales en resina o acrílico, para que no pierdas la estética ni la funcionalidad hasta que los protésicos dentales confeccionen tu puente dental fijo definitivo.

No olvides que las prótesis dentales se confeccionan en laboratorios dentales aparte de las clínicas, y que son necesarios unos días hasta que tu puente esté listo para colocarse en tu boca. Los ajustes de forma y color pueden llevar una o dos visitas a clínica más, pero un resultado óptimo merecerá la pena.

Funciones de los puentes dentales fijos

Además de las ventajas más obvias, como la recuperación de la función masticatoria y el reestablecimiento de la estética de su sonrisa, Un puente dental evita diversos riesgos para la salud bucodental del paciente. Cuando hay ausencias dientes en la boca del paciente, las piezas que rodean al hueco vacío tienden a girar o moverse para ocuparlo con el paso del tiempo. Esto ocasiona en los pacientes problemas de mordida, bruxismo y un mayor riesgo de caries y enfermedad periodontal.

Un puente dental también permite al paciente mejorar su aspecto, tanto de su sonrisa en sí como de su rostro: las personas con ausencias dentales suelen tener una pérdida de dimensión vertical, la distancia entre la nariz y el mentón,  dando lugar a una característica “cara de bruja”.

De este modo, y gracias a los puentes dentales fijos, estas personas aumentan su autoestima y confianza en sí mismas, sobre todo en una sociedad que cada vez más identifica las ausencias dentales con un bajo nivel sociocultural y un descuido por la imagen personal.

Ventajas e inconvenientes  de los puentes dentales fijos

Los puentes dentales son más económicos que los implantes dentales, y una verdadera alternativa a estos, especialmente para las personas con presupuestos más ajustados.  Para los que el precio sigue siendo una barrera de entrada, existen soluciones como los puentes Maryland, con un precio aún más reducido.

Las prótesis parciales fijas ofrecen una gran resistencia y durabilidad, y mantienen muy bien su aspecto con el paso del tiempo. También son mucho más fáciles de limpiar que las prótesis dentales removibles.

Su principal inconveniente es que hay que tallar dientes sanos, por lo que es un tratamiento mucho más invasivo que estas. No obstante, y para muchos pacientes, los resultados merecen la pena.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados