Cáncer de pulmón

Desafortunadamente, el cáncer de pulmón es en la actualidad la primera causa de muerte por cáncer, tanto en hombres como mujeres, lo que no sería así si no es por el hábito de fumar, ya que aproximadamente el 85% de los casos tiene al tabaco como causa directa.

El problema es que por lo general el cáncer de pulmón no presenta síntomas hasta que no está muy avanzado y estos son diferentes en cada persona, pues en ocasiones se deben a manifestaciones de metástasis.

Los síntomas más frecuentes relacionados con el aparato respiratorio:

  • Tos persistente o que se agrava con el tiempo.
  • Dificultad para respirar.
  • Dolor de pecho.
  • Sangrado con la tos.

No obstante, también puede presentarse un cansancio permanente, adelgazamiento rápido no justificado o fiebre.

Para el diagnóstico será necesario realizar una biopsia para determinar si hay células cancerosas y de qué tipo son. Básicamente hay dos tipos de cáncer de pulmón: el microcítico, o de células pequeñas, y el no microcítico, o de células grandes, siendo este último el más frecuente. En ambos casos la evolución de la enfermedad es diferente y el tratamiento varía según el estadio en que se encuentra el cáncer y el tipo que sea.

El microcítico tiende a desarrollarse más rápidamente y por lo general no responde bien a la cirugía y la radioterapia. La cirugía puede ser una opción en las fases menos avanzadas (estadios I y II y en algunos casos el IIIA) del cáncer de pulmón no microcítico y el oncólogo decidirá si se debe complementar con quimioterapia y/o radioterapia.

Asimismo, para determinar el tipo de quimioterapia que se debe administrar puede ser muy útil un estudio genético de la muestra extraída en la biopsia, puesto que la presencia de determinadas mutaciones genéticas pueden determinar la resistencia a algún fármaco o si, por el contrario, el paciente podría favorecerse de un tratamiento específico por vía oral que ha demostrado su eficacia en pacientes no fumadores, especialmente en mujeres.

cáncer de pulmón

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

Podemos ayudarte

Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo:

El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad de Sanitas.