Te Llamamos
Contacto telefónico
Resuelve tus dudas
L-V de 8:30h a 18:00h
913245549
Si quieres contratar un seguro te llamamos gratis
L-V de 9:00h a 21:00h
Por favor, compruebe el teléfono insertado, el número proporcionado no es correcto. Debes introducir un teléfono para que te podamos llamar.
Introduzca su nombre, por favor Introduzca su nombre, por favor
Atención Empresas
91 324 52 38
trabajadores con mascarillas en la oficina

La era post COVID en la oficina

 

A medida que el coronavirus fue avanzando y se llegó a la denominada “nueva normalidad”, se fueron incorporando a la actividad laboral aquellos negocios que no eran considerados como esenciales durante el confinamiento. Tanto unos como otros han tenido que incorporar una serie de medidas relacionadas con preservar la integridad física que están afectando a las relaciones interpersonales y el devenir del día a día en el trabajo.

En los casos en que el trabajo se desarrolla en una oficina, se presentan dos escenarios claros con alternativas mixtas: cuando se acude al centro de trabajo o cuando se adopta el trabajo en remoto. En cada uno de ellos, se deberán adoptar medidas diferentes a nivel higiénico y organizativo, que tendrán repercusiones a distintos niveles.
 

Trabajar en la oficina

Desde el punto de vista sanitario, la normativa sobre las medidas de prevención y control han ido variando según los avances de la pandemia. Se puede consultar completo el Procedimiento para los Servicios de Riesgos Laborales frente a la exposición al SARS-CoV-21 y la Guía de las Buenas Prácticas en los Centros de Trabajo2, ambos del Ministerio de Sanidad.

Hay una responsabilidad personal de no acudir al puesto de trabajo si se tiene alguno de los síntomas que se han venido repitiendo en los diferentes medios de comunicación desde el mes de marzo. Se aplica también a cuando se ha estado en contacto estrecho con alguien afectado por el COVID-19. En ambos casos se deberá hacer una cuarentena de, al menos, 14 días.

Cuando se padece una enfermedad de riesgo (como cáncer, enfermedades cardiovasculares o insuficiencia pulmonar crónica, entre otras), si no hay posibilidades de realizar el trabajo en remoto, se puede permanecer en aislamiento a efectos laborales. En ese caso se asimilará a accidente de trabajo de cara a percibir la prestación económica de incapacidad temporal.

Establecer un plan de contingencia en base a las diferentes actividades y el riesgo de exposición al virus en donde participarán los representantes de los trabajadores.

El centro de trabajo o establecimiento debe ventilarse con frecuencia. Se aconseja varias veces al día y por el espacio de 5 minutos como mínimo. Reforzar limpieza de los sistemas de ventilación y climatización, así como de los aparatos o aquellas superficies que se tocan con más frecuencia, limpiar el área de trabajo de un empleado cuando haya cambio de turno.

Es responsabilidad de la empresa facilitar los elementos de seguridad e higiene necesarios para prevenir los contagios y formar en el uso de los mismos cuando fuera necesario. Conocer el protocolo de actuación en caso de que alguien manifieste síntomas compatibles con el coronavirus.

Desde un punto de vista más relacional en el centro de trabajo, y teniendo en cuenta la distancia interpersonal que hay que mantener, pueden verse afectadas las reuniones de trabajo, los descansos en las áreas destinadas para ello y los saludos como el apretón de manos o los dos besos. Se trata de un cambio de comportamiento y dinámicas que no tendrían por qué afectar al clima laboral.

Son momentos de especial cuidado con la distancia interpersonal las entradas y salidas cuando coinciden todos los trabajadores a la misma hora. Organizarlo de manera escalonada es positivo en el centro de trabajo y en los transportes.

Evitar el uso de los equipos de otros trabajadores y mantener una higienización reforzada. Cuando se cuenta con establecimientos abiertos al público, también hay que adaptarlo para mantener las medidas higiénicas mencionadas, controlar el aforo y el acceso.
 

Cuando el trabajo se traslada a casa

El trabajo en remoto era una alternativa que ya venían concediendo algunas empresas desde hace años. Tan solo un pequeño porcentaje de los empleados lo habían adoptado, pero, en las circunstancias presentes, es aconsejable facilitar el teletrabajo y realizar las reuniones internas o externas por videoconferencia. De las personas que lo hicieron durante el confinamiento por obligación, está por ver cuántas continuarán con ello.

Es fundamental contar con una buena conexión a internet y contemplar las medidas oportunas sobre ciberseguridad. Tener un buen soporte informático hará más fácil las conexiones y solucionar las incidencias que pudieran presentarse. Continuar en contacto es importante para mantener la cultura de empresa.

En estos últimos meses, se ha visto que es necesaria una educación por parte de empresarios y trabajadores o colaboradores para que no se produzcan abusos en los horarios, invasión de intimidad, cansancio mental, estrés o, por la otra parte, dejación de las funciones y la responsabilidad para con la tarea. Para empresarios y directivos hay un dilema entre ejercer control sobre el cumplimiento del trabajo de sus equipos humanos y la confianza que se les otorga.

Estas decisiones tendrán un reflejo sobre la actitud de los trabajadores ante el teletrabajo.

  • Buena higiene física y mental.
  • Hacer descansos.
  • Reservarse un lugar bien ventilado y cómodo, con diseños reconfigurables (mobiliario ergonómico y versátil) en la medida de lo posible, apartado de zonas de paso y con buena iluminación natural o artificial.
  • Para los momentos de relax cambiar de espacio o aprovechar para realizar ejercicio físico (baile, estiramientos, etc.).
  • Seguir en contacto con los compañeros mantendrá las redes informales tan importantes para el buen clima laboral. Ya sea de forma presencial o en remoto, la era post COVID trae cambios en el trabajo que se desconoce lo que durarán, pero, seguramente, algunos de ellos han llegado para quedarse, existiendo diversas medidas y acciones que la empresa debe considerar para la mejora de la productividad en este nuevo contexto.
     

Son algunas de las recomendaciones para el trabajo en remoto, puedes encontrar aquí consejos y buenas prácticas para preparar tu espacio de trabajo. 

 

BIBLIOGRAFÍA Y ENLACES REFERENCIADOS

https://www.uso.es/wp-content/uploads/2020/04/sindicato-uso-guia-buenas-practicas-ministerio-sanidad.pdf

https://www.mscbs.gob.es/profesionales/saludPublica/ccayes/alertasActual/nCov-China/documentos/PrevencionRRLL_COVID-19.pdf

Ventajas para las empresas

Ventajas para la empresa

Descubre las ventajas de nuestro seguro para la empresa

Más información