902 310 122

¿En qué consiste?

El Microinjerto Capilar es un tratamiento que consiste en extraer cabello de la zona donante y reimplantarlo en las zonas más despobladas, logrando un aspecto natural y estéticamente perfecto.

Actualmente es la solución quirúrgica más avanzada para los problemas de calvicie.

La elección del tipo de microinjerto más adecuado será consensuada con el profesional en función de las necesidades de la persona.

Las diferentes técnicas para realizar microinjertos capilares son:

Microinjerto FUSS (ó STRIP)

Técnica de trasplante adecuada cuando se presenta una alopecia muy avanzada y se busca la máxima cobertura. Consiste en la extracción de una tira de cabello que se extiende desde la zona occipital y lateral de la cabeza. El área donante se sutura dejando una línea muy fina y prácticamente invisible, donde volverá a crecer pelo nuevo.

El especialista diseña una línea del cabello muy cuidada, siempre en equilibrio con las proporciones del rostro del paciente para obtener un resultado natural. De la tira extraída se obtienen las Unidades Foliculares (UFs) para que el cirujano realice las incisiones en la zona poco poblada para colocar los folículos respetando la dirección natural del pelo del paciente. En los pacientes que hoy en día deciden operarse utilizando esta técnica quirúrgica, se presenta la nueva Sutura Tricofítica, porque proporciona un resultado más estético.

Microinjerto capilar FUE

Técnica de trasplante capilar muy adecuada en zonas pequeñas que consiste en la extracción uno a uno de los folículos de la zona donante en lugar de extraer una tira completa. Es el cirujano el que hace la selección de los folículos en función del área que necesita repoblar.

Esta técnica escoge en cada momento los folículos más adecuados, con un grosor determinado, sin perjudicar a la zona donante y sin dejarla con poca densidad.

La extracción de folículos es simple e indolora y aporta la gran ventaja de que en 48-72 horas el paciente puede comenzar a llevar una vida normal porque el área ya ha cicatrizado. La zona donante no presenta rastro alguno de herida o cicatriz.

Microinjerto capilar FUE Robotizada con ARTAS

Técnica FUE de extracción folículo a folículo, controlada y llevada a cabo mediante un preciso robot, ARTAS.

El robot ARTAS, a través de un complejo sistema de identificación de imágenes, selecciona los mejores folículos y analiza sus características:

  • Densidad
  • Distribución
  • Orientación
  • Ángulo de crecimiento

El preciso brazo robótico minimiza el daño folicular, lo que significa, disponer de mayor número de cabellos viables para su implantación.

El robot ARTAS puede llegar a extraer entre 700-800 unidades foliculares a la hora, frente a las 250 de la técnica FUE MANUAL, lo que se traduce en la obtención de cientos de folículos con alta precisión, velocidad y consistencia.

Procedimiento

  1. Solicita tu 1ª Consulta Gratuita
  2. Preoperatorio

    Lo primero que se realiza es un examen del paciente y un historial clínico para ver si es factible o no la intervención. En caso afirmativo, se diseña el área a repoblar.

  3. Durante la intervención

    En la operación, en función del método seleccionado se realizará de un modo u otro:

    • FUSS: el cirujano extrae un pequeño fragmento de piel con cabellos de la parte posterior de la cabeza (zona donante, que normalmente son cabellos codificados genéticamente para vivir toda la vida) y se hace la implantación en la zona receptora, respetando el mismo ángulo o dirección del cabello original y consiguiendo un aspecto natural y estéticamente perfecto.
    • FUE: el cirujano selecciona los folículos más adecuados de la zona donante, que tengan un grosor determinado. Tras la selección, extrae uno a uno de los folículos de la zona donante necesarios en función del área que necesita repoblar, sin perjudicar a la zona donante y sin dejarla con poca densidad, que es fundamental a la hora de diseñar la primera línea, cicatrices de antiguas operaciones, barba, cejas y pestañas. La zona donante no presenta rastro alguno de herida o cicatriz. Esta técnica se podrá realizar con el uso del robot ARTAS, cuyas ventajas son: técnica menos invasiva, más rápida, mayor número de folículos viables, menor tiempo de recuperación y aspecto más natural.

    Al tratarse de una operación ambulatoria (con anestesia local, en la que el paciente permanece consciente durante todo el proceso), el periodo de recuperación es muy corto, en 48-72 horas el paciente puede comenzar a llevar una vida normal porque el área ya ha cicatrizado.

  4. Postoperación

    Recomendaciones post quirúrgicas

    En las semanas posteriores a la operación debe protegerse la zona receptora del trasplante para evitar la incidencia directa de la luz solar, y deben evitarse los esfuerzos físicos, el baño en piscinas, el tinte capilar y el uso de casco.

    Resultados

    Tras un breve periodo de adaptación (2-5 meses) comenzará un crecimiento normal y definitivo del cabello, manteniendo las características de la zona de donde provienen.

Ventajas del tratamiento

  • Primera consulta de valoración gratuita.
  • Centros médicos y profesionales seleccionados mediante los criterios de acreditación de Sanitas.
  • Descuentos/Precios especiales para nuestros clientes.
  • Condiciones especiales de financiación.
  • Servicios con precio cerrado, no existen sorpresas durante el tratamiento.
  • Acceso a las técnicas más avanzadas con la última tecnología disponible.
  • Asesoramiento y acompañamiento durante todo el proceso para que siempre tomes la mejor decisión.
  • Accede al mejor servicio con un trato cercano y personalizado.

Ventajas exclusivas de Sanitas

Tengas o no seguro de salud
Mapa de Centros especializados
+120
Centros especializados en España

Nuestra cantidad de centros nos permite garantizar tu comodidad y accesibilidad.

Mapa de Centros especializados

Preguntas Frecuentes

¿Qué puede causar la caída del pelo?

En varones genéticamente predispuestos la presencia de la hormona dihidrotestorona (DHT) es necesario para que se desarrolle este tipo de calvicie. Otras causas menos frecuentes de caída de cabello, las cuales son en su mayoría reversibles con tratamiento, son las enfermedades del tiroides, el déficit de hierro, fiebre alta, anestesia general o cirugía, dietas estrictas, el postparto, el estrés y ciertos medicamentos. Existen también determinadas enfermedades que pueden provocar una pérdida temporal o permanente del cabello, tales como el lupus eritematoso, el liquen planopilar, y la alopecia areata.

¿Tomando Minoxidil y Finasteride me volverá a crecer el pelo?

Con ambos medicamentos se consigue retrasar la caída de caída del cabello, pero no logran recuperar el pelo perdido. El Minoxidil tópico es útil para frenar la caída del cabello, y el Finasteride reduce la formación de DHT, una hormona responsable en gran parte de la pérdida del cabello en patrón masculino. Tanto el finasteride como el minoxidil deben usarse de forma continua para mantener los resultados, ya que si se dejan, el proceso de pérdida de pelo puede reaparecer. Estos medicamentos pueden no funcionar en todos los pacientes, pero se ha demostrado su efecto beneficioso en muchas personas. Además, la combinación de minoxidil y finasteride puede proporcionar un efecto aditivo beneficioso en hombres con alopecia androgenética.

¿El microinjerto es sólo para hombres?

Durante muchos años ha sido una técnica demandada fundamentalmente por los hombres. Pero en la actualidad cada vez son más las mujeres que se someten a esta intervención. Los buenos resultados, cada día más naturales, han contribuido al crecimiento de la demanda por parte de las mujeres.

¿Quién puede beneficiarse del microinjerto?

Cualquier persona que haya experimentado una pérdida permanente del cabello puede ser candidato:

  • Varones con alopecia en patrón masculino.
  • Mujeres con alopecia en patrón femenino.
  • Mujeres o hombres que quieren reforzar o cambiar la línea de implantación del cabello.
  • Personas con cicatrices como consecuencia de heridas o de alopecias cicatriciales, y también pacientes que presentan pérdida de pelo tras determinadas cirugías, como por ejemplo tras procedimientos de lifting (estiramiento facial).
  • Personas que se quieren restaurar o engrosar las cejas, pestañas y barba.
  • Hombres y mujeres que quieran tener pelo en áreas donde tengan poco o nada de pelo.
¿En qué momento debería hacerme el microinjerto?

Los pacientes pueden hacerse un trasplante capilar a cualquier edad después de los 20 años, aunque la conveniencia en cada paciente determinado puede ser diferente, dependiendo de varios factores. La gran mayoría de pacientes se hacen la primera sesión de trasplante mientras aún no están completamente calvos, de tal modo que pueden usar su pelo existente para ayudar a camuflar la intervención. Sin embargo, debido a que la pérdida de pelo tiende a ser gradual y progresiva, no es aconsejable comenzar el tratamiento quirúrgico cuando el paciente es demasiado joven. Los tratamientos médicos tales como el finasteride y el minoxidil se suelen recomendar a hombres con pérdida de pelo con el objeto de preservar o revertir parcialmente el pelo fino que aparece en la coronilla y en la zona central del cuero cabelludo. Los trasplantes de cabello pueden emplearse para cubrir la línea de implantación frontal y aumentar la densidad de la mitad anterior del cuero cabelludo, y los tratamientos médicos pueden emplearse para mantener el cabello detrás de los trasplantes y para aumentar los resultados a largo plazo de la cirugía capilar..

¿Soy un buen candidato para el microinjerto?

Los factores para determinar si la persona es buen candidato son los siguientes:

  • El estado de salud general del paciente.
  • La textura de su pelo (fino o grueso), el contraste entre el color del pelo y el color de la piel.
  • La densidad donante, es decir el número de folículos pilosos por centímetro cuadrado en la zona donante y el tamaño de la zona donante; si se han realizado otros procedimientos de injertos previamente.
  • El tamaño del área a cubrir.
  • Las expectativas y objetivos de cada paciente.

Para hacer un diagnóstico certero y para realizar las recomendaciones terapéuticas se requiere una evaluación médica detallada y una comunicación franca entre el médico y el paciente sobre las distintas alternativas de tratamiento.

¿Cuándo es la mejor época para operarse?

Cualquier momento del año es bueno para realizar la intervención, aunque los meses con menos demanda son los de más calor, julio y agosto, ya que en las primeras semanas es recomendable que no le dé el sol a la zona microinjerta. En cualquier caso, al tratarse de una intervención de carácter ambulatorio, el paciente duerme en casa el mismo día y sólo debe acudir a consulta para las primeras curas, por lo que se puede realizar una vida normal desde el primer momento, sea la época del año que sea.

¿Es doloroso y deja marcas visibles?

El microtrasplante presenta mínimas molestias en el paciente los primeros días y sus marcas son apenas visibles. La intervención se realiza con anestesia local, por lo que no se siente dolor ni requiere hospitalización. La cirugía se tolera muy bien. Con los avances y mayor sofisticación en la técnica así como el uso de una tecnología de vanguardia, los resultados presentan un aspecto natural y las marcas no son visibles.

¿El pelo se vuelve a caer?

El microinjerto es autólogo, es decir, se usa pelo del mismo paciente para los implantes, lo que garantiza un resultado totalmente natural y sin riesgo de rechazos. La zona donante por excelencia es la zona occipital del cuero cabelludo, ya que este pelo está codificado genéticamente para no caerse. De ahí se extraen todas las unidades foliculares que se utilizarán para realizar el microinjerto.

¿Puede hacerme microinjerto de otra zona?

A pesar de que el microinjerto de pelo es una intervención que se realiza mayoritariamente en el cuero cabelludo de la cabeza, se trata de una solución cada vez más demandada para cubrir otras zonas del cuerpo. El implante de cejas ya es una técnica frecuente entre las mujeres y en el caso de los hombres, se suele recurrir al microinjerto para aumentar la densidad en barbas poco pobladas, en el pecho, en pequeñas calvas o cicatrices o en pacientes imberbes.

El Sistema de Integración, ¿crece normalmente?

No, en absoluto. El Sistema de Integración se entrelaza con el propio pelo pero no crece, lo que sí que crece es tu propio cabello y por eso es necesario acudir cada cierto tiempo al centro para realizar los reajustes necesarios.

Servicios de Salud

Otros servicios que te pueden interesar

¿Te llamamos?

Infórmate sin compromiso

Llámanos al 902 310 122 o déjanos tus datos

Consulta la información de privacidad.

Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).

Horario de atención al cliente: L-V 8:00 a 20:00h

En breve nos pondremos en contacto contigo.