¿En qué consiste?

El cáncer de riñón es un tipo de tumor muy extendido actualmente, diagnosticándose cada año más de 200.000 nuevos casos a nivel mundial.

Este cáncer es más frecuente en hombres, fumadores, de una edad generalmente superior a los 40 años y/o en personas con problemas de obesidad.

Gracias a los avances en la intervención y al diagnóstico temprano de la enfermedad, el cáncer de riñón puede ser curado con elevadas tasas de éxito. Cuando el tumor es diagnosticado en una fase temprana, su tasa media de supervivencia es superior al 80%.

Existe una amplia variedad de tratamientos para el cáncer de riñón: radioterapia, quimioterapia, pero con mayor frecuencia la crioablación o ablación por radiofrecuencia, como terapias menos invasivas. Cuando el avance de la enfermedad requiere un tratamiento más agresivo, la opción terapéutica es la cirugía nefrectomía.

La nefrectomía puede ser radical (extirpación completa del riñón) o parcial (extirpación de parte afectada del riñón). Las técnicas quirúrgicas disponibles son:

Cirugía abierta tradicional

La cirugía abierta tradicional, que requiere realizar una amplia incisión que suele implicar una pérdida importante de sangre y una lenta recuperación.

Cirugía laparoscópica convencional

La cirugía laparoscópica convencional, que pese a ser una técnica más avanzada, limita la labor del especialista al utilizar un instrumental rígido y una cámara 2D que reducen su movilidad y visión.

Cirugía robótica avanzada

La cirugía robótica avanzada, que se apoya en una tecnología de alto nivel para realizar procedimientos complejos a partir de pequeñas incisiones, por lo que se configura como la opción menos invasiva y de mayor precisión en la actualidad.

¿A quién va dirigido?

Esta técnica está dirigida a pacientes con un cáncer de riñón cuya indicación terapéutica sea la quirúrgica.

No obstante, es necesario que el paciente consulte con el especialista todas las opciones de tratamiento disponibles para su caso concreto, así como sus riesgos y beneficios, y será el propio especialista quién determine la idoneidad de la cirugía con la utilización del robot Da Vinci.

Ventajas del tratamiento

  • Primera consulta de valoración gratuita.
  • Centros médicos y profesionales seleccionados mediante los criterios de acreditación de Sanitas.
  • Precios especiales a nuestros clientes, en todos los tratamientos.
  • Condiciones especiales de financiación.
  • Servicios con precio cerrado, no existen sorpresas durante el tratamiento.
  • Acceso a las técnicas más avanzadas con la última tecnología disponible.
  • Asesoramiento y acompañamiento durante todo el proceso para que siempre tomes la mejor decisión.
  • Accede al mejor servicio con un trato cercano y personalizado.

Ventajas exclusivas de Sanitas

Tengas o no seguro de salud
Mapa de Centros especializados
+120
Centros especializados en España

Nuestra cantidad de centros nos permite garantizar tu comodidad y accesibilidad.

Mapa de Centros especializados

Preguntas Frecuentes

¿La intervención con Da Vinci es realizada con anestesia general?

Si, es una intervención quirúrgica que requiere anestesia general.

¿Son las únicas patologías operables con robot Da Vinci?

No, además de esta patología existen otras de la especialidad de ginecología y de otras especialidades operables con el sistema quirúrgico Da Vinci. Algunas de las más frecuentes por especialidad son:

  • Ginecología: Histerectomía benigna y oncología ginecológica.
  • Cirugía general: cirugía de la obesidad, cirugía colorectal: cáncer colorectal, Diverticulitis y Enfermedad inflamatoria intestinal.
  • Cirugía gastrointestinal: cáncer gástrico y trastornos funcionales de la unión esófago-gástrica.
¿Qué pruebas es necesario que el cliente traiga a la primera consulta gratuita de valoración?

Cuando el paciente acuda a la primera consulta de valoración deberá aportar todas pruebas que previamente su oncólogo o el doctor de la especialidad que le diagnosticó su patología (urólogo, ginecólogo u otorrino) le hubiera determinado realizar durante el proceso diagnóstico (analíticas, ecografías, TAC…) para que el especialista en la consulta pueda analizarlas y valorarlas. En caso de que el doctor requiriera alguna prueba adicional se la solicitara al paciente en función de su caso específico.

¿Esta intervención requiere de ingreso hospitalario?

Si, esta intervención requiere de ingreso hospitalario que dependerá de la patología y de la evolución específica de cada paciente.

Servicios de Salud

Otros servicios que te pueden interesar

¿Te llamamos?

Infórmate sin compromiso

Llámanos al 91 291 93 84 o déjanos tus datos

Consulta la información de privacidad.

Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).

Horario de atención al cliente: L-V 8:00 a 19:30h