Reumatología

Reumatología en Centros Médicos Milenium

La reumatología es la especialidad médica que se centra en la investigación clínica, el diagnóstico y el tratamiento de las enfermedades reumáticas. Engloban tanto las enfermedades que afectan al sistema musculoesquelético (huesos, músculos y articulaciones) como las que lo hacen al tejido conjuntivo (por ejemplo: tendones, cartílagos, tejido adiposo y sistema linfático).  

Patologías

Existen más de 200 enfermedades reumatológicas que afectan de igual forma a todas las franjas de edad y cuyos principales síntomas son el dolor y la rigidez, capaces de limitar el movimiento, la inflamación e incluso la deformidad:

  • Artritis reumatoide. Se trata de una enfermedad crónica que afectan al colágeno, y que puede ocasionar deformaciones. Se caracteriza por la inflamación y aumento del líquido sinovial, engrosando la membrana sinovial e inflamando la articulación. El curso de la enfermedad se caracteriza por periodos con síntomas (brotes) o sin ellos.
  • Artrosis. La artrosis es una patología que lesiona el cartílago articular por desgaste. Sus principales síntomas son: dolor de tipo mecánico (que se inicia por el movimiento y mejora con el reposo), hinchazón y rigidez.
  • Lupus eritematoso sistémico. Es una enfermedad crónica, de tipo inmunitario, que puede afectar a todos los sistemas orgánicos. Sus síntomas principales incluyen fiebre, artritis, pérdida de peso, y también problemas cardíacos, dermatológicos (que incluyen la aparición de lesiones de forma redonda), renales o de otros sistemas del organismo.
  • Gota. Esta enfermedad se debe al aumento del ácido úrico en la sangre, y se desarrolla en cuatro etapas: hiperuricemia asintomática, gota aguda, período asintomático y gota crónica. Esta patología puede producir hinchazón, enrojecimiento, calor y rigidez en las articulaciones.
  • Artritis psoriásica. Es una forma de artritis reumatoide relacionada con una psoriasis que afecta principalmente a la piel y a las uñas. Afectan fundamentalmente a las articulaciones interfalángicas distales de los dedos de manos y pies.
      ​     

Pruebas diagnósticas

Las pruebas que su médico puede solicitar para diagnosticar una enfermedad reumatológica son, entre otras:

  • Artrocentesis y estudio del líquido articular. Este estudio permite diagnosticar artropatías por cristales, apoya el diagnóstico de las artritis sépticas y ayuda a establecer otros diagnósticos reumatológicos. La técnica consiste en realizar una punción en una cavidad articular para extraer líquido sinovial, con la finalidad de diagnosticar o prescribir un tratamiento.
  • Técnicas de imagen:
    • Estudio radiológico simple: es el examen más demandado para el diagnóstico y seguimiento de la progresión de las enfermedades reumatológicas. La información que se obtiene de la realización de esta prueba es, entre otras: nivel de mineralización ósea, estado de los cartílagos, etc.
    • Resonancia magnética: esta técnica permite observar y diagnosticar patologías que afectan a los diferentes órganos y estructuras corporales.
    • Densitometría ósea: con esta técnica, basada también en el uso de los rayos x, se mide la densidad de los huesos, permitiendo diagnosticar falta de mineralización, entre otras patologías.
  • Velocidad de sedimentación glomerular (VSG). Se trata de una prueba sencilla a través de la que se detecta la inflamación de los tejidos por neoplasias, infecciones y enfermedades autoinmunes, y que también permite hacer un seguimiento de los efectos del tratamiento.
  • Proteína C Reactiva (PCR). El nivel de esta proteína, que es secretada por el hígado, se eleva en caso de inflamación. Para realizar esta prueba su facultativo le solicitará una muestra de sangre
  • Factor Reumatoide (FR). Esta prueba, que se realiza a través de un análisis de sangre, se solicita para diagnosticar artritis reumatoide o distinguirla de otras patologías que tienen síntomas similares. Su especialista puede solicitar esta prueba en caso de que exista sospecha de artritis reumatoide.
    ​ 

 Tratamientos / Técnicas

Los principales tratamientos reumatológicos son:

  • Medidas higiénico-dietéticas. Una dieta adecuada a la patología del paciente puede reducir los síntomas y el avance de la enfermedad. El sobrepeso puede causar artrosis y el exceso de alimentos con ácido úrico agravar los síntomas de enfermedades como la gota.
  • Medicamentos. El tratamiento farmacológico de las enfermedades reumatológicas incluyen analgésicos, antinflamatorios, corticoides, fármacos modificadores de la enfermedad (FAME), fármacos biosimilares o las nuevas terapias dirigidas.
  • Fisioterapia. La aplicación de esta disciplina tiene como objetivo reducir el dolor y fomentar la adquisición de hábitos posturales saludables; la prescripción de pautas de ejercicio guiadas, y adaptadas a la sintomatología del paciente, también contribuyen a la reducción de los síntomas.
           

En los Centros Médicos Milenium de Sanitas puedes consultar con un especialista en Reumatología si presentas algunos de los síntomas descritos o padeces alguna de las enfermedades descritas. Nuestros especialistas te harán todas las pruebas diagnósticas necesarias para definir el tratamiento más adecuado y realizarán el seguimiento evolutivo de tu enfermedad.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).