Psiquiatría

Psiquiatría en Centros Médicos Milenium

La psiquiatría es una especialidad médica que tiene como objetivo el análisis, estudio, diagnóstico y tratamiento de todas aquellas enfermedades de componente mental, así como de la mejora de la salud mental.  

Patologías

Las patologías relacionadas con las enfermedades de la mente son:

  • Trastornos de la personalidad: se detectan por variaciones en las características personales en cuanto a emoción, conducta y cómo los pacientes afrontan la realidad. Se trata de trastornos desadaptativos (disforia, ansiedad, inestabilidad emocional incontrolable, etc.) que impiden que quien los padece tenga una vida normal.
  • Trastornos de la conducta alimentaria: se trata de patologías graves que pueden agravar la salud física y mental del paciente y que requieren tratamientos a largo plazo (anorexia, bulimia, pica, rumiación, atracones, etc.).
  • Trastornos del humor, afectivos o del estado de ánimo: estos trastornos inciden negativamente en el ánimo de las personas. Incluyen enfermedades tan graves como la depresión, cuyo síntoma principal es una tristeza indefinida, que, en los casos más graves, puede llevar a que quien la padece a autoagredirse o atentar contra su vida.
  • Trastornos de ansiedad: incluyen diversas fobias (social, específica, agorafobia), trastorno de angustia o trastorno de estrés postraumático tras un hecho traumático o catástrofe.
  • Trastorno obsesivo-compulsivo y trastornos relacionados: esta alteración se caracteriza por la presencia de obsesiones (por ejemplo, lavarse las manos con frecuencia) o compulsiones que afectan negativamente a la calidad del paciente.
  • Trastornos somatomorfos, facticios y simulación: están originados por otra enfermedad de base, si bien no se explican únicamente por la presencia de esa otra patología, el abuso de sustancias u otro trastorno mental. El enfermo experimenta síntomas físicos y psíquicos que son fingidos para asumir el “rol de enfermo”. Que el sujeto finja los síntomas no significa que no exista una enfermedad real.
      ​     

Pruebas diagnósticas

Las pruebas que su médico puede solicitar para diagnosticar una enfermedad psiquiátrica son, entre otras:

  • Valoración del estado mental y evaluación del nivel de conciencia del paciente: con esta valoración inicial se busca realizar un diagnóstico diferencial de la patología del paciente, a fin de poder descartar algunas de las posibles alteraciones que pudiesen compartir los síntomas que presenta.
  • Pruebas hematológicas: estas pruebas incluyen hemograma completo, para descartar, por ejemplo, causas orgánicas o el consumo de tóxicos (alcohol, drogas, abuso de fármacos); Ionograma o evaluaciones bioquímicas.
  • Test de la función tiroidea: son numerosas las enfermedades psicopatológicas cuyo origen está en alguna disfunción tiroidea (depresión, pánico o delirium). En este sentido, se pueden realizar también pruebas de función hipotálamo-hipófiso-suprarrenal, test de función pancreática o de la secreción de la hormona antidiurética (ADH).
  • Pruebas de detección de agentes inmunológicos: estos test se realizan para detectar la presencia de agentes infecciosos que pudiesen desencadenar la alteración. Hay otras enfermedades que pueden, asimismo, dar lugar a alteraciones mentales como el lupus eritematoso sistémico, por lo que es importante descartar su presencia antes de tratar al paciente. Otras pruebas son VSG, proteína C-reactiva o Coombs directo e indirecto.
  • Pruebas diagnósticas adicionales: se incluyen aquellas pruebas complementarias que ofrecen al especialista información adicional para poder diagnosticar correctamente al paciente: radiografía, electrocardiograma, ecocardiografía, neuroimagen (tomografías, resonancia magnética, etc.) y examen del líquido cefalorraquídeo.
     

 Tratamientos / Técnicas

Los tratamientos más habituales que puede prescribir un psiquiatra son:

  • Medidas higiénico-dietéticas: son especialmente relevantes en los trastornos de la alimentación, donde es muy importante abordar al paciente con un tratamiento dietético y con educación alimentaria. También en otro tipo de trastornos que influyen en el estado de ánimo del sujeto o cuando existe un abuso de sustancias.
  • Medicamentos: su objetivo es suavizar o eliminar los síntomas. El tratamiento del paciente puede abordarse con una gran variedad de fármacos: antipsicóticos, antidepresivos, ansiolíticos e hipnóticos, eutimizantes (antiepilépticos o estabilizadores del estado de ánimo) y estimulantes. También tratamientos aversivos del alcoholismo u otros específicos para tratar la enfermedad de base que desencadena la alteración.
  • Tratamientos psicoterapéuticos de apoyo: que pueden ser ambulatorios y de carácter cognitivo-conductual, psicoanálisis, de grupo, etc.
  • Terapia electroconvulsiva (TEC) o electrochoque: se utiliza en depresiones graves que no responden a los antidepresivo.
          

En los Centros Médicos Milenium de Sanitas puedes consultar con un especialista en psiquiatría si presentas algunos de los síntomas descritos o padeces alguna de las enfermedades descritas. Nuestros especialistas te harán todas las pruebas diagnósticas necesarias para definir el tratamiento más adecuado y realizarán el seguimiento evolutivo de tu enfermedad.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).