Podología

Podología en Centros Médicos Milenium

La podología es la especialidad médica que estudia y trata del cuidado de los pies, incluyendo su anatomía, enfermedades y tratamiento médico quirúrgico para las enfermedades más graves.  

Patologías

Hay muchos motivos por los que acudir al médico con relación a las alteraciones de los pies como:

  • Pies planos: se produce cuando uno o más arcos del pie se han reducido o aplanado. No suele ser doloroso, pero a veces existe dolor en el tobillo, en el pie o en la parte inferior de la pierna. En niños pequeños es frecuente, aunque cuando crecen, alrededor de los 2 o 3 años, se puede ir formando.
  • Tendinitis de talón: es la inflamación del tendón de Aquiles. Se detecta porque se hincha y duele la zona, tanto al caminar, como al correr o al tocarlo.
  • Fascitis plantar: es la inflamación del tejido grueso que se encuentra en la parte inferior del pie. Este tejido conecta el calcáneo (hueso que forma el talón del pie) con los dedos, creando el arco del pie. Es una afección muy dolorosa que puede impedir el caminar. Por lo general, se detecta por el dolor y rigidez de la parte interior del talón. Por las mañanas o después de haber estado sentado un rato, el dolor suele ser más agudo hasta que se inicia la marcha.
  • Úlceras diabéticas: las personas diabéticas tienen mayor riesgo de padecer úlceras o llagas en los pies. Estas úlceras a menudo son indoloras, por lo que es sumamente importante el examen regular de los pies. Se detectan mediante la exploración y hay que quitar el tejido muerto o infectado y limpiar y desinfectar la herida. Pueden tardar un par de semanas en sanar.
  • Artritis: la artritis es una enfermedad que ataca a las articulaciones, ocasionando deformaciones. Generalmente, las personas que están afectadas por la artritis reumatoide desarrollan síntomas en los pies o en los tobillos –dolor, hinchazón, y rigidez-.
  • Onicomicosis: los hongos en la uñas de los pies es la enfermedad más común que se produce en la zona. No es una enfermedad dolorosa, se caracteriza por el amarilleo de la uña, pero puede producir su rotura o descamación produciendo engrosamiento y dificultad para andar o llevar zapatos.
  • Juanetes: cuando el dedo gordo rota hacia el segundo dedo se produce una deformidad del hueso, que es muy dolorosa en la mayoría de las ocasiones. Puede ser hereditario, aunque el uso de zapatos estrechos y de tacón alto favorece su aparición.
  • Uñas encarnadas: se produce cuando la uña del pie se “entierra” dentro de la piel del dedo. Los principales síntomas son enrojecimiento, hinchazón y dolor. En muchas ocasiones, si no se trata a tiempo, puede producir infecciones.
  • Fracturas óseas: los pies son una parte del cuerpo que soporta mucho peso a diario. Un mal cuidado de los pies, malas posturas, calzado inadecuado, realización de ejercicio excesivo, etc., pueden ser causa de una rotura de los dedos o de las articulaciones.
      ​     

Pruebas diagnósticas

Generalmente, el podólogo solicitará las pruebas más adecuadas para el diagnóstico. Las más habituales son:

  • Exploración: el examen realizado por el médico, en muchas ocasiones, podrá arrojar un diagnóstico: la forma del pie, el caminar, las manchas, las verrugas, el dolor al tacto, el color, etc. Sin embargo, en otras ocasiones necesitará pruebas complementarias para confirmar o descartar un diagnóstico.
  • Pruebas de imagen: a través de las pruebas de imagen se podrá determinar el alcance de la lesión del pie: radiografías, muy útiles para detectar artritis; tomografía computarizada para los huesos; o resonancia magnética para los tendones.
     

 Tratamiento / Técnicas

La podología es una especialidad que puede ofrecer los siguientes tratamientos:

  • Cirugía: si la patología es traumatológica, el tratamiento más habitual es la cirugía: reparación de tendones, deformaciones de los pies (juanetes), extirpación de quistes o eliminación de verrugas.
  • Hábitos saludables: unos hábitos adecuados a la patología pueden prevenir posibles enfermedades o mejorar los síntomas actuales:
    • Cuidados del pie: muy importante si se tiene alguna enfermedad como la diabetes. La limpieza, cortar rectas las uñas, utilizar zapatos cómodos, con buena amortiguación, sin tacones altos y fabricados con buenos materiales son condiciones básicas para una buena salud podal.
    • Dieta: los pies soportan durante muchas horas todo el peso del cuerpo. Una dieta adecuada y evitar el sobrepeso es una buena fórmula para prevenir enfermedades.
    • Ejercicio: si regularmente realizamos ejercicios de estiramientos de los pies, mantenemos una postura corporal correcta y movemos los pies de forma correcta, tendremos unos pies sanos.
    • Frío: cuando los pies están inflamados, por la razón que sea, los paños de agua fría o hielo ayudan a reducir el problema. Igualmente, existen cremas destinadas a reducir la inflamación de los pies o hidratarlos correctamente.
  • Medicación: el tratamiento farmacológico puede incluir analgésicos o antiinflamatorios para calmar el dolor; antibióticos para las infecciones; corticoides; cremas reparadoras; etc.
  • Ortopedia: en ocasiones, es necesario el uso de dispositivos o aparatos complementarios especiales que ayuden a mejorar los síntomas o bien a prevenir las enfermedades: plantillas especiales de silicona o caucho; zapatos especiales por su ancho, tacón, o materiales; dispositivos interdigitales para evitar la evolución de deformaciones; células para ayudar a la curación de roturas; etc.
  • Fisioterapia: el médico puede recomendar la asistencia a estas sesiones para reducir el dolor o para ayudar a la adquisición de hábitos más saludables. La disciplina de seguir una serie de ejercicio ayuda a prevenir y reducir síntomas.
          

En los Centros Médicos Milenium de Sanitas puedes asistir a la consulta del podólogo si presentas alguno de los síntomas o padeces alguna de las enfermedades descritas. Nuestros especialistas te harán todas las pruebas diagnósticas necesarias para definir el tratamiento más adecuado y realizarán el seguimiento evolutivo de tu enfermedad.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).