Otorrinolaringología

Otorrinolaringología en Centros Médicos Milenium

Es la especialidad médica que se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las lesiones del oído, vías respiratorias altas, nariz, senos paranasales, laringe y faringe. Incluye cirugía traumatológica de cara y cuello –excluyendo la boca y las mandíbulas-. También se ocupa de las alteraciones en la articulación del habla.  

Patologías

Algunas de las patologías más frecuentes relacionadas con el oído, nariz y garganta son:

  • Otitis: es la inflamación del oído, normalmente viene acompañado de dolor, fiebre, hipoacusia y vértigos. Puede ser:
    • Otitis externa: afecta al conducto auditivo externo. Los síntomas son dolor, picor y secreción maloliente. Es más frecuente en verano debido a los baños en piscinas, ríos y mar.
    • Otitis media: es una infección bacteriana o vírica que afecta al oído medio. Aunque puede darse a cualquier edad, es más común en niños pequeños. Se caracteriza por un dolor persistente y fuerte. También puede acompañarse de fiebre, náuseas, y vómitos.
  • Hipoacusia: es la disminución de la sensibilidad auditiva. La hipoacusia puede ser total, parcial o incapacidad de escuchar ciertos sonidos.
  • Rinosinusitis o sinusitis: es un proceso infeccioso que inflama los senos paranasales dificultando el paso del aire por la nariz y produciendo secreción mucosa hacia la nariz. Suele ser doloroso. Por sus síntomas, se confunde con un catarro común, pero si persiste más de 10 días es necesario que el médico confirme o descarte la enfermedad.
  • Rinitis: es una inflamación de la membrana de la mucosa de la nariz, caracterizada por un continuo goteo y congestión nasal. Puede ser producida por una infección o por alergias.
  • Faringitis: es una inflamación de la garganta causada por un virus o una bacteria. Los síntomas incluyen dolor de garganta, molestias al tragar y pus –si son infecciones bacterianas-. Puede ir acompañada de pus o inflamación de los ganglios linfáticos.
  • Amigdalitis: es una inflamación de las amigadlas causada por una infección estreptocócica o por un virus. Se caracteriza por molestias al tragar y dolor de garganta, llegando en muchas ocasiones hasta el oído. Estos síntomas suelen ir acompañados de dolores de cabeza, malestar general y vómitos.
  • Vértigos: el vértigo es una sensación de movimiento cuando el cuerpo no lo está realizando. El vértigo en sí no es una enfermedad, sino una señal de que algo no está bien. Los exámenes que se realizan se enfocan a conocer la causa de estos problemas. Estos pueden ser producidos por problemas del oído interno o del sistema nervioso central.
    ​     

Pruebas diagnósticas

Hay diferentes pruebas diagnósticas que se pueden realizar para detectar cualquier patología relacionada con el oído, nariz y garganta:

  • Exploración: el médico deberá realizar un examen visual de los aparatos afectados. En algunas ocasiones, la revisión externa y la exposición de síntomas permite ofrecer un diagnóstico.
  • Fibroscopia: es una cámara flexible que se introduce por las fosas nasales y llega hasta las cuerdas vocales. No tiene efectos secundarios, aunque puede ser un poco molesta. Es muy útil para realizar diagnósticos más precisos en las áreas que explora.
  • Endoscopia laríngea: es parecida a la fibroscopia, pero el tubo que se utiliza es rígido. Se introduce por la boca y proporciona una información más detallada de las cuerdas vocales.
  • Estroboscopia: es un aparato que emite destellos de luz y permite visualizar a cámara lenta o congelar imágenes de las cuerdas vocales.
  • Audiometría y audiograma: es un estudio no invasivo que analiza la capacidad de audición del paciente. Para ello, se le somete a escuchar sonidos con diferentes tonos e intensidad y se va generando un audiograma o representación gráfica de los sonidos que percibe.
  • Análisis acústico: es un sistema de exploración que permite detectar y caracterizar el habla y los desórdenes vocales.
  • Rinomanometría: es una técnica de exploración para detectar la variación de flujo y presión que se produce en las fosas nasales durante la respiración.
  • Pruebas de imagen: se realizarán para confirmar o contrastar un diagnóstico. Resonancia magnética, rayos X o tomografías computarizadas.
      

 Tratamiento / Técnicas

Existe una variedad de tratamiento en función de la patología que el médico quiere tratar:

  • Hábitos saludables:
    • Oídos: con frecuencia, el tapón que se forma con el cerumen de los oídos es un gran problema de salud. Una adecuada limpieza, lavando el oído con cuidado y con sistemas no agresivos, permiten evitar la causa de algunas enfermedades.
    • Nariz: la congestión y secreción de mucosa dificultan la respiración. Es necesario realizar una adecuada limpieza con suero fisiológico o agua de mar. Si los ambientes son muy secos, se debe usar un humidificador, que evita problemas mayores y ayuda a mejorar otras patologías.
    • Garganta: una correcta hidratación, evitar ambientes con mucho humo o el tabaco, protegerla del frío, no forzar el tono de voz y respirar adecuadamente, son unas prácticas muy saludables para evitar que la garganta sufra.
  • Medicación: son muchos los medicamentos que pueden usarse para las patologías relacionadas con los problemas de oído, nariz y garganta. Para las infecciones bacterianas, los antibióticos; para atenuar el dolor, los analgésicos o antiinflamatorios; los aerosoles nasales sirven para bajar la inflamación de los senos paranasales. El especialista decidirá qué medicación es la más adecuada en cada momento.
  • Cirugía: la cirugía se realiza cuando otros tratamientos no han sido efectivos. El otorrinolaringólogo puede operar de amigdalitis, rinoplastias, septoplastia, cáncer de cabeza y cuello, adenoidectomía, mastoidectomía, miringotomía.
  • Audífonos: los audífonos son aparatos que se colocan detrás de la oreja para escuchar mejor. Estos dispositivos aumentan las vibraciones del sonido que entra por el oído.
         

En los Centros Médicos Milenium de Sanitas puedes asistir a la consulta del otorrinolaringólogo si presentas alguno de los síntomas o padeces alguna de las enfermedades descritas. Nuestros especialistas te harán todas las pruebas diagnósticas necesarias para definir el tratamiento más adecuado y realizarán el seguimiento evolutivo de tu enfermedad.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).