Nefrología

Nefrología en Centros Médicos Milenium

La Nefrología es la especialidad médica que se ocupa del estudio, la prevención, el diagnóstico y el tratamiento de todas las enfermedades que pueden afectar a los riñones y su funcionalidad.  

Patologías

Las enfermedades que pueden afectar a las vías respiratorias altas y bajas son numerosas, aunque entre las más frecuentes se pueden destacar las siguientes:

  • Insuficiencia renal. Se produce cuando los riñones son incapaces de filtrar las toxinas y otros desechos procedentes de la sangre.
  • Cálculos renales. Son solidificaciones de partículas procedentes de la orina que se forman en el riñón. Su tamaño puede oscilar desde el de un grano de arena al de una pelota de ping-pong.
  • Cólico renal. Se caracteriza por dolor intenso y agudo causado por la obstrucción de los conductos urinarios que van desde el riñón a la uretra y que suele estar causado por la presencia de un cálculo renal.
  • Glomerulonefritis. Es una inflamación de los glomérulos o los vasos sanguíneos renales que afecta al funcionamiento del riñón. Puede manifestarse con la presencia de sangre en la orina (hematuria).
  • Nefropatías. Bajo esta denominación se agrupan todas las lesiones que pueden sufrir los riñones, por lo que pueden ser de diferentes tipos, atendiendo al tipo de lesión y la parte del riñón afectada.
  • Nefropatía diabética. Es una complicación frecuente de la diabetes, especialmente en pacientes no controlados o que llevan muchos años con esta enfermedad.
  • Cáncer renal. Puede afectar a diferentes tipos de células, pero en general se clasifican en carcinomas y sarcomas. Una forma infantil es el nefroblastoma.
  • Síndrome nefrótico. Es un conjunto de síntomas definido por la excesiva presencia de proteínas en la orina (proteinuria), hipercolesterolemia, hipetrigliciridemia y baja concentración de proteínas en la sangre.
  • Poliquistosis renal. Es una enfermedad hereditaria supone la formación progresiva de quistes en el riñón que forman racimos y aumentan el volumen de éste. Se puede asociar a aneurismas, quistes en el hígado y el páncreas y divertículos en el colon.
        

Pruebas diagnósticas

La Medicina Estética se vale para el diagnóstico de enfermedades de todos los recursos técnicos y pruebas de laboratorio utilizados por el resto de especialidades:

  • Análisis de sangre. En algunos casos se evalúa la función renal, en otros se buscan parámetros indicadores de una posible enfermedad renal.
  • Análisis de orina. Se utilizan para medir la concentración de proteínas, albúmina, hormonas y otras sustancias.
  • Ecografía. Puede ser simple, para evaluar la forma el tamaño y las condiciones en las que se encuentra el riñón, o Doppler para visualizar la circulación sanguínea de los riñones.
  • TAC y resonancia magnética. Son pruebas que se realizan en el caso de algunas patologías para completar a la ecografía y precisar más el diagnóstico.
  • Renograma isotópica. Es una gammagrafía con contraste que se realiza para estudiar la función de filtrado de los riñones y si el funcionamiento de los mismos es el adecuado.
  • Arteriografía renal. Es una prueba de cateterismo, que se lleva a cabo con un líquido de contraste, para estudiar el estado de las arterias renales.
  • Biopsia. Se realiza mediante punción de la zona inferior del riñón para extraer una muestra de tejido y analizarla posteriormente.
      

 Tratamiento

Las enfermedades tratadas en Medicina Interna no suelen requerir procedimientos quirúrgicos para su tratamiento, si bien en ocasiones puede estar indicado algún tipo de intervención, en cuyo caso lo realiza otro especialista. Los tratamientos más frecuentes de esta especialidad médica se basan en el uso de medicamentos:

  • Medicamentos. Se utilizan para tratar cualquier nefropatía, aunque, dependiendo de cuál sea la enfermedad, tienen una actividad diferente: función curativa, suplir alguna sustancia que no se sintetice y, por tanto, esté ausente, favorecer la eliminación de líquido, para ayudar a la retención de potasio, evitar que una sustancia determinada pueda ser absorbida por el riñón o, en último caso para ejercer una función protectora del riñón.
  • Nefrectomía. Es la extracción total o parcial de un riñón, lo que puede producirse por diferentes causas: traumatismo, malformación congénita, hipertensión, presencia de un tumor, procesos infecciosos graves, etc.
  • Trasplante renal. Está indicado en enfermedades renales crónicas avanzadas, en las que los riñones pierden de forma progresiva su capacidad funcional. Puede realizarse utilizando riñones de donantes fallecidos o de donante vivo.
  • Hemodiálisis. Es un tratamiento cuyo objetivo es sustituir parcialmente la función realizada por los riñones. Se realiza conectando al paciente a una máquina a través de la cual circula la sangre para filtrarla y así eliminar las toxinas acumuladas a raíz del déficit funcional de los riñones.
  • Diálisis peritoneal. Es un tipo diferente de diálisis, en el que el líquido se introduce en la cavidad peritoneal a través de un catéter implantado en la pared abdominal. Este sistema permite hacer la diálisis en el propio domicilio del paciente.
             

Los Centros Médicos Milenium de Sanitas cuentan con nefrólogos muy experimentados que pueden diagnosticar y tratar eficazmente cualquiera de las enfermedades que afecten a uno o los dos riñones, además de realizar un seguimiento personalizado de las patologías crónicas.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).