Medicina del Deporte

Medicina del Deporte en Centros Médicos Milenium

La especialidad de Medicina del Deporte tiene su campo de competencia en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades y lesiones derivadas de la práctica deportiva en general, sea profesional o amateur en el ámbito de la competición, o como actividad física personal. Entre sus cometidos destaca la evaluación de las aptitudes físicas del deportista, definir programas de entrenamiento personal, mantener y mejorar las capacidades físicas del individuo, orientar a los deportistas en la prevención de patologías crónicas o degenerativas que pudiera generar el ejercicio físico o la competición deportiva y, en su caso, tratarlas adecuadamente.  

Patologías

Las patologías más frecuentes que se abordan en la Medicina del Deporte son las lesiones producidas durante la práctica deportiva, que en general dependen del tipo de deporte se practica:

  • Contractura muscular. Es cuando el músculo se mantiene contraído de forma permanente e involuntaria, lo que provoca un estado de rigidez y un intenso dolor.
  • Calambre muscular. Es una contracción que se produce de forma súbita e involuntaria que puede causar dolor y que suele ocurrir después de la práctica de ejercicio o a menudo por la noche.
  • Sobrecarga muscular. Se debe a un mal uso o un uso excesivo de un músculo y se caracteriza por una contracción continua de las fibras musculares.
  • Distensión de ligamentos. Es una extensión excesiva del ligamento que puede producirse a causa, por ejemplo, de una torcedura.
  • Esguince. Es una distensión de ligamentos que conlleva la rotura de fibras, pudiendo ser ésta leve, parcial o total.
  • Fascitis plantar. Es una inflamación de la fascia plantar, el tejido que crea la curvatura del pie y que une el calcáneo (talón) con los huesos de los dedos.
  • Fractura ósea. Se puede producir por un golpe o una situación de tracción o fuerza que supera la elasticidad del hueso y así ocasionar su rotura.
  • Lesiones de rodilla. Pueden ser de tipos muy diferentes y afectar a los meniscos, los ligamentos o los huesos de la articulación.
  • Conmoción cerebral. La causa habitual es un golpe en la cabeza. Puede suponer la pérdida del conocimiento durante unos instantes y un estado de confusión y desorientación momentánea.
  • Epicondilitis o codo de tenista. Se caracteriza por un dolor continuo en la cara externa del codo (epicóndilo) a causa de movimientos reiterados de extensión de la muñeca y supinación del antebrazo, lo que es habitual en la práctica del tenis.
      

Pruebas diagnósticas

Además de la historia clínica, que en algunos casos es suficiente para establecer un diagnóstico correcto, en la especialidad de Endocrinología y Nutrición se pueden utilizar las siguientes pruebas diagnósticas:

  • Hemograma. Es una prueba muy frecuente en la medicina deportiva, y de forma particular el hematocrito, que permite determinar la concentración de oxígeno en la sangre. Se realiza para evaluar el estado de salud general del deportista, especialmente cuando ha estado un tiempo sin entrenar y después de una práctica intensa, como puede ser haber corrido una maratón
  • Radiografía. Se utiliza para detectar lesiones óseas y determinadas lesiones musculares, como la tendinitis calcificante.
  • TAC. Se utiliza para precisar el alcance de las lesiones detectadas por otros medios diagnósticos.
  • Resonancia magnética. El diagnóstico de las lesiones musculares es más determinante cuando se utiliza esta técnica.
  • Ecografía. Más que para el diagnóstico de la lesión, se utiliza para guiar determinados tratamientos, como la realización de una infiltración o una cirugía mínimamente invasiva. Su uso en estos casos puede acortar el tiempo de recuperación del paciente.
  • Artroscopia. Es de uso frecuente en las lesiones de rodilla para establecer con precisión el tipo de lesión y la extensión y gravedad de la misma.
  • Ecocardiografía. Es una ecografía del corazón, que permite estudiar la estructura y el funcionamiento del mismo.
  • Prueba de esfuerzo. Se realiza corriendo sobre una cinta, con electrodos colocados sobre el pecho para realizar un electrocardiograma y en ocasiones con una mascarilla. Permite analizar la capacidad funcional del corazón y los pulmones durante la realización de un esfuerzo, y la oxigenación de la sangre.
  • Estudio biomecánico de la pisada. Es un estudio del pie, tanto en posición estática como dinámica, analizando su relación con la rodilla, la cadera o la columna. Permite prevenir muchas lesiones deportivas.
       

 Tratamiento

Los tratamientos para las enfermedades metabólicas y del sistema endocrino pueden ser muy diversos:

  • Artroscopia. Es una cirugía mínimamente invasiva que se realiza para la reparación de lesiones articulares, especialmente del hombro y la rodilla.
  • Fisioterapia. Es fundamental en la prevención de lesiones y recuperación de las mismas (rehabilitación), utilizando diferentes técnicas: masoterapia, electroterapia, termoterapia, crioterapia, kinesoterapia, ultrasonidos, ejercicios de recuperación funcional, etc.
  • Infiltraciones. Se utilizan generalmente para calmar o evitar el dolor causado por una lesión muscular o tendinosa, inyectando un medicamento (habitualmente corticoesteroides) en el área lesionada.
  • Medicamentos. Pueden ser de muchos tipos y administrase por vía oral, tópica, intramuscular o intravenosa: antiinflamatorios, analgésicos, relajantes musculares, corticoesteroides, etc.
  • Cirugía de ligamentos. Es necesaria para la reconstrucción de los ligamentos que han sufrido una rotura, retirando el lesionado y sustituyéndolo por otro que se construye con tejido del propio paciente o de donante.
  • Cirugía en fracturas óseas. Puede ser necesaria para reducir una fractura o para fijar el hueso fracturado mediante la colocación de placas metálicas, tornillos u otras piezas metálicas.
  • Tratamientos biológicos. Una de ellas es el tratamiento de lesiones de ligamentos, músculos, tendones, cartílagos, huesos o piel mediante plasma enriquecido con plaquetas (PRP). El trasplante de células madre es una vía en fase de investigación pero que también se empieza a utilizar en el tratamiento de determinadas lesiones.
        

Sanitas cuenta con una dilata experiencia en Medicina del Deporte de competición, que ha incorporado a los Centros Médicos Milenium, para atender a todas aquellas personas que realicen de modo habitual algún tipo de deporte o deseen empezar a practicarlo. Nuestros especialistas les asesorarán sobre qué tipo de ejercicio es más conveniente, definir programas de entrenamiento, monitorizar su estado de salud y analizar la evolución del estado físico, así como prevenir, diagnosticar y tratar adecuadamente cualquier tipo de lesión que se pueda sufrir.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).