Ginecología y Obstetricia

Ginecología y Obstetricia en Centros Médicos Milenium

Mientras que la Ginecología se centra en la prevención, diagnóstico y tratamiento de las enfermedades del aparato reproductor femenino y la menopausia, la Obstetricia se ocupa de la preparación para el embarazo, su seguimiento y el parto y postparto.

Patologías

  • Endometriosis. Es una enfermedad que se caracteriza por la presencia de tejido endometrial fuera del útero, pudiendo formar placas de menor o mayor tamaño y quistes en los ovarios. Es benigna, pero debe ser controlada continuamente pues es un factor de riesgo de cáncer de ovario. Se recomienda la extirpación de los ovarios cuando alcanzan cierto tamaño.
  • Síndrome del ovario poliquístico. Es una patología que, además de producir una alteración del equilibrio hormonal femenino, puede inducir problemas de fertilidad, la aparición de quistes en los ovarios y otros trastornos en el aparato reproductor femenino.
  • Enfermedad pélvica inflamatoria. Es una infección que se inicia en la vagina y se traslada al útero, las trompas de Falopio y ocasionalmente a los ovarios.
  • Trastornos del ciclo menstrual. Pueden afectar a la regularidad del ciclo o a la intensidad de la menstruación (sangrado abundante o escaso). Suelen tener un origen hormonal.
  • Preeclampsia. es una grave complicación del embarazo que genera hipertensión arterial en la gestante y puede suponer un grave riesgo para la madre y el feto.
  • Embarazo ectópico. Es un embarazo de riesgo, ya que el embrión no llega al útero y se implanta en la trompa de Falopio, donde no hay espacio para el desarrollo del feto.
  • Diabetes gestacional. Es un tipo de diabetes que se desarrolla únicamente durante el embarazo y que requiere un control específico ya que puede poner en riesgo el desarrollo del feto.
  • Sufrimiento fetal. Suele deberse a un aporte insuficiente de nutrientes y oxígeno al feto, lo que puede dar lugar a una serie de enfermedades y trastornos del neonato, que pueden ser agudos o crónicos.
     

Pruebas diagnósticas

Son muchas las pruebas diagnósticas que se pueden utilizar en Ginecología y Obstetricia para el diagnóstico y seguimiento de las diferentes enfermedades y el control del embarazo en sus diferentes etapas:

  • Ecografía. Permite la exploración de los diferentes órganos que configuran el aparato reproductor femenino y para el seguimiento de la evolución del embarazo. Pueden ser en 2D (imagen plana), 3D (imagen tridimensional y en color) y 4D (permite obtener un video en tiempo en real y en color del feto).
  • Mamografía. Es una prueba de diagnóstico por imagen que se utiliza habitualmente para la detección precoz del cáncer de mama. De hecho, a partir de los 45 años se recomienda una mamografía cada dos años.
  • Prueba de Papanicolau. también se conoce con el nombre de citología. Se realiza habitualmente a todas las mujeres en las revisiones ginecológicas rutinarias para detectar posibles alteraciones de los tejidos del cuello del útero que pudieran indicar el desarrollo de un cáncer.
  • Colposcopia. Igual que en el caso anterior, se utiliza para detectar alteraciones celulares en los tejidos cervicales, sólo que en este caso se realiza mediante un aparato denominado colposcopio.
  • Histerosalpingografía. Es una prueba radiológica con contraste que permite estudiar las condiciones del útero y las trompas de Falopio. Se realiza frecuentemente para detectar posibles problemas de infertilidad.

Tratamientos/Técnicas

Las patologías que pueden afectar al aparato reproductor femenino son numerosas y de diferente índole y, por tanto, también lo son los tratamientos a aplicar en cada caso. Además, tanto la menopausia como el embarazo pueden requerir tratamientos específicos:

  • Terapia de sustitución hormonal (menopausia): Permite aportar a la mujer las hormonas femeninas que deja de producir con la llegada del climaterio, reduciendo los síntomas generados por esta circunstancia. Normalmente se utiliza durante un tiempo limitado.
  • Histerectomía: Hay enfermedades ginecológicas (fibromas, endometriosis, dolor pélvico crónico, etc.) en las que es necesario la extirpación de la totalidad o parte del útero y ocasionalmente también de los ovarios.
  • Tratamiento de infecciones: Tanto las infecciones de transmisión sexual como otras, (vulvovaginitis, síndrome del ovario poliquístico, etc.) se tratan habitualmente con antibióticos específicos para el agente patógeno que las causa.
  • Tratamientos hormonales: Los trastornos ginecológicos causados por un desequilibrio hormonal pueden causar numerosos problemas en la salud reproductiva de la mujer, alguno de ellos graves. Los tratamientos hormonales tratan de restablecer el balance hormonal y regularizar el funcionamiento del mismo. También se utilizan tratamientos hormonales en el caso de cáncer de mama, útero u ovario cuando son hormonodependientes.
  • Biopsia: Se realiza para obtener una muestra de tejidos para su análisis descartar o confirmar la existencia de células cancerosas.
  • Raspado uterino o Legrado: En Obstetricia se realiza habitualmente tras un aborto para eliminar tejidos residuales en la matriz, o tras el parto cuando quedan restos de placenta. En Ginecología es una prueba frecuente en casos de sangrados abundantes, tanto en la edad fértil como tras la menopausia.

    

En los Centros Médicos Milenium de Sanitas puedes consultar con un especialista en el caso de que presentes alguna de las patologías descritas o cualquier otra relacionada con el aparato reproductor femenino. También puedes planificar un embarazo sano con una consulta preconcepcional y realizar todo el seguimiento del mismo en cualquiera de nuestros centros.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).