Cardiología

Cardiología en Centros Médicos Milenium

La especialidad de Cardiología se ocupa del diagnóstico y tratamiento de las enfermedades que afectan al corazón y las grandes arterias, denominadas enfermedades cardiovasculares. También incluye la identificación y control de los factores, como la hipertensión arterial, el colesterol elevado, el tabaquismo, la diabetes o la obesidad, suponen un aumento significativo del riesgo de sufrir un accidente cardiovascular, desarrollando así una labor preventiva fundamental.

Patologías

Aunque algunas de ellas son congénitas, muchas de las enfermedades y accidentes cardiovasculares pueden prevenirse. Pero lo importante es ser consciente de los síntomas para poder recibir la atención necesaria de manera inmediata acudiendo a un cardiólogo:

  • Infarto de miocardio. Se produce a raíz del estrechamiento de las arterias coronarias, de modo que no llega suficiente oxígeno, el corazón no tiene suficiente energía para moverse con normalidad y mueren las células a las que este no llega. Los síntomas son muy característicos: dolor opresivo intenso en la base del esternón que se irradia hacia la mandíbula, el cuello y espalda, y el brazo izquierdo, y en algunos casos también el derecho. Igualmente, se puede tener sudor frío y mareo.
  • Angina de pecho o cardiopatía isquémica. Los síntomas son similares a los del infarto, especialmente por el dolor opresivo en la parte baja del esternón. También se produce por el estrechamiento, sin llegar a la oclusión, de una o más arterias coronarias.
  • Arritmia. Es una alteración del ritmo cardiaco, bien por un aumento (taquicardia) o disminución (bradicardia) de la frecuencia cardiaca.
  • Cardiopatías congénitas. Son patologías cardiacas ocasionadas por malformaciones del corazón que se producen en el crecimiento fetal. Pueden ser de muchos tipos y algunas suponen un gran riesgo para la vida.
  • Insuficiencia cardiaca. Se produce cuando el corazón bombea menos sangre de la que necesita el organismo para llevar el suficiente oxígeno a y las células los tejidos.
  • Valvulopatías. Pueden producirse por diferentes causas, pero básicamente se denomina así al mal funcionamiento de una de las válvulas que regulan el paso de la sangre de una cavidad cardiaca a otra.
  • Pericarditis. Es una inflamación del pericardio, una membrana que recubre exteriormente el músculo cardiaco y que ocasiona la acumulación de líquido cardiaco entre esta y la pared del corazón. Su principal síntoma es un dolor agudo e intenso en la zona donde se ubica el corazón, aunque también puede causar fatiga, fiebre, etc.
  • Endocarditis. En este caso se inflama el endocardio, que es una membrana que recubre las válvulas y las cavidades cardiacas en su interior. Suele producirse como consecuencia de una infección.
       

Pruebas diagnósticas

Hay diferentes pruebas diagnósticas que se pueden realizar para detectar la existencia de enfermedades que afecten al sistema venoso y arterial:

  • Electrocardiograma. Es la prueba que se realiza con mayor frecuencia, ya que permite registrar los impulsos eléctricos que regulan el funcionamiento del corazón y, como consecuencia, detectar alteraciones de la frecuencia cardiaca y lesiones del músculo cardiaco.
  • Ecocardiograma. Se rige por el mismo principio de la ecografía y permite estudiar mediante imágenes en tiempo real el funcionamiento de las cavidades y válvulas cardiacas.
  • Pruebas de esfuerzo. Es una prueba física que se realiza sobre una bicicleta estática o una cinta de caminar y que permite establecer la resistencia al esfuerzo de los enfermos cardiacos, realizar el seguimiento evolutivo de los pacientes (cómo responden al tratamiento) e incluso detectar la posible existencia de una enfermedad cardiaca en personas aparentemente sanas.
  • Cateterismo. Se realiza mediante la introducción de un catéter (generalmente a través de una arteria de la pierna, la ingle o un brazo, para ver el interior de las arterias coronarias y comprobar si existe un estrechamiento de las mismas. Es una prueba habitual, por ejemplo, cuando se produce una angina de pecho.
  • Holter. Es una prueba de monitorización continua durante 24 horas de las variaciones de la tensión arterial. Es habitual realizarla para comprobar si una persona hipertensa tiene su tensión arterial debidamente normalizada o es necesario modificar su tratamiento para lograr este objetivo. Se realiza mediante a un pequeño aparato que el paciente lleva conectado durante un día y cuyos registros luego se interpretan con la ayuda de un ordenador.
  • Coronariografía. Es similar al cateterismo, pero se lleva a cabo utilizando un contraste radiológico con el fin de visualizar el conjunto de las arterias coronarias.
      

Tratamiento

La variedad de posibles tratamientos en enfermedades cardiacas es muy amplia y de diferente naturaleza. Entre ellas cabe destacar las siguientes por su frecuencia:

  • Marcapasos. Es un pequeño aparato que se implanta subcutáneamente debajo de la clavícula y que regula el latido cardiaco enviando impulsos eléctricos al corazón. Se realiza en casos de arritmia. 
  • Stent coronario. Mediante un cateterismo, se coloca un stent o balón en el interior de la arteria para expandir las paredes de la misma en una zona en la que existe un estrechamiento que ha provocado una angina de pecho. El catéter se introduce generalmente por la arteria femoral.
  • Anticoagulación. El objetivo es impedir que se formen coágulos de sangre que puedan obstruir las arterias coronarias y producir un infarto de miocardio en pacientes que padecen una valvulopatía o un síndrome coronario agudo. Para ello se utilizan diferentes medicamentos.
  • Otros medicamentos. Las estatinas o los antihipertensivos (betabloqueantes, IECA, inhibidores de la renina, etc.) son fármacos utilizados habitualmente en cardiología para controlar los factores de riesgo cardiovascular (hipercolesterolemia e hipertensión arterial).
  • Cirugía. Hay muchos procedimientos quirúrgicos que se realizan en cardiología El bypass, por ejemplo, se lleva a cabo para construir un puente que permita restablecer la circulación sanguínea tras la oclusión de una arteria coronaria, de modo que la sangre siga otro camino y evite ese punto. La mayoría de las cardiopatías congénitas también se tratan quirúrgicamente. Y el trasplante de corazón es otro procedimiento quirúrgico que se lleva a cabo en los pacientes más graves.
       

En los Centros Médicos Milenium puedes hacerte los reconocimientos médicos relacionados con el funcionamiento del corazón y del sistema circulatorio que se recomiendan a partir de los 45 años. Pero si presentas factores de riesgo cardiovascular o tienes alguna de las enfermedades descritas, un equipo de cardiólogos altamente cualificados se ocupará de prevenir eventuales enfermedades y accidente cardiovasculares o, en el caso de que ya se hayan producido, evitar que vuelvan a ocurrir, mediante un seguimiento continuado de tu evolución clínica.

¿Hablamos?

Déjanos tus datos y te llamaremos para resolver todas tus dudas o para concertar tu 1ª cita médica gratis.

Consulta la información de privacidad.
Acepta para que te remitamos información sobre productos del Grupo Sanitas (inclusive vía electrónica).