La contaminación ambiental agudizará las alergias en una primavera complicada para los alérgicos


La contaminación ambiental agudizará las alergias en una primavera complicada para los alérgicos

Nueva ventana de compartir en facebook Nueva ventana de compartir en twitter Añadir a favoritos Imprimir la página actual Nueva ventana para enviar por email

Los servicios de alergología de Sanitas Hospitales se han reforzado para hacer frente a una primavera que se presenta complicada para los pacientes alérgicos. Se espera que las abundantes lluvias generen elevadas concentraciones de polen, lo que unido a los factores ambientales agudizará la incidencia de alergias esta temporada.

Todos los expertos coinciden en señalar que los factores meteorológicos, con abundantes lluvias en otoño e invierno, favorecerán mayores concentraciones de polen. Una situación que se traducirá en “síntomas más intensos para los pacientes alérgicos ya diagnosticados pero también en la aparición de nuevos casos, en mayor proporción que en temporadas suaves o moderadas como la que vivimos en 2012” explica la Dra. Gema García, Jefa del Servicio de Alergología del Hospital Sanitas La Moraleja.

La mala calidad del aire en las principales ciudades españolas no hará sino agudizar esta situación en pacientes alérgicos que vivan en núcleos urbanos. “Los datos que ofrecen los últimos estudios en cuanto a emisiones, niveles de contaminación ambiental y calidad del aire complicarán aún más los casos de alergias y enfermedades respiratorias en general, como se viene comprobando en los últimos años” apunta la Dra. García. Según datos de la Agencia Europea del Medio Ambiente (Aema), España rebasa los límites permitidos de emisiones en contaminantes especialmente nocivos para la salud como dióxido de azufre, compuestos orgánicos volátiles (COV), amoníaco y óxidos de nitrógeno.

Los contaminantes pueden actuar como desencadenantes o como potenciadores de afecciones respiratorias y alergias. Entre otros efectos nocivos para la salud, son irritantes de las vías respiratorias y potencian el efecto alergénico de los granos de polen. “Sabemos que en los países industrializados en los últimos 30 años ha aumentado la prevalencia de la rinitis y el asma de tipo alérgico. En Londres, por ejemplo, la concentración de polen se ha reducido en estas tres décadas y, sin embargo, la rinitis y asma estacionales han aumentado. Hecho que se explica por el efecto de potenciación que tiene la contaminación” ejemplifica la Dra. García.

El desarrollo de programas de intervención ambiental es necesario para mitigar la exposición y reducir el impacto que la contaminación atmosférica tiene sobre la salud de la población en general. En esta línea, Sanitas contribuye con un programa de reducción de emisiones de CO2 por el que en 2012 redujo su huella de carbono un 4% y espera llegar a un 20% en 2015.

Consejos prácticos para pacientes alérgicos

Ante una primavera severa para los pacientes alérgicos, debido tanto a factores meteorológicos como medioambientales, la Dra. Gema García, Jefa del Servicio de Alergología del Hospital Sanitas La Moraleja, recuerda las siguientes recomendaciones prácticas:

  • Evitar el campo, los parques y las zonas de vegetación durante la época de polinización
  • Evitar zonas de tráfico intenso o especial actividad contaminante
  • No realizar actividades al aire libre durante los días con mayores niveles de polinización y contaminación
  • Cerrar ventanas en las estancias y también en el coche
  • Consultar con el médico. Es importante acudir a un especialista para el diagnóstico y tratamiento. Intentar llevar a cabo un control y seguimiento durante todo el año.