Tratamientos domésticos para tres enfermedades comunes en los niños

Gracias a las vacunas infantiles se pueden evitar diversas infecciones y enfermedades, tales como las paperas y el sarampión. Sin embargo, existen aún otras enfermedades para las cuales no hay vacunas desarrolladas. La mayoría de ellas pueden ser fácilmente tratadas en casa. Te detallamos una serie de consejos prácticos para tres enfermedades infantiles muy comunes. "Algunas personas prefieren que los niños pasen la varicela (y, por lo tanto, queden inmunes a la misma) lo antes posible pues los síntomas son más acusados cuanto mayor es la edad de la persona que la padece".


La varicela

La varicela es una infección vírica muy común, causada por el virus varicela zoster, causante también de la "culebrilla" en los adultos (herpes zoster). Encuentra su mayor virulencia entre los meses de enero y mayo. Su difusión se produce fácilmente a través de minúsculas gotas de agua a través del aire y también por el contacto corporal. Aunque normalmente no es una infección grave en los niños, puede llegar a ser peligrosa para las embarazadas y para el feto.

Síntomas:

  • Suele provocar un par de días de malestar general previos a la aparición de la erupción.
  • Dicho sarpullido empieza con ampollas y puede aparecer por todo el cuerpo, incluidos la boca y los párpados, aunque la zona del tronco es la más frecuente.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor de cabeza, tos, dolor de garganta y malestar.

Tratamiento doméstico:

  • Dale a tu hijo un baño de avena templado, sin jabón, de entre 20 y 30 minutos tan a menudo como sea necesario. La avena ayuda a aliviar el picor. Utiliza una cantidad de avena seca en la medida equivalente a un vaso de medio litro.
  • Existen lociones que alivian el sarpullido. Éstas contienen fenol, mentol y alcanfor. También puedes recurrir a la loción de calamina.
  • Si el pequeño ya no lo es tanto, puedes utilizar antihistamínicos orales, tales como difenhidramina, para reducir el picor. Recuerda que has de seguir las instrucciones indicadas en el prospecto del medicamento.
  • Aparecerán cicatrices si tu hijo se rasca las ampollas, así que tendrás que vigilarlo para que no lo haga. Puede ser útil ponerle manoplas de algodón, así habrá menor probabilidad de que se lesione la piel cuando se rasque.
  • Es recomendable el paracetamol para que remita la fiebre, el dolor de cabeza o de garganta.

Prevención:

  • Una vez que la erupción ha tenido lugar va a ser difícil prevenir el contagio por varicela. Un niño necesita jugar aproximadamente una hora en un recinto cerrado con otro niño afecto de varicela para correr gran riesgo de contagiarse
  • Algunas personas prefieren que los niños pasen la varicela (y, por lo tanto, queden inmunes a la misma) lo antes posible pues los síntomas son más acusados cuanto mayor es la edad de la persona que la padece.
  • Algunas personas prefieren que los niños pasen la varicela (y, por lo tanto, queden inmunes a la misma) lo antes posible pues los síntomas son más acusados cuanto mayor es la edad de la persona que la padece.

Lombrices intestinales (Infección intestinal)

Las lombrices intestinales son diminutos gusanos que infectan al aparato digestivo. Son muy comunes en los niños de entre 5 y 14 años. La principal causa es la ingestión de las larvas microscópicas que permanecen en las manos, de ahí, la importancia de lavárselas.

Síntomas:

  • Picor alrededor del ano y la zona genital, que a menudo empeora durante la noche.
  • Pérdida de apetito.
  • Dolor al orinar.
  • Gusanos en las heces (pueden tener la longitud de un centímetro y ser tan delgados como un hilo, por lo que normalmente no llegan a ser visibles).
  • Erupción cutánea.

Tratamiento doméstico y prevención:

  • Existen medicamentos dispensados con receta médica así como sin necesidad de prescripción médica.
  • Asegúrate que el niño infectado se lave las manos con frecuencia para prevenir que las larvas se transmitan desde la zona inferior de las uñas, o que tenga lugar una re-infección si tu hijo se mete los dedos en la boca.
  • Todos los miembros de la familia deberían tomar unas rigurosas medidas de higiene y lavarse las manos siempre que utilicen el aseo, así como antes y después de comer.
  • Si alguien en casa tiene lombrices, asegúrate que las toallas y objetos personales solamente son usadas por él o ella para evitar el contagio de otros miembros de la familia.
  • Intenta evitar que se rasque.
  • Lava sus prendas y ropa de cama todos los días y evita sacudirlas, para evitar la propagación de las larvas.
  • Baña a tu hijo a diario.

Quinta enfermedad o Eritema infeccioso

El eritema infeccioso o Quinta enfermedad es una enfermedad contagiosa producida por el parvovirus B19. Se la conoce como Quinta enfermedad porque fue la quinta enfermedad exantemática descubierta tras el sarampión, la rubeola, la escarlatina y la roseola.

Se caracteriza por una erupción a la que siguen una serie de síntomas similares a los de la fiebre. Es peligrosa para las embarazadas pues puede provocar abortos prematuros.

Síntomas:

  • Fiebre, mucosidad nasal, dolor de garganta, dolor de cabeza y abdominal, malestar general.
  • Erupción cutánea a los siete días (indica el final del período de riesgo de contagio a otras personas). A veces, el sarpullido puede asemejar a una bofetada en la mejilla del pequeño.
  • Asimismo la erupción puede recordar la apariencia de un encaje y se manifiesta en cuerpo, brazos y piernas.
  • De sufrir una complicación, se puede producir una infección crónica por el virus que causa anemia.

Tratamiento doméstico:

  • Baños de avena.
  • Aplicación de crema de hidrocortisona al 1% (siempre que no sea un bebé) o loción de calamina sobre la zona afectada por la erupción. · Utilización de antihistamínicos.
  • El paracetamol ayudará a reducir la fiebre y el dolor de articulaciones.
  • Vístele con prendas holgadas y de algodón; ponle guantes durante la noche para prevenir que se rasque.
  • Asegúrate que tus hijos toman abundante agua, para prevenir una posible deshidratación.
  • Si tu hijo llegara a padecer anemia, requerirá un tratamiento adicional.

Prevención:

  • El virus se propaga a través de gotitas de saliva, así que debes asegurarte que tu hijo se tape la boca al toser o al estornudar.
  • Si tu hijo padece eritema infeccioso mantenlo apartado de las embarazadas.

Redactado por Bupa.com. Adaptado y traducido por www.sanitas.es bajo la supervisión médica del Dr. Ignacio Orive.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.