Tipos de drogas de diseño

Con motivo de las recientes muertes en Andalucía debido al consumo de éxtasis, se ha planteado un debate sociológico, político y sanitario a nivel nacional en torno al uso y abuso por parte de la juventud de las denominadas drogas de diseño, llamadas así por ser drogas de abuso obtenidas con diseñarse en laboratorios clandestinos para imitar los efectos de otras drogas cuyo tráfico es delito.

Se publicitaban como drogas inocuas con fines lúdicos, que en principio, eran legales al no estar detectadas todavía como sustancias dañinas.Su producción es sencilla, su distribución es masiva y sus efectos para la salud de los consumidores son devastadores, cuando no mortales, en contra de la creencia popular de que son poco dañinas.

En el amplio marco de las denominadas drogas sintéticas destacan por su masivo y frecuente consumo entre la juventud española tres tipos concretamente: éxtasis, éxtasis líquido y ketamina. En los siguientes párrafos analizamos cómo se consumen, qué efectos buscan los jóvenes en ellas y cuales son sus principales riesgos para la salud. "La probabilidad de sufrir un golpe de calor aumenta proporcionalmente al mezclar el consumo de éxtasis con alcohol, al estar en un espacio con escasa ventilación y al sentir agotamiento"

Éxtasis (XTC)

¿Qué es?

Es una sustancia sintética derivada de las anfetaminas, es decir, un psicoestimulante. Su nombre científico es "metilendioximetanfetamina" (MDMA). Es heredera de la anfetamina y de la metanfetamina, y causa, entre otros, los siguientes daños cerebrales: destrucción de las neuronas productoras de serotonina y degeneración de las neuronas que contienen dopamina.

La primera regula el estado de ánimo, la actividad sexual, el sueño y la sensibilidad al dolor. La segunda, es un neurotransmisor que al dañarse produce alteraciones motoras, entre otras, las observadas en la enfermedad de Parkinson.

Efectos

El éxtasis produce una sensación estimulante y de alteración de la percepción. A dosis bajas producen euforia, aumento de la autoestima y de la capacidad de relacionarse con los demás. En general los efectos se suceden en tres fases, una primera de desorientación, una segunda de euforia y una tercera de exagerada sociabilidad.

Los jóvenes suelen buscar en el éxtasis una sensación general de bienestar, caracterizada por cierta euforia y por una energía desbordada. Te produce un "buen rollo" que facilita normalmente el desenvolvimiento social del individuo. Estos efectos varían también según la composición de las pastillas, ya que a veces incluyen otros tipos de anfetaminas o de sustancias psicoactivas, e incluso heroína.

Riesgos

Entre los problemas asociados al consumo de éxtasis se hallan síntomas físicos (escalofríos, naúseas, desmayos, sudor o tensión muscular), alteraciones cardiovasculares (aumento de la frecuencia cardíaca y de la tensión arterial -con el alto riesgo de infarto que ello conlleva-) y trastornos psicológicos (depresión, ansiedad, paranoia y problemas con el sueño). También se asocia al consumo habitual de éxtasis una alta hepatotoxicidad, detectada por los altos niveles de bilirubina y transaminasas.

Estos efectos se ven potenciados en situaciones de aumento de la temperatura corporal, como, puede ser ejercicio, ambiente calurosos en lugares cerrados, inadecuada ingesta de líquidos, etc. Al producir euforia y percepción alterada influye en la producción de accidentes d e tráfico, ya que la conducción se ve muy alterada por estos efectos.

Golpe de calor

El fenómeno conocido como golpe de calor no es otra cosa que una mezcla de muchos de los problemas citados anteriormente: taquicardia, vómitos, calambres, nerviosismo, ausencia de sudor, imposibilidad de micción. La probabilidad de sufrir un golpe de calor aumenta proporcionalmente al mezclar el consumo de éxtasis con alcohol, al estar en un espacio con escasa ventilación y al sentir agotamiento.

Sobredosis

Junto al citado golpe de calor, la sobredosis de éxtasis suele provocar insuficiencia respiratoria, fiebre muy alta (incluso 42º), hemorragia interna y paradas cardíacas. El siguiente paso en gravedad es el estado de coma y, a continuación, la muerte.

Orígenes

A pesar de que su origen se suele asociar a las rave parties británicas, el MDMA fue patentado en 1912 como supresor del apetito por un laboratorio alemán. Posteriormente, en los años sesenta se experimentó en California con el MDMA para fines terapéuticos.

Pero fue en esta ciudad y en 1970 cuando se empezó a fabricar clandestinamente para fines "recreativos". Progresivamente, su uso se extendería por EE.UU. y Canadá hasta llegar a Europa, más concretamente, a Gran Bretaña a principios de los noventa. No en vano, en 1993 se registraron tres muertes por éxtasis en el Reino Unido. En el año 2000, esta cifra se situó en 36 personas fallecidas.

Éxtasis juvenil

El consumo de tabletas de éxtasis (conocidas popularmente como pirulas, rulas o pastis) comienza según la encuesta del Plan Nacional sobre Drogas en el 2000 a los 15 años. De hecho, entre estudiantes de 14 y 18 años el porcentaje de consumo de este psicoestimulante se sitúa en el 2"5%.

Factores

De este modo, a grandes rasgos, son tres los factores que provocan la peligrosidad del consumo de esta sustancia entre la juventud española: el desconocimiento y la falta de control sobre los componentes de cada dosis de éxtasis (muy variables en calidad y cantidad), la inconsciencia de los riesgos que supone su consumo (irreversibles y hasta mortales), y la precocidad en la iniciación al consumo (facilitada por su bajo coste y su masiva distribución). "El GHB se distribuye en frascos (lo que hace muy difícil el control de la dosis) y su consumo está en expansión a nivel nacional. Está desbancando a la cocaína como droga de moda"

Éxtasis líquido (GHB)

¿Qué es?

A pesar de su nombre "comercial", no tiene nada que ver con el éxtasis o MDMA. El GHB (gammahidroxibutirato), conocido comúnmente como éxtasis líquido, es un componente natural del metabolismo de los mamíferos usado inicialmente como anestésico para el parto, la narcolepsia o el tratamiento de la adicción al alcohol y la heroína.

Efectos

El GHB es un depresor del Sistema Nervioso Central, y su peligrosidad reside en la agudeza de sus riesgos. Los consumidores del éxtasis líquido suelen buscar en él, entre otros efectos, la desinhibición, la placidez, la relajación, la potenciación del sentido del tacto, la mayor excitación sexual y la comodidad que resulta de no dejar resaca.

Sobredosis

Cuando la dosis es indebida, entre las reacciones tóxicas que provoca se encuentran el delirio, la alucinación, la crisis epiléptica, la asfixia y el shock nervioso. Relacionados con el abuso de GHB, son comunes los ingresos en urgencias por coma temporales debido a paradas cardiorespiratorias, llegando a darse casos de muerte.

Al ser ingerido con agua, la dosis puede variar mucho, con lo que las sobredosis accidentales son numerosas. La primera muerte registrada en EE.UU. tuvo lugar en 1996, lo que indica que esta es una droga relativamente "nueva". De hecho, en España el éxtasis líquido se catalogó como droga en junio de 2001.

Es de destacar que, al contrario de lo que ocurre con drogas como la cocaína o la heroína, no existe ningún antídoto para contrarrestar una sobredosis de GHB. Aunque la recuperación de sus efectos suele ser rápida, sus efectos pueden llegar a producir graves e irreversibles lesiones cerebrales.

De moda. El GHB se distribuye en frascos (lo que hace muy difícil el control de la dosis) y su consumo está en expansión a nivel nacional. Está desbancando a la cocaína como droga de moda. En octubre del año pasado se desarticuló en Cataluña una red de jóvenes productores de éxtasis líquido en un laboratorio clandestino donde pensaban preparar unas 20.000 dosis.

De hecho, en la Comunidad Autónoma catalana el ingreso en urgencias por sobredosis de GHB ha desplazado a las derivas del abuso de éxtasis.

Uno de sus problemas añadidos, es que al ser incoloro e insípido, se puede verter en cualquier bebida inadvertidamente, por lo que se debe tener especial cuidado al estar en determinados locales donde estas drogas proliferen. "El consumidor de ketamina busca una sensación parecida a la de "sentirse fuera del cuerpo", definida en algunos casos por expertos investigadores como "experiencias cercanas a la muerte"

Ketamina (k)

¿Qué es?

Es la droga de diseño más reciente en el panorama nacional. La ketamina es un anestésico veterinario, habitualmente usado con reses y caballos. La ketamina como anestésico bloquea el sistema nervioso sin afectar al sistema respiratorio ni al circulatorio.

Efectos

Al consumirla como droga se buscan efectos alucinatorios y estados de analgesia profunda. De ahí que la sensación producida sea comúnmente la de "sentirse fuera del cuerpo", definida en algunos casos por expertos investigadores como experiencias cercanas a la muerte.

Este efecto se conoce como anestesia disociativa en la que "se siente" cómo la mente se separa del cuerpo sin entrar en estado de somnolencia y por tanto dentro de un marco de relativa lucidez. Los efectos finales dependen en gran medida del contexto donde se consume, del estado de ánimo, de la pureza de la sustancia, de la predisposición psicológica y de las expectativas.

La ketamina produce síntomas similares a los que de la esquizofrenia: alteraciones de la percepción, reducción del rendimiento intelectual y perdidas de memoria. Suele acompañarse de alucinaciones.

Sobredosis

Una sobredosis de ketamina puede provocar lo que se conoce como K-hole (agujero K - pérdida total de la consciencia) así como paradas cardiorrespiratorias, el coma y la muerte. Asimismo, el consumo de altas dosis o el hábito continuado conlleva a largo plazo daño irreversibles en el sistema neuronal.

Destaca también que el organismo genera una rápida tolerancia y una alta dependencia psicológica a la ketamina. Entre los efectos secundarios de su consumo se encuentran la anorexia, problemas oculares y alteraciones del sueño.

"Para todos los gustos". La ketamina se puede consumir por vía oral, nasal, intramuscular o intravenosa, perdiendo al instante en este último caso el control motor. De ahí que su presencia "en el mercado" sea múltiple: líquido incoloro, pastillas, cápsulas, polvo, cristales blancos o líquido inyectable.


Redactado por www.sanitas.es bajo la supervisión médica del Dr. Ignacio Orive.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.