¿En qué consiste la quiropraxia?

La quiropraxia, según la definición de la Federación Mundial de Quiropraxia, se ocupa del diagnóstico, tratamiento y prevención de los trastornos mecánicos del sistema músculo-esquelético, y de los efectos que éstos tienen sobre el sistema nervioso y la salud general. Se basa en tratamientos manuales que incluyen el ajuste vertebral y otras manipulaciones articulares y de tejidos blandos.

La quiropraxia se fundamenta en el concepto de subluxación, entendiendo como tal el desplazamiento de una articulación a consecuencia del estiramiento de los tejidos blandos. Conviene señalar que esta definición difiere de la que se realiza en Medicina, ya que en este caso la subluxación se limita a una pequeña separación de las dos superficies articulares. No obstante, según los quiroprácticos esta alteración de la mecánica articular no solo reduce su movilidad, sino que además es la causa de todas las enfermedades.

La subluxación, según los criterios de la quiropraxia, se puede producir por malas posturas, movimientos inadecuados, sobreesfuerzos, golpes, etc., y es la columna vertebral la parte del sistema músculo-esqueléticos que más se ve afectada, ocasionando múltiples trastornos que resultan muy dolorosos y tienen tendencia a complicarse si no se resuelve convenientemente la subluxación.

fitoterapia plantas

Para la quiropraxia, algunos trastornos habituales están causados por problemas estructurales de la columna vertebral, concretamente por el desplazamiento de alguna vértebra, causando la compresión de la médula espinal y las raíces nerviosas que salen entre las vértebras. Este pinzamiento de los nervios no sólo ocasiona un dolor irradiado a la zona del cuerpo comprometida, sino induce un desequilibrio químico del organismo causando la perdida de capacidad física, emocional e intelectual.

Algunos de estos trastornos habituales son:

  • Dolor de espalda.
  • Lumbago.
  • Ciática.
  • Dolores de cabeza.
  • Colon irritable.
  • Gastritis.
  • Dolores de brazos, hombros y piernas.
  • Angustia.
  • Agotamiento físico.
  • Vértigo y mareos, etc.

La quiropraxia trata de restituir a suposición normal las vértebras desplazadas y de este modo tratar las enfermedades que la subluxación puede producir. El terapeuta explora con los dedos la columna vertebral para identificar el lugar donde se ha producido el pinzamiento nervioso y subsana el desplazamiento de la vértebra mediante una ligera presión. Se requieren varias sesiones para eliminar completamente la presión sobre el nervio y, como consecuencia, las tensiones existentes en los tejidos adyacentes, reestableciendo el flujo normal de energía.

Desde la perspectiva de evidencias científicas, cabe decir que se dispone de estudios que evidencian una mejoría del dolor a corto y medio plazo, aunque no se dispone de datos sobre su eficacia a largo plazo en este aspecto concreto. Pese a ello, en torno a la quiropraxia hay una permanente polémica, que se centra en esa idea de que lo que en esta disciplina se denomina subluxación y que implica que el devolver la articulación a su estado natural permita curar todas las enfermedades.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.