Ácido hialurónico. ¿Para qué tipo de arrugas?

El 50% del ácido hialurónico que hay en el organismo se encuentra distribuido en las diferentes capas de la piel, tanto superficiales como profundas. Esta sustancia se caracteriza por su capacidad para atraer y retener el agua, por lo que cumple una función hidratante en la epidermis, haciendo así que ésta mantenga su volumen y tersura. Pero además favorece la formación de colágeno y elastina, indispensables para mantener su elasticidad.

Sin embargo, con el paso del tiempo el ácido hialurónico reduce progresivamente su presencia en el organismo, de tal modo que a los 50 años de edad sólo queda la mitad, lo que favorece la aparición de un signo inequívoco de envejecimiento: las arrugas y la flacidez de la piel, que son consecuencia de la pérdida de elasticidad. Es lógico, por tanto, que una buena manera de eliminar las arrugas sea mediante la reposición del ácido hialurónico que ha desaparecido inyectándolo en las líneas de la arruga para que la piel recupere su volumen. Pero esta sustancia no actúa sólo como un simple relleno. Por el contrario, diferentes estudios científicos y ensayos clínicos han permitido demostrar que las microinyecciones de ácido hialurónico producen un aumento del grosor de la epidermis y la dermis tratada, así como un incremento significativo en los niveles de procolagéno tipo I y otros marcadores característicos de la activación de los fibroblastos, lo que estimula también la formación de colágeno, permitiendo que la piel recupere su elasticidad y tersura.

Ácido hialurónico. ¿Para qué tipo de arrugas?

Es por esta razón que las microinyecciones de ácido hialurónico sean en la actualidad el tratamiento de elección para la eliminación de las llamadas arrugas de expresión, las primeras en aparecer:

  • Surcos nasolabiales, también llamadas líneas de marioneta.
  • El conocido código de barras, que son las arrugas verticales que se forman entre la nariz y el labio superior.
  • Las patas de gallo, en el lateral de los ojos.
  • Las arrugas horizontales de la frente.
  • Las que se forman en el entrecejo.
  • También se pueden perfilar y rellenar los labios y aportar volumen a los pómulos.
  • Además de para la eliminación de las arrugas de expresión el ácido hialurónico que se utiliza también para tratar eventuales cicatrices en la cara producidas por acné, varicela, traumatismos o cirugía.

En función de la profundidad de las arrugas se utilizará una forma más o menos densa de ácido hialurónico. El efecto visual es inmediato, pero en las primeras dos semanas se aprecia una clara mejoría, ya que la sustancia se asienta paulatinamente en la epidermis y se inicia la captación y retención de agua. Dependiendo de diferentes factores, entre ellos la densidad del producto utilizado, la duración del resultado oscila entre los 6 y los 18 meses. Los efectos adversos son leves y temporales: hematoma en la zona del pinchazo, puntos de enrojecimiento, etc.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.