Liposucción y lipoescultura de abdomen en hombres

El abdomen es la zona del cuerpo en la que, en el caso de los hombres, se produce una mayor acumulación de grasa, que incluso si se realiza alguna dieta de adelgazamiento acompañada de ejercicio físico no llega a eliminarse. Y es por esta razón que es cada vez más frecuente que los hombres se sometan a una liposucción de abdomen para eliminar la antiestética barriga.

Es una intervención sencilla, que dura entre una y dos horas, dependiendo de la cantidad de grasa a extraer y que apenas tiene complicaciones. Se realiza una pequeña incisión por la que se introduce una cánula conectada a un aparto de aspiración y a través de la cual se succiona la grasa y se extrae. Entre tres y seis meses después se verán los resultados definitivos. Eso sí; habrá que mantener una dieta equilibrada y realizar ejercicio para no volver a engordar, aun cuando sea improbable que se regenere la grasa abdominal.

Lipoescultura abdominal

Pero una cosa es eliminar la barriga y otra muy distinta lucir abdominales. Esto último no se logra únicamente con una liposucción abdominal, sino que luego serán necesarias muchas e intensas sesiones de ejercicio físico.

Liposucción Abdominal

liposucción de abdomen en hombres

    
  
La intervención se realiza con anestesia general. Primero se extrae con la cánula la grasa del abdomen y los flancos. Antes de entrar en quirófano, el cirujano hará que el paciente contraiga los músculos abdominales y dibujará sobre la piel el contorno de los mismos. Esta maniobra le permitirá, después de extraer la grasa sobrante, marcar con la cánula el contorno de los músculos, eliminando el tejido adiposo de los surcos que los separan y que evita que se puedan apreciar exteriormente.

Después de la cirugía, el paciente deberá llevar de forma permanente una faja compresiva durante aproximadamente un mes y luego sólo de día o de noche durante 7-15 días más. De este modo, además de limitar la inflamación que general intervención, se logra que la piel se adapte al nuevo contorno físico.

El resultado de la intervención empezará a apreciarse al cabo de un mes, pero no será completamente visible hasta transcurridos 3-6 meses. En algunos casos este periodo puede alargarse hasta los 18 meses.

La grasa eliminada no volverá a regenerarse. Sin embargo, hay que tener en cuenta que es posible que tras la liposucción abdominal queden algunas células adiposas en la zona tratada y éstas pueden aumentar su volumen y deformar la zona. Por eso es fundamental que después de esta intervención el paciente mantenga unos hábitos saludables, con una dieta equilibrada y la práctica regular de ejercicio físico.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.