Contraindicaciones del balón gástrico

El balón gástrico es un tratamiento no quirúrgico que está indicado para pacientes obesos con enfermedades asociadas que han fracasado al realizar planes de adelgazamiento no quirúrgicos y, como paso previo, en aquellos que se preparan para una cirugía bariátrica.

Esta técnica de adelgazamiento está considerada más eficaz que los planes basados únicamente en la dieta y el ejercicio, aún cuando no se han realizado estudios que puedan demostrarlo. Esta creencia, y el hecho de que ofrece un menor riesgo que la cirugía bariátrica en general, ha hecho que el balón gástrico sea cada vez más utilizado en países como España. Sin embargo, no todas las personas obesas son subsidiarias de este tipo de tratamiento, existiendo una serie de contraindicaciones absolutas y otras relativas:

Contraindicaciones absolutas

  • Obesos menores de 13 años y mayores de 70.
  • Tener un índice de masa corporal (IMC) inferior a 27.
  • Haber sido sometido previamente a una cirugía bariátrica.
  • Sufrir una hernia de hiato de un tamaño superior a los 8 cm.
  • Presentar anomalías anatómicas en la faringe y el esófago.
  • Mujeres embarazadas.
  • Estar en tratamiento con fármacos antiinflamatorios o anticoagulantes al sufrir enfermedades inflamatorias o determinadas enfermedades cardiovasculares y cerebrovasculares.
  • Tener algún trastorno psiquiátrico.
  • Ser alcohólico o drogodependiente.
  • Sufrir algún tipo de trastorno de la alimentación.
  • Cuando el tratamiento pueda suponer un riesgo no justificado para el paciente. Aún cuando no existen estudios al respecto, éste es el caso de las personas alérgicas a la silicona, ya que el balón gástrico está fabricado con este material.  
contraindicaciones del balón gástrico

Contraindicaciones relativas

  • Si el paciente presenta esofagitis.
  • Existencia de úlceras gastrointestinales.
  • Sufrir lesiones agudas de la mucosa gástrica.
  • Pacientes con obesidad mórbida en los que está contraindicada la cirugía bariátrica y que presentan enfermedades asociadas, como una cardiopatía severa, una insuficiencia renal o hepática, etc. Una pérdida rápida de peso puede ocasionar el agravamiento de estas patologías, por lo que en estos casos habrá que evaluar detenidamente las consecuencias de que con el tratamiento de balón gástrico puedan sufrir episodios de deshidratación y déficit electrolítico, así como el riesgo de que se produzcan vómitos con aspiración.
      

A la vista de todas estas contraindicaciones se hace fundamental un estudio exhaustivo de los candidatos a someterse a un tratamiento de adelgazamiento con la técnica del balón gástrico. El historial médico del paciente y una exploración previa del aparato digestivo en su conjunto, además de una evaluación psiquiátrica o psicológica son pasos imprescindibles antes de proceder a la implantación del balón gástrico en el estómago.

   
  

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.