Anorexia


La anorexia nerviosa es un trastorno de comportamiento relacionado con la alimentación que se caracteriza por quien la padece tiene una imagen distorsionada de su propio cuerpo, asociado a un continuo temor de ganar peso, lo que le lleva a comportamientos anómalos como seguir dietas muy restrictivas, provocarse el vómito cuando han comido algo, utilizar diuréticos y laxantes de forma desmedida, utilizar enemas, excederse en la práctica de ejercicio, etc. Todo vale, no sólo para no aumentar de peso, sino también para adelgazar aún más.

Hasta no hace mucho tiempo la anorexia afectaba principalmente a mujeres. Pero ahora es cada vez más frecuente encontrar a chicos con este problema, que por lo general se inicia en la adolescencia o la juventud. Aunque no hay un acuerdo sobre cuáles son las causas de este trastorno del comportamiento alimentario, lo cierto es que sí tiene un importante componente psicosocial, relacionados con los cánones de belleza con los que bombardean desde todos los medios, entre los que prima la delgadez como norma estética. También los conflictos familiares pueden estar en el origen de la enfermedad.  

Síntomas de la anorexia

Los signos y síntomas de la anorexia nerviosa son tanto físicos como conductuales, de comportamiento y emocionales, todos ellos asociados a una percepción irreal del propio cuerpo.

  • Síntomas físicos:
    • Pérdida de peso excesiva.
    • Aspecto muy delgado, a pesar de que se intente disimularlo
    • Fatiga
    • Alteraciones del sueño
    • Mareos o desmayos
    • Pigmentación azulada en los dedos de la mano
    • Cabello fino o quebradizo, o pérdida de cabello
    • Ausencia de menstruación
    • Estreñimiento y dolor abdominal
    • Piel seca o amarillenta
    • Intolerancia al frío
    • Ritmo cardíaco irregular
    • Presión arterial baja
    • Deshidratación
    • Anemia
    • Hinchazón de los brazos o las piernas
    • Erosión dental y callosidades en los nudillos por la provocación de vómitos
       
  • Síntomas emocionales y conductuales: se relacionan en su mayoría con la obsesión de adelgazar y se advierten directamente en la restricción exagerada de la dieta, hacer ejercicio de forma excesiva, casi obsesiva, y provocarse vómitos después de comer.
    • Saltarse comidas o rehusarlas con frecuencia
    • Hacer comida para otros, pero no comer
    • Comer solo unos pocos alimentos con bajo contenido de grasas y calorías
    • No querer comer en público
    • Mentir sobre la cantidad de comida que se ingirió
    • Pesarse o medirse el cuerpo con mucha frecuencia
    • Mirarse al espejo para ver analizar los defectos de su cuerpo
    • Negar que se está delgado cuando alguien se lo dice y responder que se pasa de peso
    • Ponerse mucha ropa
    • Retraimiento social
    • Irritabilidad
    • Insomnio
    • Disminución del interés en las relaciones sexuales
    • Mostrarse indiferente y carente de emociones
       

Anorexia

Complicaciones de la anorexia

La anorexia puede tener muchas complicaciones y, en su forma más grave, incluso puede llegar a ser mortal. Si una persona anoréxica está en estado de desnutrición grave, todos los órganos del cuerpo pueden sufrir daños, incluido el cerebro, el corazón y los riñones; un daño que puede ser irreversible aun cuando la anorexia esté controlada.

Las complicaciones físicas más graves son las siguientes:

  • Anemia
  • Problemas del corazón, como prolapso de la válvula mitral, arritmias o insuficiencia cardíaca
  • Osteoporosis, lo que supone un mayor riesgo de fracturas
  • Pérdida de masa muscular
  • En las mujeres, ausencia de la menstruación
  • En los hombres, disminución de los niveles de testosterona
  • Problemas gastrointestinales, como estreñimiento, hinchazón o náuseas
  • Anomalías electrolíticas, como bajo nivel de potasio, sodio y cloruro en la sangre
  • Problemas renales
     

Pero también hay otras relacionadas con el comportamiento y la salud mental:

  • Depresión, ansiedad y otros trastornos del estado de ánimo
  • Trastornos de la personalidad
  • Trastornos obsesivos compulsivos
  • Consumo indebido de alcohol y sustancias tóxicas
  • Autolesiones, pensamientos suicidas o intentos de suicidio
     

Tratamiento de la anorexia

Uno de los problemas de la anorexia nerviosa es la negación de la enfermedad por parte del paciente, lo que dificulta que el paciente acepte la necesitar de someterse a tratamiento, hasta el punto de que, en los casos más graves, es necesario someterle a una alimentación forzosa por vía intravenosa e ingresarlo en un hospital.

Pero el tratamiento siempre debe incluir una psicoterapia impartida por especialistas y debe ser tanto individual, como familiar como de grupo, con otras personas con el mismo problema. El objetivo debe ser en este caso lograr que cambie la percepción que el paciente tiene de sí mismo, recobre la autoestima y cambie su actitud ante la comida, el ejercicio físico y la actividad social.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.