Cardiopatías congénitas. Anillo vascular

En la denominación de anillo vascular se encuadran un grupo de cardiopatías o malformaciones congénitas en las que la tráquea, el esófago o ambos se encuentran rodeados y comprimidos en mayor o menor grado, incluso en su totalidad, por la aorta y sus ramificaciones. El tratamiento de todas ellas es siempre quirúrgico, siempre y cuando la sintomatología no interfiera en la actividad diaria del niño, en cuyo caso podría no ser necesario operar.

En la mayoría de los casos la cirugía es exitosa y resuelve satisfactoriamente la sintomatología asociada:

  • Respiratoria. Se da siempre que el arco comprima la tráquea y se caracteriza por dificultad para respirar, sibilancias, tos o llanto disfónico.
  • Digestiva. La genera la compresión del esófago, manifestándose con vómitos después de las comidas y dificultad para tragar, especialmente los alimentos sólidos.
      

Si el arco aórtico compromete tanto la tráquea como el esófago se superpondrán ambas sintomatologías. Hay que señalar que estos síntomas pueden ser confundidos con cuadros de laringitis, reflujo esofágico y otras patologías con síntomas similares, por lo que es importante establecer un diagnóstico diferencial, al que se llega realizando una resonancia magnética o un TAC.

Anillo vascular

Tipos de anillo vascular

Existen distintos tipos de anillo vascular:

  • Doble arco aórtico. En su salida del corazón la aorta se divide en dos arcos (el derecho y el izquierdo) que rodean la tráquea y el esófago para luego unirse en el mediastino posterior. Su tratamiento quirúrgico consiste en seccionar el arco más pequeño y así liberar la tráquea.
  • Arteria subclavia derecha anómala. La arteria, que nace de la aorta descendente y va hacia el brazo derecho, rodea el esófago y lo comprime. Se resuelve quirúrgicamente seccionando la arteria subclavia, liberando al esófago.
  • Sling pulmonar. La arteria pulmonar izquierda nace de la derecha y envuelve a la tráquea comprimiéndola. Se requiere la cirugía para separar las dos arterias pulmonares de modo que la tráquea quede liberada. Ocasionalmente, la compresión de ésta es muy severa y pue der necesario repararla.
  • Divertículo de Kommerell. La aorta y el arco aórtico rodean tanto a la tráquea como al esófago y es precisamente en el arco donde se inicia el recorrido de la arteria subclavia izquierda y el ligamento ductal (divertículo de Kommerell), pudiendo existir en este punto un ensanchamiento de la aorta que agravaría la compresión de la tráquea y el esófago. En este caso, el procedimiento quirúrgico es eliminar o separar el divertículo de Kommerell después de seccionar el ductus.
       

Las técnicas quirúrgicas con las que se resuelven las cardiopatías congénitas por malformación del anillo vascular son siempre complejas, aunque en diferentes medidas y se deben realizar con circulación extracorpórea. Los resultados, sin embargo, son muy buenos.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados

Podemos ayudarte

Dinos qué servicio te interesa y contactaremos contigo:

El envío del formulario supone la aceptación de la política de privacidad de Sanitas.