Infección en una muela del juicio

Una mala higiene oral suele ser la causa de las infecciones que afectan a cualquier pieza dental y, por tanto, también a las muelas del juicio, independientemente de que se originen a partir de una caries o de una enfermedad periodontal. En cualquiera de los casos, el dolor y la inflamación de las encías son los síntomas característicos de este tipo de infecciones.

Sin embargo en el caso de las muelas cordales la infección puede producir también dolor de garganta  o de oídos lo que puede llevar a pensar que se trata de una infección de otro tipo. Es por esta razón que siempre debe acudirse a la consulta del odontólogo cuando hay dolor en estas piezas dentales o existe un enrojecimiento e inflamación del tejido periodontal adyacente. Una simple radiografía permitirá determinar si el origen del problema está en el las muelas del juicio o no.

Si se confirma este extremo, se deberá valorar la infección y el estado en que se encuentra la muela para decidir si es mejor un tratamiento que permita conservarla o, por el contrario, es mejor proceder a su extracción. Sea como fuere, lo importante es que el problema sea tratado lo antes posible para evitar la formación de un absceso que complique la situación, añadiendo la fiebre y la secreción de pus a los síntomas iniciales.

En este caso existe un claro riesgo de propagación de la infección, con complicaciones muy graves, como que se vea afectado el hueso malar, que se extienda a los tejidos blandos de la boca (celulitis infecciosa) y busque salida a través de la mejilla, que llegue hasta el corazón ocasionando una endocarditis, que cause una angina de Ludwin que puede causar la muerte por asfixia, y, aunque sucede en rarísimas ocasiones que la infección alcance al cerebro, pudiendo provocar el coma.

Hay que señalar, por último, que las infecciones de las muelas del juicio o de la zona en que se insertan pueden producirse también tras su extracción.

infección en una muela del juicio

Los tratamientos adecuados

Dado que en general se trata de una infección bacteriana, aun cuando se decida proceder a la extracción de la muela del juicio afectada, deberá tratarse previamente con antibióticos. También es importante señalar hay que el uso de antiinflamatorios como el ibuprofeno antes de acudir al dentista, puede eliminar el dolor y bajar la inflamación periodontal, pero ello hará que se enmascare el problema de la infección y éste pueda agravarse. Por esta razón se recomienda utilizar paracetamol, pues la persistencia de la inflamación indicará la existencia de una infección.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados