Colutorios

Los colutorios se deben utilizar después del cepillado dental a modo de enjuague bucal. Se trata de una solución acuosa cuya principal función es la de evitar la formación de placa bacteriana y su calcificación (sarro), así como prevenir la enfermedad periodontal (gingivitis y periodontitis) e incluso tratarla cuando existe, ya que entre sus componentes figuran agentes antimicrobianos (antibióticos) y cicatrizantes. También hay algunos que contienen flúor con el fin de prevenir la caries.

¿Qué colutorio elegir?

En la actualidad hay numerosos tipos de colutorios. Son de venta libre y se pueden encontrar tanto en farmacias, como en supermercados y grandes superficies. Sin embargo, la elección debe realizarse siempre bajo la supervisión de un odontólogo, pues dependerá de la salud dental y periodontal de cada persona.

Por ejemplo, los colutorios para niños deben tener una baja concentración de flúor y no contener alcohol. Hay que tener en cuenta que la mayoría de estos productos de enjuague bucal contienen alcohol, ya que, además de su acción antiséptica, es necesario para poder diluir algunos de sus componentes. En consecuencia, nunca deben ingerirse.

colutorios

  • Clorhexidina: tiene una acción antiplaca y antibacteriana y está especialmente indicado cuando existe una enfermedad periodontal o lesiones de la mucosa orla, y con fines preventivos antes de una cirugía oral. En estos casos el tratamiento dura dos semanas y deben realizarse dos enjuagues bucales diarios de 30 segundos cada uno. Esto es importante, pues si se utiliza durante un tiempo prolongado produce la tinción de los dientes y las encías, además de reducir el sentido del gusto.
      
  • Hexitidina: tiene una acción antiséptica y antifúngica y puede acelerar el proceso de cicatrización tras una cirugía periodontal. Se añaden sales de zinc para reforzar su acción antiplaca. Su uso diario elimina las bacterias patógenas y permite la subsistencia de aquéllas otras que no lo son. También tiñe los dientes y la mucosa oral.
           
colutorios complemento cepillado dental
  • Povidona iodada: es bactericida y fungicida. Se utiliza fundamentalmente para evitar la progresión de la gingivitis, así como para periodontitis resistentes a otros tratamientos.
      
  • Aceites esenciales: son eficaces en la eliminación de placa bacteriana y la disminución de la gingivitis. Suelen ser amargos, aunque en la actualidad se comercializan con distintos sabores. También contienen alcohol y producen una sensación inicial de quemazón.
      
  • Fenoles: son del mismo grupo de los aceites esenciales. Tienen una acción antiplaca y antiinflamatoria. Se añaden otros componentes para reforzar el efecto de agente activo más importante, el triclosán.
      
  • Productos naturales: sus componentes esenciales son extractos de plantas (aloe vera, sanguinaria, propolis, etc.). Se atribuyen a sí mismos propiedades antimicrobianas, si bien esta afirmación no suele estar respaldada por estudios científicos reglados.
      
  • Fluoruros: su contenido de flúor les confiere una especificidad en la prevención de la caries, si bien su efecto antiplaca es significativamente inferior al de otros colutorios.
      
  • Sales metálicas: se necesitan altas concentraciones de estas sales (como el fluoruro de estaño) para que actúen eficazmente en la inhibición de la placa bacteriana. Hay que advertir que, además de su mal sabor, pueden suponer una cierta toxicidad.
      
  • Agentes blanqueadores: se utilizan para reforzar y mantener el efecto de un tratamiento blanqueamiento dental profesional.
      

Como puede comprobarse, la elección de un colutorio para complementar al cepillado en la higiene oral no es sencilla, especialmente si no se tienen los conocimientos adecuados. Y en muchas ocasiones no vale cualquiera. Es por ello que se debe consultar al odontólogo sobre cuál es el más adecuado en cada caso.  

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados