¿Cómo se usa la cera para brackets?

Los tratamientos de ortodoncia son el único método eficaz para corregir apiñamientos dentales y los distintos tipos de problemas de oclusión y mordida. Y aunque sus beneficios para la salud y la estética de la sonrisa son innegables, los aparatos de ortodoncia, especialmente aquellos que utilizan brackets, causan a muchos pacientes problemas de adaptación al comienzo de su tratamiento.

Por ejemplo, los brackets metálicos convencionales tienen pequeñas superficies puntiagudas, ya sean los propios brackets en sí o en las puntas del arco metálico que los une y atraviesa, que suelen causar pequeñas llagas y heridas en la lengua y, especialmente, la cara interna de los labios y los carrillos de los pacientes.

Aunque las mucosas de estos tejidos acaben adaptándose a los elementos extraños, lo cierto es que los primeros días del tratamiento con ortodoncia pueden llegar a ser muy molestos para el paciente. Para mitigar estas molestias, existen en el mercado diferentes productos de cera para brackets, que protegen los tejidos bucales del paciente y minimizan los efectos del rozamiento metálico.

Cuándo se usa la cera para brackets

El paciente sentirá molestias sobre todo en los primeros días después de colocarse el aparato. Por ello, se recomienda usar la cera para brackets justo después de la colocación de la ortodoncia, y de forma regular durante los primeros días.

cera brackets, cera para brackets

Lo ideal es también usarla en los días posteriores a las revisiones de ajuste, donde los cambios de posición puede hacer que zonas de mucosa queden expuestas a nuevas partes puntiagudas. Por supuesto, también cuando se produce la rotura de algún elemento del aparato de ortodoncia, que roce áreas sensibles de la boca del paciente.

De cualquier modo, la cera es casi obligatoria cuando las llagas ya se han producido, porque de lo contrario el continuo roce del metal puede hacer que la herida no cicatrice y acabe evolucionando en una infección bucal.

Cómo se usa la cera para brackets

Las ceras para ortodoncia con brackets son baratas, tienen un sabor agradable y son fáciles de manipular. Además, tienen una buena adhesión a las superficies metálicas, por lo que no es necesario aplicarla constantemente sobre la superficie de los dientes.

Gracias a sus propiedades físicas, la cera forma una fina película protectora que evita que los elementos de los aparatos con brackets continúen rozando a la mucosa de la boca. El paciente solo debe aplicar una pequeña cantidad del producto en las zonas de su aparato que más molestias le estén causando.

Después de limpiar y secar la superficie del bracket (los restos de comida pueden hacer que el producto no se adhiera al bracket) el paciente solo debe formar pequeñas bolas de cera con sus dedos e ir colocándolas una en el centro de cada bracket.

La cera para brackets debe retirarse antes de comer o de consumir bebidas calientes (como té, café) porque con el calor este material se funde y los alimentos pueden pegarse a la cera.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados