La importancia de la calidad de los materiales de tu dentista

En los tratamientos dentales, los materiales que use tu odontólogo son casi tan importantes como su destreza y conocimientos profesionales. La calidad de los materiales y el instrumental que use no solo afecta a su forma de trabajar y el tiempo que emplee, sino, sobre todo, al resultado final en tu boca.

Aunque sean más caros, exige que tu dentista trabaje con materiales de proveedores certificados y que hayan pasado procesos de control de calidad. En general y salvo excepciones, desconfía del material e instrumental importado de países dudosos, porque muchas veces no cumplen estos requisitos.

Unos materiales buenos permiten trabajos mucho más precisos, hacen menos frecuentes las complicaciones y permiten resultados mucho más estéticos y duraderos que los que se efectúan con material e instrumental pobre.

La calidad del instrumental dental

calidad materiales dentista

   
Igual que un fotógrafo profesional puede ser solvente con una cámara muy barata, pero no dará lo mejor de sí mismo si no tiene un equipo bueno, es crucial que un dentista tenga siempre en la mano instrumental rotatorio de buena calidad.

Sin él, ni va a poder trabajar con comodidad ni ofrecerá las mismas garantías de seguridad. Unas fresas defectuosas, por habilidoso que sea el dentista, hace que los accidentes en la boca de sus pacientes sean más frecuentes.

También es muy importante que el material que no va conectado a la corriente eléctrica (la espátula, los instrumentos plásticos, las cucharillas…) sean buenos, que evite en la medida de la posible la corrosión o que se partan.

Buenos materiales para empastes

El composite es el material más utilizado para realizar empastes. Se trata de una resina sintética del color natural del diente. Permite trabajar con limpieza y seguridad y es fácil de moldear. Esto permite que se logren acabados mucho más funcionales y estéticos.

Cuando se realiza un empaste con un composite o adhesivo de mala calidad, su adherencia es al diente es peor y el empaste se puede caer, comprometiendo la restauración de la pieza a largo plazo. Si la técnica del dentista es buena y trabaja con un composite de calidad, es muy raro que el empaste se desprenda de la pieza.

Ortodoncia más segura

La calidad de los materiales de brackets y arcos influye directamente en la duración de un tratamiento de ortodoncia. Un aparato de acero de buena calidad disminuye la fricción causada en el desplazamiento de los dientes, lo que hace que el tratamiento duela menos.

Unos brackets de buena calidad también apenas desgastan tu esmalte, y con ellos evitas otras posibles complicaciones de las ortodoncias de baja calidad, como las microfracturas, la acumulación de placa en torno al aparato e incluso las caries.

Titanio para los mejores implantes

Aunque también se está empezando a usar otros metales, los implantes de titanio biocompatibles son con mucho los más comunes en la práctica dental. En los últimos años se están usando también los implantes de zirconio, un material cerámico con algunas de las propiedades del titanio, que no causa reacciones en las personas con alergia a los metales. 

Una mala calidad en el titanio para los implantes dentales hace que sean más difícil la integración en el hueso, las fracturas en la mandíbula o las infecciones en los tejidos que rodean al implante: las llamadas periimplantitis, que pueden provocar, incluso, el rechazo del implante.

La diferencia entre prótesis

Las prótesis sobre implantes se realizan con resina o porcelana. Aunque también influye mucho la técnica del protésico dental, existe una relación directa entre la calidad de los materiales y los resultados de estética y, sobre todo, durabilidad que se logran en una prótesis dental. Una corona de un material de gama baja aguanta mucho peor el paso del tiempo que otra de una resina o porcelana de garantías.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.