El bruxismo: causas y soluciones

Bruxismo es el término con el que se conoce el rechinar de dientes, ya sea durante el día o mientras se duerme. Se produce cuando se aprietan fuertemente los dientes superiores con los inferiores y además se mueven de atrás a adelante y viceversa, generalmente de forma inconsciente.

Aunque algunas personas no presentan síntomas, el bruxismo puede llegar a causar:   

  • Dolor mandibular, de oído y mandibular.
  • Problemas en la articulación temporomandibular.
  • Dolor de cabeza.
  • Ansiedad.
  • Tensión.
  • Sensibilidad dental al frío, el calor y los alimentos dulces.
  • Insomnio.
       

Las causas del bruxismo no se conocen suficientemente, aunque se considera que el factor desencadenante más importante es el estrés, aunque hay otros que pueden contribuir a su parición:

  • Alineación inadecuada de los dientes.
  • La alimentación.
  • La postura.
  • Los hábitos de sueño, etc.
        
Causas del bruxismo

Tradicionalmente se han utilizado unos protectores dentales o férulas para evitar el bruxismo durante el sueño y de este modo prevenir los daños que este trastorno puede ocasionar en los dientes y los problemas de la articulación temporomandibular. Sin embargo, las férulas no resuelven el problema y aunque desaparezca el dolor mientras se usan, éste vuelve a aparecer si se dejan de utilizar.

Precisamente, uno de los objetivos prioritarios del tratamiento es la eliminación del dolor, para lo que existen multitud de recursos:    

  • Ejercicios de relajación.
  • Aplicación de hielo o paños calientes en la zona donde se produce el dolor.
  • Evitar comer alimentos duros y dulces.
  • Beber mucho agua.
  • Masajear las zonas donde se produce el dolor.
  • Dormir bien.
       

Lo que sí es cierto es que el tratamiento del estrés y la ansiedad pueden reducir el bruxismo. Otra opción puede ser una ortodoncia sobre el patrón de mordida para ajustar o alinear adecuadamente los dientes. La cirugía en este caso está considerada como una solución de último recurso.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados