Problemas de erección y enfermedades neurológicas

El sistema nervioso es una parte integrante de la maquinaria responsable de conseguir y mantener erecciones. Los daños y las enfermedades pueden interrumpir la comunicación entre el cerebro y el pene. Habla con tu médico para informarte.

El sistema nervioso tiene dos subsistemas principales:

sistema nervioso

1. El sistema nervioso ‘autónomo’. Estos son los nervios involucrados en regular la temperatura del cuerpo, el pulso, tensión arterial, digestión etc., y lo hace de manera automática, sin necesidad de órdenes conscientes.

2. El sistema ‘somático’ es la red de nervios que van a nuestros músculos y que también reciben sensaciones como el tacto, oído, vista y olfato. Esta es la parte del sistema nervioso de la que tenemos control en gran medida; por ejemplo, podemos ordenar a un músculo que se mueva.

Una erección implica ambas partes del sistema nervioso. Por ejemplo, el sistema somático está implicado en el tacto y la sensibilidad durante las relaciones sexuales mientras que el sistema autónomo controla los reflejos que abren los vasos sanguíneos del pene. Por lo que cualquier enfermedad o daño que afecte al sistema nervioso puede llevar a una disfunción eréctil.
Daños en la médula espinal
Los efectos de los daños en la médula espinal, como la EM, pueden variar enormemente. Es más fácil que se produzca disfunción eréctil en los hombres que han sufrido daños en la parte inferior de la columna. Hasta el 75% de los hombres con daños en la médula espinal no son capaces de conseguir una erección adecuada para la penetración.
Esclerosis múltiple
La EM puede afectar a cualquier parte del sistema nervioso. Una de las consecuencias posibles para los hombres son los problemas de erección y tanto hombres como mujeres con EM también pueden tener dificultades para conseguir un orgasmo. Es difícil decir exactamente cuántos hombres con EM tienen también disfunción eréctil porque se han realizado relativamente pocos estudios en esta área.
Otras enfermedades neurológicas
La enfermedad de Parkinson, apoplejía, epilepsia y enfermedad de Alzheimer son ejemplos de otras enfermedades neurológicas que pueden provocar disfunción eréctil.
¿Cómo te puede afectar esto?
Cualquiera que tenga una enfermedad neurológica o haya sufrido daños en la médula espinal y considere que esta es la causa de sus problemas sexuales debería hablar con su médico. Además de comprobar los síntomas, tu médico puede comprobar también cualquier medicamento que estés tomando y que puede contribuir en el problema de erección.
¿Qué tratamientos hay disponibles?
La mayoría de los tratamientos disponibles para la disfunción eréctil puede tener alguna utilidad en el tratamiento de los hombres con enfermedades neurológicas, aunque el tratamiento más adecuado depende de las circunstancias particulares. Los comprimidos orales se consideran a menudo como tratamiento de primera línea, (diferentes opciones de tratamiento con distinta duración de acción y algún tratamiento diario) teniendo en cuenta otras opciones si estos medicamentos no funcionan.

Contenido proporcionado por Lilly


CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados