¿Es seguro comprar medicamentos por Internet?

La mayoría de los tratamientos para la disfunción eréctil, y en particular los medicamentos orales, son medicamentos que necesitan receta del médico. Por lo tanto, es ilegal y peligroso comprar estos medicamentos sin receta en Internet.

El 65% de los fármacos para la disfunción eréctil o problemas de erección que se compran por Internet son falsos (en un estudio realizado por autoridades sanitarias)1 Los medicamentos falsos para el tratamiento de los problemas de erección pueden ser dañinos para la salud.

Imágen sobre medicamentos

La mayoría de los fármacos falsos que se compran en Internet, según un análisis realizado por autoridades sanitarias, se calificaron como de alto riesgo para la salud. Los fármacos para la disfunción eréctil falsos incautados por las autoridades sanitarias, contenían en algunos casos, componentes tóxicos y/o no-médicos como pintura de carretera, cera para suelos, betún para los zapatos, polvos de talco y tiza.

Las muertes estimadas por fármacos falsos varían desde decenas de miles a más de 200.000 Y los fármacos para la disfunción eréctil son los medicamentos falsificados más incautados por las aduanas de la Unión Europea.

Los fármacos falsos pueden incluir tanto ingredientes tóxicos como ingredientes farmacéuticos activos, en algún grado. No puedes suponer que un fármaco para la disfunción eréctil comprado en Internet sea seguro sólo porque parece haber mejorado tus erecciones.

Los falsificadores son muy hábiles copiando el empaquetado y la apariencia de los fármacos auténticos. Incluso los fabricantes de fármacos para la disfunción eréctil a menudo no pueden confirmar si un producto comprado por Internet es auténtico o no hasta que realizan un análisis químico.

Puede que las páginas web que venden fármacos para la disfunción eréctil falsos parezcan auténticas, pero son un fraude. Por ejemplo, muchas pueden decir que tienen su sede en cierto país, ofrecen líneas telefónicas de servicio al consumidor y confirmación de envío u ofrecen otros servicios que también ofrecen las páginas web legítimas. Esa persona amable con la que habla por teléfono puede formar parte de un círculo de estafadores internacional.

En España, está prohibido vender por Internet medicamentos de prescripción. Por eso, el único lugar seguro para obtener estos fármacos son las oficinas de farmacia.

Internet es una red de acceso global, una persona desde un ordenador en España puede adquirir un fármaco en una página web legalmente ubicada en otro país donde sea legal, o en una página web que aparentemente es legal, pero que sin embargo, realmente no lo es.

Además, Internet puede dificultar la ubicación y localización del delincuente.

Tenga cuidado con páginas web que:
• Ofrecen fármacos para la disfunción eréctil a un precio significativamente más bajo que el precio de su farmacia local.

• No cite una dirección o información de contacto.

• Ofrezca productos “genéricos”, “tabletas blandas” o formas de “disolución rápida” de fármacos para la disfunción eréctil.

• Se dirige a tu página web enviándote un correo electrónico; los fabricantes de fármacos para la disfunción eréctil nunca te enviarán correos electrónicos a no ser que los hayas pedido.

Recuerda que en España, está prohibido vender medicamentos de receta a través de Internet.

1. Feldman HA, Goldstein I, Hatzichristou DG, y col.Impotence and its medical and psychosocial correlates: results of the Massachusetts Male Aging Study.J Urol 1994;151: 54-61.

Contenido proporcionado por Lilly



CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados