Cómo mejorar la calidad de vida de los mayores

¿Por qué no mejorar la calidad de vida de los mayores? Hay muchas posibilidades para hacerlo. Hoy en día la gente vive más años que nunca pero, aunque la longevidad es importante, lo que para muchas personas está por encima de todo es la calidad de vida. La salud física y emocional son fundamentales para disfrutar de estos años.
Cuidarse físicamente le beneficiará emocionalmente pero también cuidar de sus emociones reforzará su motivación y sus niveles de energía.

A continuación revisaremos los aspectos más alegres de ésta parte de la vida, así como los controles médicos y de salud más esenciales que tendrá que hacerse.

Consejos para mantenerse joven

Seis nuevas cosas para probar hoy

Nunca es demasiado tarde para empezar... a mimarse, reanudar el romance de su vida, viajar, empezar un hobby nuevo, apuntarse a cursos nuevos, aprender a tocar un instrumento o para ponerse en contacto con viejos amigos o conocidos.

Sólo porque los años vayan pasando no quiere decir que no tenga la misma pasión por nuevas experiencias. De hecho, mucha gente piensa que en la vejez es cuando tienen la primera oportunidad de vivir para ellos mismos y para sus necesidades.

Brindarse a uno mismo la oportunidad de una nueva ilusión o iniciar un nuevo hobby con el que realmente se disfrute es fantástico para su salud tanto emocional como física.

Por lo tanto, por qué no….

  • Hacer ahora mismo una reserva para unas vacaciones.
  • Apuntarse a una clínica de belleza (los hombres también...) y darse un masaje, hacerse la manicura, la pedicura o bien un masaje facial. O también podrá hacerlo usted mismo en casa con un grupo de amigos con ideas afines.
  • Empezar a trazar su genealogía. La red es un sitio fantástico para comenzar ya que en muchos sitios le construirán su árbol genealógico y buscarán a sus antepasados. Podría comenzar con www.genealogy.com.
  • Contactar a través de la red con sus amigos y familia. El correo electrónico es una magnífica forma de mantenerse en contacto, es rápido, personal y barato (el precio de una llamada local).
  • Buscarse un compañero con pelo o plumas. Los animales de compañía constituyen un estímulo y hacen compañía.
  • Organizar una reunión con amigos/familia o ir al club cada semana, sin falta. Un estudio reciente realizado por la Escuela de Salud Pública de Harvard en Boston, Massachusetts ha demostrado que los estilos de vida socialmente activos pueden ayudar a disminuir el deterioro mental en las personas de mayor edad, ¡una razón más que suficiente!

Modifique su dieta

En la última etapa de la vida, empezará a darse cuenta de que sus hábitos alimenticios han cambiado. Si está solo o si su familia se ha trasladado a otro lugar, por ejemplo, se encontrará poco motivado para prepararse comidas sanas. Por lo tanto, ¿por qué no habla con amigos y vecinos para establecer turnos semanales o hacer una serie de fiestas de gastronomía internacional? Así, podrán intercambiarse experiencias culinarias a la vez que disfrutan del acontecimiento.

Si la motivación para comer no es un problema y, de hecho, está disfrutando tanto de su cocina que está engordando, esto último es debido a que sus necesidades de energía disminuyen a medida que realiza menos actividades.

Juan, un granjero retirado de 64 años comentaba que siempre había llevado una vida física extremadamente activa. Tan pronto como dejé de trabajar, noté un aumento de peso. Comía la misma dieta que si estuviese trabajando 10 horas al día. Ahora, tengo cuidado con lo que como para evitar aumentar de peso. También intento mantenerme activo sacando a pasear al perro y desarrollando otras ocupaciones.

Es bueno comer

  • Abundante pescado azul como la caballa, el atún, el arenque, las anchoas o las sardinas, ya que éstos ayudan a reducir el riesgo de enfermedades coronarias y los huesos comestibles le ayudarán a protegerse contra la osteoporosis.

    El 80% de las personas afectadas por osteoporosis son mujeres, de hecho mueren muchas más mujeres como consecuencia de fracturas de cadera que de cáncer del cuello del útero o del útero y ovarios juntos.

  • Calcio para tener unos huesos y dientes sanos. Éste se encuentra en los productos lácteos desnatados, en las espinacas y en el pescado azul (cómase las espinas)
  • Intente comer cinco porciones de fruta y verduras al día. Una porción es aproximadamente la cantidad que cabe en una cuchara colmada o en un vaso de zumo.
  • Grasas monoinsaturadas mejor que grasas saturadas; mire las etiquetas de los envases dónde encontrará el tipo de grasa que llevan.
  • Utilice aceite de oliva en lugar de mantequilla, ya que es un antioxidante natural y una de las mayores fuentes de grasas monoinsaturadas, que se están relacionando con la prevención de diferentes tipos de enfermedades.

Varios estudios, incluyendo el del informe del Comité del Grupo Cardiovascular para la Revisión de los Aspectos Médicos de la Política Alimentaria (COMA), demuestran que si la ingesta de grasas es inferior al 30 por ciento de las calorías que ingiere, podrá reducir su nivel de colesterol sanguíneo en aproximadamente un 10 por ciento.

Esto disminuirá el riesgo de enfermedad cardiaca en un 20 por ciento. Lograr una reducción a este nivel significa:

Reducir la cantidad de alimentos fritos hasta un mínimo y en vez de freír, hacer a la plancha o a la parrilla.

Si le gustan los pasteles, las patatas fritas, la leche y la nata y las galletas, elija las variedades con baja cantidad de calorías o cero calorías.

Controle sus hábitos de consumo de alcohol y tabaco

Si hace poco que se acaba de jubilar o simplemente ahora pasa más tiempo en casa, es posible que le resulte tentador sentarse con un vaso de vino o de cerveza y pasar así las horas, con lo que aumenta rápidamente la cantidad de alcohol que puede consumir.

Los límites recomendados en la legislación son de 14 unidades semanales para la mujer y de 21 para el hombre. Una unidad es aproximadamente igual a un vaso de vino, media cerveza o una medida individual de una bebida alcohólica fuerte o licor.

En cuanto al tabaco, borre cualquier idea romántica que pudiera tener acerca de ser el típico abuelo con pantuflas y que fuma en pipa; fumar en pipa o fumar puros o cigarrillos es malo para su salud y nunca es demasiado tarde para dejarlo.

¡Haga ejercicio!

En un estudio llevado a cabo por el profesor Peter Fentem de la Universidad de Nottingham, Reino Unido, se ha visto que las personas de 60 años que siempre han hecho ejercicio pueden retener aproximadamente el 80 por ciento de la fuerza física y resistencia que tenían a la edad de 25.

Generalmente nunca suele ser tarde para empezar a hacer ejercicio, pero si hace mucho tiempo que no lo practica, sería prudente que visitase primero a su médico y que le comentase sus planes.

No se debe tomar parte de ningún deporte formal para mantenerse en forma, es suficiente con mantenerse activo. Teniendo en cuenta que los cartílagos pueden empezar a hacerse más finos a los 60, lo mejor son las actividades de poco impacto. Podría probar a:

  • Subir las escaleras en lugar de coger el ascensor, incluso si sólo es una parte de lo que tiene que subir.
  • Bajar del autobús una parada antes y caminar la distancia restante.
  • Caminar, especialmente si juega al golf (no haga trampas y no coja un coche), o si tiene un perro.
  • Nadar.
  • Bailes de salón.
  • Dedicarse a la jardinería (recuerde que debe cuidar su espalda y rodillas).
  • Yoga.
  • Tai Chi.

Además de realizar alguna actividad física, también es importante mantener la mente activa, ya sea en casa haciendo el crucigrama diario o jugando a las cartas en el club local. ¿Por qué no incluso jugando en la red con alguien de otro continente?

Ruth, una señora de 84 años y medio, muy activa, le atribuye todo su vigor juvenil al hecho de mantenerse optimista y ser muy activa, haciendo muchas cosas pero sin exagerar. Ruth dice que algunas mañanas se siente como si tuviera 16 años. Por lo tanto... todos podemos sentirnos así.

Impacto sobre los hábitos de sueño

Los hábitos de sueño suelen cambiar a medida que la persona envejece. La disminución de los niveles de actividad y echar cabezaditas durante el día hará que sea más difícil dormir toda la noche de un tirón o le despertará muy temprano por la mañana.

Esto sería estupendo si tuviese como hobby uno en el que se tuviese que levantar temprano, como la pesca, pero si esta situación le está provocando ansiedad, entonces intente seguir los consejos que le hemos dado acerca del ejercicio y la dieta y no eche más cabezaditas durante el día; todo ello le ayudará.

Continúe las revisiones médicas periódicas

No hay nada peor que no vigilar su propia salud, usted es el que mejor sabe cómo se siente cada día. Más que a un chequeo formal, debería someterse a revisiones periódicas que incluyan exploraciones básicas como mamografías y análisis de laboratorio para la próstata.

Como regla general:

  • Es prudente tomarse la presión arterial cada año y si la tiene alta, cada seis meses.
  • Las mujeres deberían seguir explorando y examinando sus mamas cada mes para detectar la existencia de bultos o cambios.
  • Los hombres deberían estar atentos a posibles síntomas de problemas con la próstata (por ejemplo, dificultad o esfuerzo al empezar a orinar o si se tienen que levantar frecuentemente por la noche). A los 70, el 40 por ciento de los hombres tienen síntomas de agrandamiento de la próstata y este porcentaje se duplica a los 80.
  • Vigile los lunares, los nuevos y los ya existentes. Cualquier cambio en la forma, tamaño o color o la aparición de picores deberá ser examinado por un médico.
  • Propóngase revisarse la vista todos los años. A medida que envejecemos, el cristalino del ojo se hace menos elástico, lo que significa que enfocar objetos cercanos se hace más difícil.

La visión nocturna también se deteriora y somos menos capaces de distinguir los colores. También existe la posibilidad de que aparezcan cataratas y glaucoma (el cual afecta a aproximadamente una de cada 20 personas con más de 65 años). Vaya al dentista una vez al año, ya que ahora habrá más riesgo de que aparezca gingivitis.


Adaptado por www.sanitas.es bajo supervisión de su Dirección Médica.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO

La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.

En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.

La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.

Contenidos relacionados