• Información
Volver
  • 10
  • estrella
  • estrella
  • estrella
  • estrella
  • estrella
  • Todo los secretos del Tai Chi
  • 1 Votos

Todo los secretos del Tai Chi

El tai chi es un arte marcial de meditación practicado por millones de personas en todo el mundo. En China, es común ver personas practicando, como rutina diaria, tai chi en un parque a horas tempranas, antes de ir a trabajar. Este tipo de terapia complementaria ha despertado recientemente mucho interés a raíz de las investigaciones que demuestran ciertos beneficios para la salud –particularmente en la mejora de la fuerza y el equilibrio. Lo mejor de todo es que cualquier persona puede practicar tai chi, ya que es un ejercicio de bajo impacto y aconsejable para el bienestar general de una persona de cualquier edad.

Tai chi: el misterio.
Tai chi para gente ocupada.
Tai chi, salud y longevidad.
Tai chi para todos.
Tai chi ¿adecuado para mí?
Pasos a seguir.

Tai chi: el misterio

Poco se sabe sobre los orígenes del tai chi. De acuerdo con la leyenda popular china, se ideó por primera vez por un monje llamado Chang San-Feng –de ahí su nombre “tai chi chang”. Se cree que los movimientos están basados en los animales, en los que se mueve el cuerpo despacio, con ligereza y elegancia a través de una serie de posturas. El énfasis se pone en la meditación. Esto quiere decir que debe dejar a un lado los pensamientos, ya que le distraen, relajándose y respirando profundamente. Cuando aprenda a seguir la rutina, será capaz de moverse y cambiar de una postura a otra de forma continuada.

Tai chi para gente ocupada

El tipo más popular de tai chi es el estilo Yang, con 108 posturas diferentes. Existen otros cuatro tipos diferentes, denominados Chen, Hao, Wu y Sun. Como las posturas no tienen un tiempo límite, puede practicar tai chi en sus ratos de ocio, tanto tiempo como desee, y en el lugar que crea adecuado.

Tai chi, salud y longevidad

De acuerdo con la medicina tradicional china, una energía conocida con el nombre de “qi” (pronunciado “chi”) corre a través de nuestro cuerpo. Si se encuentra estresado o con malestar, se cree que el fluir del “qi” se ha alterado. En el tai chi, los conceptos del Yin y el Yang (fuerzas opuestas) se utilizan para ayudar a restaurar el fluir del “qi” y mantener un equilibrio en la salud de nuestro organismo. Aunque estos conceptos no se reconocen en la medicina moderna, algunas investigaciones reconocen los beneficios físicos y psicológicos del tai chi. Por ejemplo, practicar sesiones regularmente mejora la salud física y mental en general y pueden ayudar a mejorar los síntomas de algunas enfermedades.

  • Osteoartritis. Si sufre esta dolencia, el tai chi le puede ayudar a aliviar el dolor y el agarrotamiento de las articulaciones, especialmente de las rodillas.
  • Artritis reumatoide. Aunque el tai chi no llega a reducir significativamente el dolor o la hinchazón de las articulaciones, mejora la flexibilidad, sobre todo en los tobillos.
  • Presión sanguínea alta. Las sesiones regulares de tai chi ayudan a reducir la presión sanguínea en unas semanas. Estudios recientes demuestran que puede llegar a reducir la presión sanguínea alta en personas que han tenido un ataque al corazón.

Los beneficios del tai chi a largo plazo no son bien conocidos por lo que se necesitará conocer con mayor precisión cómo afecta esta práctica al funcionamiento del organismo. Sin embargo, es una forma de ejercicio segura y saludable, que estimula la salud mental, pudiendo aportar bienestar y felicidad.

Tai chi para todos

Debido al bajo impacto del tai chi (esto quiere decir que es un ejercicio que no ejerce presión en los huesos y articulaciones) la mayoría de las personas pueden practicarlo. Esto son buenas noticias, especialmente si usted ya no es tan joven como para comenzar con una nueva actividad. Por ejemplo, un programa de tai chi le ayudará a mejorar la fuerza muscular, la flexibilidad, el equilibrio y el tiempo de reacción. Aportará más firmeza a sus pies, reduciendo el riesgo de caídas.

Tai chi ¿Es adecuado para mí?

Como con cualquier otro ejercicio, es conveniente consultar con su médico de cabecera antes de comenzar a practicarlo, especialmente si sufre una enfermedad. Si está embarazada, tiene una hernia, dolor de espalda u osteoporosis grave, su profesor de tai chi le recomendará modificar o evitar ciertas posturas. No lo olvide: podrá participar, siempre que sea cauto con las posturas que adopte y los movimientos que realice. Si comienza a mejorar su fuerza y flexibilidad poco a poco, empezará a tener mayor seguridad sobre sí mismo y a sentirse más capacitado.

Por lo tanto, si quiere realizar esta práctica de meditación, ¿por qué no empieza hoy mismo?

Pasos a seguir

  • Valore su salud. Si sufre una enfermedad, o no ha realizado ejercicio durante mucho tiempo, consulte con su médico de cabecera antes de comenzar a practicar tai chi.
  • Investigue. Averigüe si su profesor de tai chi está cualificado y tiene experiencia antes de comenzar un programa.
  • Reúnase. Es una buena idea formar al principio un grupo, especialmente si nunca ha practicado tai chi.
  • Diviértase. El tai chi lo practica millones de personas en todo el mundo cada día y por una buena razón –es relajante y agradable.

CONDICIONES DE USO DEL SERVICIO
La información facilitada por este medio no puede, en modo alguno, sustituir a un servicio de atención médica directa, así como tampoco debe utilizarse con el fin de establecer un diagnóstico, o elegir un tratamiento en casos particulares.
En este servicio no se hará ninguna recomendación, explícita o implícita, sobre fármacos, técnicas, productos, etc... que se citarán únicamente con finalidad informativa.
La utilización de este servicio se lleva a cabo bajo la exclusiva responsabilidad de los usuarios.
La información intercambiada en este servicio es confidencial, sin embargo su contenido podrá ser publicado omitiendo toda referencia a datos personales.

Volver
  • Valora este artículo

_Calcular Seguro Salud

Contratación telefónica
901 400 502

centros de bienestar

clínica Londres

Todo los secretos del Tai Chi

Opina